Opinion

-Eleva Maru el nivel y pone fin a la discusión

.

GPS / Columna

miércoles, 15 julio 2020 | 05:00

-Un ventilador público para hospital privado

-Internet decente ni con 800 millones

-Edibray piensa y opera positivo

En lugar de poner el ejemplo y castigar los evidentes actos de corrupción cometidos en la administración estatal, Javier Corral profundiza su rencor y animadversión en contra del proyecto político de Maru Campos, con un pretexto ideal que guardó desde hace tres años para tronarlo en vísperas del calendario electoral.

Es la supuesta nómina secreta que no tiene nada qué ver con la detención de Duarte, como tampoco tienen que ver los procesos en carpetas aisladas que se han abierto.

No tiene desperdicio la conferencia de prensa vespertina, por lo incongruente de las mismas. Cerró las puertas de Palacio desde hace tiempo a la alcaldesa, cuando dice que no hay afectación institucional, la prueba es palpable en ello, con castigo no sólo en la coordinación, sino en el ejercicio del presupuesto.

Dice que no determinó los tiempos de la averiguación previa, y la tiene guardada con candado para sacarla cuando más le conviene, en lugar de haberla desahogado desde hace tiempo como era obligación hacerlo, violentando el debido proceso con descaro.

Eso sí, los contratos amañados en comunicación social de su régimen, los bonos o más bien dicho, los cañonazos de 100 mil pesos en salud, las adjudicaciones directas antes, durante y después del Covid, observaciones mil que han sido lavadas por la Auditoría Superior y por el Congreso, son conservadas en lo oscurito en impunidad y discrecionalidad total.

Hizo bien ayer Maru en anunciar el fin a la discusión y dejar que las autoridades competentes lleven a cabo su trabajo. Habla ello de su nivel político mientras Palacio de Gobierno se queda afónico gritándole ladrón a todo mundo tratando de convertir a su propio ladrón en candidato a la gubernatura.

***

El envío de un ventilador a la clínica particular donde es atendido el Secretario de Salud, Jesús Enrique Grajeda, despertó la caja de pandora de lo que está ocurriendo en el Hospital Central.

Ese ventilador no es otra cosa que una oportunidad perdida para una persona que carece de los recursos económicos para ser atendido en un costoso hospital privado, como está ocurriendo actualmente con el galeno.

Las dos decenas de ventiladores con que cuenta dicho nosocomio público, el centenario Central, están permanentemente ocupados. Para acceder a un ventilador libre hay que esperar a las tres defunciones diarias que en promedio reporta el hospital. Es tétrico el asunto.

Por eso llama la atención la disposición del aparato adquirido con recursos públicos, propiedad del gobierno del Estado y entregado a una clínica privada para atención de un alto funcionario. Quién sabe sí hasta peculado es.

Si la clínica no tenía disponibles, pudo haberlo rentado con costo al Estado, pero se optó por la libre de pedirlo prestado.

Mucha gente se preguntó, porqué no enviaron alguno de los 16 ventiladores donados al Hospital Central a principios de julio. El anuncio fue con bombo y platillo. Las imágenes fueron profusamente difundidas. Aparece en primer plano la comandanta Beltrán.

No se dijo, pero son aparatos estrictamente de traslado. No pueden ser utilizados más de cinco o seis horas en pacientes, que requieren distintos tipos de presión en la oxigenación. Por ejemplo, modo de presión positiva, positiva al final de la aspiración o inspiración, presión neutra, entre otros 10 ó 12 modos.

Son instrumentos de la marca Phillips, no invasivos, que a lo más tienen dos modos de ventilación y por lo mismo son portátiles. 

Funcionan muy bien en las ambulancias o, en determinado momento, por cuestiones humanitarias, en pacientes con deficiencia respiratoria aguda por la inexistencia de equipo. Esperemos que al menos hayan sido distribuidos para ser usados correctamente y no permanezcan en bodega.

***

Con cerca de 800 millones de pesos invertidos en política digital en los últimos tres años bien pudiera el gobierno estatal haber puesto internet decente en la mayoría de los municipios y pagar una gran parte del costo que significa la prestación del servicio por parte de algún proveedor como Telmex.

En algunas cabeceras municipales las personas deben arrimarse a las escuelas para limosnear un poco de señal wifi.

En lugar de ello se han constreñido a colocar repetidores con internet limitado, apenas para el whatts en las estaciones del Bowí en Chihuahua y algunas oficinas públicas. En esas condiciones bajar una miserable foto es un lujo.

Sólo este año están autorizados para el rubro 454 millones 880 mil 870 pesos. De ellos apenas están contemplados 11 millones y medio para sueldos, y el resto quien sabe. Servicios generales, prestación de servicios, bienes muebles, inmuebles e “intangibles” así con comillas.

Más de 400 millones han sido entregados a una empresa sin licitación pública. Le llaman Plan Hiperconvergente de Conectividad.

Si no hay internet es obvio que el dinero está yendo a parar en rubros que no conocemos. La historia negra es de espionajes, escuchas, pinchazos modernos a celulares, intercepción de redes sociales y suplantación de identidad, incluido el terrorífico geolocalizador para el seguimiento de personas.

El vox populi tiene presente el sistema Pegasus detectado en el Priato, a la distancia aún presente por la recurrencia perversa en el uso y abuso del poder público. Experiencia que no ha impedido dilapidar criminalmente recursos cuando hacen tanta falta para combatir el Covid en los hospitales y sus terribles consecuencias económicas.

***

Mientras los días, las semanas y los meses avanzan, la crisis económica en el sector empresarial se hace más aguda. Desde la Canaco, Edibray Gómez hace la apuesta de cierre de año con el optimismo de poder sacar al menos tres actividades que apoyen una reactivación.

Tiene en agenda, aunque sin fecha exacta definida, eventos como “El Mejor de mi Ciudad”, "Expo Venta Canaco 2020" y la "Cena del Comercio", para el periodo septiembre-diciembre.

Aún existe incertidumbre. Acatarán lo que las autoridades decidan. De hecho los trámites de permiso están en condición de espera, en tanto el semáforo avance positivamente. Desde la perspectiva de los empresarios es mejor tener lista la organización de sus actividades a mantenerse en suspenso, sin esperanza y sin proyectos.

Parte de ese optimismo es el programa "Jalemos Juntos" presentado en el Teatro de la Ciudad. Empresarios representativos presentes, cerrón tácito de filas con la alcaldesa.