Opinion

-Empieza mal y termina mal el encuentro

.

GPS Columna

miércoles, 09 noviembre 2022 | 05:00

-Que ahora sí va el Hospital Universitario

-Fierro hundido en el sillón

-Regresan exámenes presenciales en SNTE

-Otra vez los ojos sobre la inflación  

La sesión solemne convocada para recibir la intervención del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en apoyo a la reforma constitucional que extiende la participación de las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen organizado, termino mal, tal y como empezó.

Desde el principio riñó el alto funcionario federal, al sacar su cartera y manifestar que traía dos mil pesos y una tarjetita de Ricardo Monreal, como único apoyo para el estado, al llegar a Palacio, recién acababa de bajar del avión.

Desde ahí comenzó la visita con pie izquierdo. En el Congreso, sólo terminó por echarse a perder, no había condiciones de civilidad.

Conveniente que la gobernadora haya sostenido el encuentro privado en Palacio, para darle una salida política a la visita, y desmarcar la confrontación política de la institucionalidad.

Lo de Francisco Sánchez y Mario Vázquez, MC y PAN, natural hasta cierto punto, al tono de lenguaje subido.

Adán Augusto López arrancó muy bien la comparecencia, con tono conciliador, pero esos discursos lo sacaron de sus casillas, e hizo batidillo de Pancho Sánchez, principalmente. A Vázquez, le recordó a Felipe Calderón y Genaro García Luna.

Vinieron los gritos de uno y otro bando. Bien Adriana Terrazas, la presidenta morenista, al suspender la sesión. No tenía sentido continuarla en esas condiciones de enfrentamiento.

***

El alcalde Marco Bonilla respondió al sarcasmo del secretario de Gobernación, cuando dijo que solo traía dos mil pesos para Chihuahua.  

“No le alcanza ni para pichar la comida”, expresó Bonilla. No se quedó con las ganas el alcalde capitalino.

Lamentó que López Hernández ni siquiera haya dado muestra de su disposición para gestionar más apoyo para el estado. 

***

La gobernadora, Maru Campos, estuvo muy lejos de quedarse sola en el discurso, ayer cuando fue a darle espaldarazo al rector Luis Rivera, quien asume 37 días después de ser electo.

Lanzó el reto de ir por el Hospital Universitario, lo que significa algo así como 3 mil millones de pesos, bajita la mano, en equipamiento y construcción, más el gasto de operación anual, que también son bastantes millones.

Ahí mismo convidó el proyecto al alcalde Marco Bonilla, en una obra que sería emblemática por necesaria, para sustituir al centenario Hospital Central.

El anuncio arrancó aplausos de los asistentes al evento emotivo, con presencia de familia, exrectores, alumnos, docentes.

Cerró la toma de protesta del maestro Rivera un ciclo de confrontación con intereses algunos oscuros y otros muy claros, para romper la autonomía universitaria.

Delineó el rector las acciones en todas las áreas, la administración, la academia, el extensionismo, la investigación, con muy claro acento en el deporte.

Tanto el rector como la gobernadora y el hasta el lunes exrector interino, Heliodoro Araiza –integrante asesor en el gabinete de Maru- insistieron en recuperar la calidad perdida, tras el desastre dejado hace un año por el exrector, Luis Fierro, quien asistió el evento con todo el cinismo y desparpajo del mundo, al estilo de su padrino, Javier Corral Jurado.

***

Imposible no hacer mención más detallada de esa presencia incómoda del exrector.

Con cada frase crítica a su administración parecía hundirse cada vez más el descarado Fierro en el sillón del atestado paraninfo.

Se colocó el ocurrente a dos metros de donde pronunció su discurso la gobernadora, quien ni por un momento, ni por error, lo volteó a ver.

Fue la UACh de Fierro parte de esa persecución corralista contra Maru.

El exrector es causante de mucho del problema actual y heredado, incluso político en FCA, Ciencias Agrícolas, Bellas Artes, Zootecnia. Están ahí los millones adeudados por la administración estatal tanto a la UACh como a la UACJ, a los cuales se refirió la gobernadora y que poco a poco han sido pagados.

Son dineros que siguen causando dolor de cabeza. Ahí están los informes de la Auditoría Superior de la Federación correspondientes al 2021, con señalamiento directo a la UACh y a la Secretaria de Hacienda pasada, por ese jineteo de recursos que debieron ser depositados sin más en las cuentas productivas universitarias, pero que eran manipuladas por el Gobierno del Estado.

La presencia de Fierro terminó en figura miserable, opacada por la presencia de personalidades como el exgobernador Patricio Martínez, los exrectores Enrique Seañez, Raúl Arturo Chávez, Rodolfo Acosta, todos los directores, los alcaldes Marco Bonilla y Cruz Pérez Cuéllar, entre otros muchos.

***

El regreso de los exámenes de promoción horizontal de forma presencial representa una garantía para los docentes que buscan un ascenso en el escalafón, pues la modalidad virtual implementada desde 2020 con motivo de la pandemia, generó un verdadero desorden.

Si bien fue una medida forzosa debido a la crisis sanitaria, la realidad es que los exámenes a distancia demostraron tener muchas deficiencias por la falta de control para evitar que algunos hicieran trampa y obtener resultados favorables.

El sistema implementado para evitar que los maestros copiaran en las pruebas resultó contraproducente. En ocasiones, el hecho de que el postulante retirara la mirada de la cámara era motivo para que se le impidiera continuar por la sospecha de que pudiera estar viendo las respuestas.

Además, si el docente sufría de una falla en el internet o se presentaba un apagón, se echaba por tierra su aspiración de subir de nivel, pues el examen no podía volverse a abrir, obligándole a esperar un año más para poder presentarlo.

No sólo estos problemas técnicos afectaron a los maestros, sino el nivel cada vez más complejo de los exámenes, que se volvieron equiparables a los que aplican para médicos o abogados, también con la intención de evitar trampas.

Aun así, se detectaron varios casos en que algunos “vivos” sortearon los candados impuestos y literalmente recurrieron al acordeón para obtener altas calificaciones. Sin duda el anuncio del SNTE sobre el regreso de la modalidad presencial da un respiro al gremio.

***

Hoy estarán los ojos de todos sobre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que a primera hora presentará el reporte de inflación de octubre en México, indicador que parecía haberse contenido la primera quincena de ese mes, pero cuyas consecuencias todavía no acaban de verse.

La expectativa generalizada de los analistas es que habrá una segunda muestra del freno impuesto consumo, reflejado en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), con registro cercano al 8.45 por ciento, por debajo del pico histórico de hasta 8.70 por ciento registrado en meses previos.

Sin embargo, también está previsto que la inflación subyacente mantendrá la presión hacia un 8.50 por ciento, por lo que esta variable, que elimina la producción de alta volatilidad en el cálculo de precios, se habrá de colocar en su nivel más alto desde agosto del año 2000.  

El indicador subyacente, al restar de la ecuación los productos cuyos precios son volátiles, puede estimar con mayor precisión la tendencia inflacionaria; por ello es que, aunque haya cuentas alegres presumidas por el presidente Andrés Manuel en su mañanera, no es momento para considerar que el fenómeno inflacionario ha sido contenido.

A la información del Inegi de este día habrá que sumarle el siguiente anuncio de política monetaria del Banco de México, programado para mañana jueves. Serán dos días de mediciones y reacciones importantes que mantendrán bajo presión la economía de todos.

Muy previsible y cuidadoso, Banxico seguramente habrá de elevar la tasa de interés hasta llevarla al 10 por ciento, para ir en línea con la política monetaria restrictiva de Estados Unidos y del resto del mundo, con el fin de enfriar los motores económicos y el consumo, vía el encarecimiento del crédito.

La ortodoxia apunta a ésta como única forma de enfrentar la crisis inflacionaria, lo que, desde luego, no elimina las consecuencias indeseables, pero naturales en los ciclos económicos, como una próxima recesión hacia el primer trimestre del año que viene. En esa temporada será la prueba de fuego de las medidas adoptadas hoy.