Opinion

-En qué volar a Mazatlán, la principal inquietud

.

GPS / Columna
miércoles, 10 julio 2019 | 05:00

-Alerta de género ni para cuándo

-Una gacetilla muy larga con Pascal

-Hay escultura en el Tribunal de Justicia


Pase lo que pase el gobernador, Javier Corral, ya tiene programadas sus vacaciones para iniciar este fin de semana sin cargo de conciencia por los problemas que sufre el estado en todas las materias, principalmente obra pública, seguridad y finanzas.
Sabemos que partirá a su residencia de playa en Mazatlán, destino que no visita para efectos vacacionales desde diciembre del 2016 cuando se tomó unos días a meses de haber tomado protesta como gobernador. Lo hizo aquella ocasión en un avión de la flotilla del estado.

Esta vez desconocemos si repetirá la ocurrencia de usar algún avión o helicóptero de los oficiales para viajar, pero de lo que estamos seguros es que no le interesa disfrutar la carretera, las gorditas de asado más adelante de Durango ni el grandioso puente Baluarte al inicio de la bajada hacia el puerto sinaloense.

Entonces el trayecto deberá ser por vía aérea. No creemos que use TAR por aquello de la incomodidad con el equipaje y verse en la necesidad de andar saludando gente por aquí y por allá en las salas de espera, así que lo más sencillo será echar mano del “avioncito” de su subordinado jefe del gabinete, Ismael “El Chacho” Rodríguez.

Esas son decisiones importantes, no la caseta de Sacramento, no la inseguridad, no la trepidante historia de terror que sufre la Fiscalía General del Estado, no su calificación menor a tres entre los chihuahuenses...


***

El procedimiento de alerta de género solicitado por las comisiones nacional y estatal de los Derechos Humanos dormirá el sueño de los justos durante unos meses más.

La administración federal no ha significado un cambio sustancial en esta materia como en otras. Sigue las mismas pautas de comportamiento.

En la ruta, lo que sigue es la designación de las personas académicas y especialistas de Chihuahua que integran el grupo de trabajo.

Y si ya lo están, pues será en lo oscurito, porque no han sido publicitadas en la página del Instituto Nacional de las Mujeres o de la Comisión Nacional para Erradicar y Prevenir la Violencia contra las Mujeres.

Ese grupo de trabajo deberá constituirse y realizar un estudio de campo en Chihuahua para después sugerir acciones y medidas al gobierno estatal, quien tendrá seis meses para implementarlas y mostrar resultados.

Será hasta entonces, nos dicen, que habrá una alerta de género, de ser conveniente.

Pero ello resulta verdaderamente criminal, sin que las organizaciones defensoras de mujeres hayan levantado la voz o se inconformen.

Más aún cuando los números de violencia contra la mujer son terribles. No hay modificación en la pauta en el actual régimen de gobierno.

A nivel nacional, de acuerdo con el secretariado ejecutivo de seguridad pública, totalizan 369 feminicidios en 2019, con un promedio de 70 mensuales, sin que haya una disminución real.

En Chihuahua lo mismo. Van 22 de enero al último día de mayo, que es el último dato con que se cuenta. En mayo se presentaron 6 feminicidios, abril 5 y enero 6.

También debe llamar la atención a hacer algo la estadística en materia de violencia sexual. En Chihuahua se ha tenido información de mil 207 delitos de esta naturaleza, con una estadística al alza.

Son datos que deben llamar a una decisión inmediata que rompa con la inercia de violencia, con una alerta de género que no debe esperar meses, en un letargo criminal, sin que se adopten verdaderamente medidas públicas de protección y seguridad para las mujeres.


 ***

Largo y tendido -poco más de ocho minutos en cadena nacional, con lo que ello cuesta-, se echó el gobernador Corral una entrevista con Pascal Beltrán del Río, en Imagen Radio, que por supuesto presumió como siempre lo hace.

Una vez más el gobernador privilegia y se siente cómodo con los colegas del centro del país, buscando la resonancia nacional.

Toca un tema con el cual, hemos insistido en este espacio, el gobernador dice una cosa frente a los enviados de Andrés Manuel y otra, apenas le dan la espalda.

Fue su comunicación en red nacional una crítica a la estrategia de seguridad adoptada por el gobierno federal, particularmente la Guardia Nacional.

Pero más allá, nuevamente el gobernador rompe sus compromisos personales con los comunicadores locales.

De acuerdo con su cambio de humor toma decisiones, como decimos líneas arriba, es su propio comunicador. Quedó en el tintero la promesa de reuniones con medios los lunes y jueves.

Una promesa que debería ser elemental comparecencia ante la tribuna de la opinión pública, pero al final es puro discurso.

Eso solo existió en un momento dado, una inspiración divina, después de la visita presidencial, con envidia o tal vez por recomendación presidencial.

La entrevista, iniciada con un amable Kuira ba rarámuri, fue una adorable gacetilla.


 ***

Fue una construcción que duró semanas, para ser tan sencilla. Los blocks apenas colocados con cemento estuvieron llamando la atención en el acceso principal del Tribunal Superior de Justicia.
 Abogados y público en general se preguntaban de qué se trataba, pero la pregunta será respondida finalmente hasta mañana, precisamente en el día de los licenciados en derecho.
 Es una pequeña estatua la que fue colocada antier, con los brazos abiertos. Una justicia con los ojos vendados y las balanzas en sus brazos.
 Una inversión para conmemorar el aniversario de los abogados, aunque ellos -nos mandan decir- preferirían mayor estacionamiento, celeridad en los juicios, calidad en la atención en actuarias, y otras linduras tan necesarias para realizar el trabajo cotidiano, que les abran los cursos del Inforaj.
 Lo de la estatua es un lujo fifí, así nos lo hicieron saber al enviarnos la imagen que le mostramos en nuestra edición digital.


 ***
El que anotó gol en el Infonavit fue el activista tricolor Pedro Domínguez, de la Alianza de Apoyo a Causas Populares A.C.

El reclamo de Domínguez Alarcón –a favor de acreditados del organismo que tienen hasta treinta años pagándole sin que baje el monto del capital, los que han caído en mora y los que han tomado viviendas de forma pacífica- prácticamente ha sido retomado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en todos sus sentidos.
 Dichas causas fueron expuestas al jefe del Ejecutivo Federal por Domínguez. A su vez López Obrador envió al Consejo de Administración una serie de propuestas de acciones concretas.
 La respuesta del consejo del organismo federal, signado por el director general Carlos Martínez Velázquez y los integrantes del sector patronal, obrero y de gobierno, da cuenta de 5 decisiones notables para dotarle de nuevo al Infonavit de su extraviado sentido social.
 De estas decisiones, 2 corresponden a las causas por las que ha luchado el priista.
 Se trata del desistimiento de los llamados juicios masivos que pudieran derivar en desalojos, así como acabar con los litigios que se hacían fuera del lugar de residencia de los acreditados o derechohabientes, lo que les imposibilitaba defenderse de forma adecuada.
 La otra es el ofrecimiento de facilidades de pago para evitar que los trabajadores en problemas con el organismo, pierdan su patrimonio por cobros impagables.
 El exdiputado y activista popular con esto recibió respuesta favorable a sus gestiones, pero no bajará bandera porque aún quedan muchos pendientes que involucran a autoridades de todos los niveles.