Opinion

-El sur -ahora y siempre- también es Chihuahua

.

GPS / Columna

miércoles, 01 septiembre 2021 | 05:00

-Daga y estocada de antiguos aplaudidores

-Marco alista su gabinete para hoy

-Confeti mezquino sobre plantas tratadoras

Está la ciudad de Chihuahua irreconocible, con puentes y obras de gran calado, que dan una imagen de modernidad que ya quisieran otras capitales de entidades federativas.

Porqué no, muy cerca de Puebla con su angelópolis o cualquier otro centro urbano. La inversión ha sido mayúscula en las últimas administraciones municipales.

Pero no sólo es imagen, sino algo más profundo, se llama calidad de vida en peatones y automovilistas, en reordenamiento de desarrollo urbano, crecimiento sustentable y mil maravillas.

Da gusto pasar por el Periférico de la Juventud y observar esos puentes iluminados. La Cantera es un referente indudable, encomiable y envidiable, con toda la infraestructura que hay alrededor, entre otras vialidades que con justeza se presumen.

Pero...para el sur poco. Son escasas las obras y desarrollos proyectados.

Muy pronto se olvidó aquel eslogan “el sur también es Chihuahua”, que acuñó un panista reconocido, que se peleó por cierto con Corral, y ahora está muy metido en el equipo de Maru Campos.

Hizo Manuel Narváez de ese lema su eje principal de campaña, tratando de reivindicar la zona sur de la ciudad de Chihuahua, que parece una zona ajena a esta capital.

El pavimento dañado, el desarrollo urbano afeado. Se ve y se siente un deterioro, que necesariamente tendría que ser retomado a la brevedad, antes de que se acentué la asimetría entre ambos extremos de la ciudad, partidos a la mitad por el Chuvíscar.

Es un te lo digo Manque para que lo escuches Bonilla. El reclamo está ahí soterrado y a flor de piel en los sureños citadinos. Muy bien las obras hacia la salida a Aldama pero hasta ahí llegan.

El Plan Urbano Municipal requiere atención en este aspecto, más con el área de oportunidad que representa una nueva administración, donde hay que aprovechar los bríos iniciales con bono político y chequera en espera de satisfacer estas y otras necesidades.

***

El telón del desastre financiero de la administración de Javier Corral fue develado hace mucho, con la falsa austeridad demostrada por el abuso en la nómina y se confirmó con los préstamos a corto plazo.

La reestructura sólo fue un negocio alterno para generar comisiones millonarias...y las obras de último momento, sin planeación y autorizaciones de suficiencia presupuestal balines, sólo fueron el último cerrojo.

Por doble tanda el golpanazo político, en ese contexto, propinado por Carlos Olson y Luis Aguilar. Uno llegó a ser administrador del Tribunal Superior de Justicia y subsecretario de gobierno, y el otro, Secretario de Desarrollo Social, palomeados personalmente por Corral.

La crítica del aumento en la deuda no podía venir de nadie más, que por antiguos corifeos del corralismo. Esos antiguos aplaudidores sacaron la daga y la usaron sin misericordia alguna.

Ahí estuvo el dolor mayor.

Las láminas de power point presentadas desnudan entonces la manipulación del defenestrado gobernador. Cuando menos hay crecimiento de deuda en once-doce mil millones de pesos.

Con el agravante de lo que ya habíamos dicho en este espacio meses atrás, le pegó Corral a las participaciones venideras, porque estaba desesperado, ahogándose en su irresponsabilidad y en la de su Secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez.

Aquello de que dejarían 19 mil millones de pesos era una mentira del tamaño del Estado de Chihuahua, queriéndose diferenciar de Duarte cuando son una réplica empeorada.

Vienen necesarias y dolorosas medidas, a las cuales Corral le sacó la vuelta hace cinco años, y se la pasó haciéndole al famoso ensarapado, gastándose lo que no tenía.

Es, como se dijo ayer, la realidad de las finanzas del Estado. Y en realidad se nos hace poco...el déficit presupuestado se doblará fácilmente y debajo de la alfombra de proveedores y contratistas a modo saldrán los enjuagues en lo oscurito. Cuestión de una semana nada más.

***

El alcalde electo Marco Bonilla tiene listo su gabinete y es muy probable que hoy al mediodía haga la presentación formal, según lo que trascendió ayer por la tarde entre los miembros de su equipo.

Como es obvio, la luz verde para hacer el anuncio oficial tiene que salir de las oficinas de la gobernadora electa, Maru Campos, pues el engranaje con ella es de reloj suizo.

Por eso es que anoche se definiría ya tarde si Bonilla Mendoza da a conocer a sus colaboradores primero o se espera a que Maru haga lo propio con el gabinete estatal, que también parece estar ya casi listo.

Fuera de especulaciones se habla de un equipo municipal debidamente equilibrado entre todas las verticales políticas que asumen el poder tanto en Gobierno del Estado como en el ayuntamiento de la capital.

O sea que habrá panistas de todas las corrientes, pero las posiciones clave serán para el equipo Maru-Marco; también priistas y, desde luego, los que repitan en sus puestos de la administración que cierra Manque Granados.

***

En el segundo período de su mandato intentó Maru Campos en el ayuntamiento sacar adelante un proyecto de gran talante con la renovación total de luminarias.

El proyecto contemplaba la colocación de lámparas de bajo consumo de energía, a tal grado de que se pagaría la nueva infraestructura y el costo de financiamiento, mediante el consumo actual.

Pero el proyecto fue bombardeado política y hábilmente, que era un derroche, que no se había consultado, que era un negociazo.

Vino la manipulación de la consulta plebiscitaria y la historia está ahí por todos conocida...pero del otro lado sí se hizo un negociazo, sí hubo derroche, todo con cero consulta.

Se renovaron las plantas tratadoras de aguas residuales, un proyecto igualito al de las luminarias, por cerca de mil millones de pesos a 10 años.

Están ahí las previsiones presupuestales de pagos anuales por el servicio y el pago del financiamiento. Ese negociazo fue inaugurado ayer por Corral con gesto rimbombante y mucho confeti.

La deuda está ahí para los chihuahuenses durante 10 años. La mezquindad a flor de piel.

***

Tendrá bastante color la siguiente legislatura con las determinaciones del Tribunal Electoral Federal de última hora, al dejar a Oscar Castrejón, Francisco Sánchez y Benjamín “Benjamón” Carrera.

Le dijo en palabras llanas al Tribunal Estatal, que el criterio seguido por Kata Espino en el IEE, acompañada de sus compañeros consejeros, era el correcto.

La composición al final es la misma en número de votos...lo que cambia es la polarización, y la negociación.

Los tres próximos legisladores, toda vez que la determinación es inatacable, van con la espada desenvainada, y con muy pocos ánimos de negociar.

Será Mario Vázquez, el de Santa Isabel, quien saque sus dotes de manejo campiranos para hacerlos entrar en razón, o cuando menos, poder caminar en la mínima y aceptable cordialidad.

A ver desde dónde le ayuda quien se avizoraba como su operador, Roberto “El Pony” Lara. Haría mancuerna con la parralense diputada, Gerogina Bujanda, quien también se ha ganado poco a poco la confianza de Maru para manejar asuntos delicados.

***

El domingo por la noche, un ciudadano que mora en la zona oriente de esta capital sufrió un accidente doméstico y fue trasladado de urgencia a la Cruz Roja Mexicana.

El incidente no pasó a mayores, aunque sí logró preocupar a éste y a sus familiares, pues fue un buen golpe en la cabeza.

En la benemérita institución el hombre fue atendido. Su emergencia quedó resuelta de manera práctica, puntos de sutura, medicamento y listo.

De regreso a casa, el ciudadano observó las instalaciones inconclusas, en obra negra, de lo que se espera sea la Cruz Roja, sector oriente. Manda algunas imágenes de muestra que pueden verse en versión digital.

Para tales instalaciones se destinarían 25 millones de pesos que el gobierno estatal debería haber entregado a la institución dedicada a salvar vidas, pero no lo hizo y el resultado es una obra sin terminar, abandonada.

La Cruz Roja es un ejemplo solamente de más de una docena de organismos y dependencias a las que nunca pagó el gobierno fallido de Javier Corral. No eran dádivas o aportaciones por generosidad, sino aportaciones públicas obligadas y debidamente reguladas.

El ciudadano que por poco y no la cuenta pensó para sí, que si la Cruz Roja se hubiera concluido en tiempo y forma, no hubiera estado en tanto riesgo, al poder ser atendido rápidamente en el sector donde vive.

Así afectan a la ciudadanía los actos de gobierno o sus omisiones.