Opinion

-Es de mentiritas la danza de miles de millones

.

GPS / Columna

jueves, 22 julio 2021 | 05:00

-Lucha y sus chingaderas y media

-Quieren transparencia por decreto

-Cónclave de chairos por la dirigencia morena

Esos 19 mil millones de pesos que jura y perjura Fuentes Vélez que tiene en el cajón deben ser mágicos como las habichuelas del cuento, porque ahora resulta que son la salvación de septiembre a diciembre para la nueva administración estatal.

Si existen, tendrán que estar impresos esos billetes en plástico, para poderlos estirar de manera que alcancen a cubrir los miles de millones que se deben a proveedores, y que son mantenidos como polvo bajo la alfombra, bajo el concepto de otros pasivos reborujados con las participaciones.

Está también el concepto de déficit autorizado por el Congreso desde el presupuesto mismo, que es de cinco mil millones, y que debió cubrirse con excedentes y remanentes de fideicomisos carreteros, multas o cualquier otro arrimadijo por derechos, dineros de los que tememos no hay ni un cinco más que lo que vaya cayendo.

Pero además, si se toma en cuenta que el presupuesto autorizado es de 74 mil millones y la mayor parte del recurso va a nómina y operación forzosa como por ejemplo insumos para la salud, medicamentos, etc., es decir casi están comprometidos al 100 por ciento, se requieren algo así como seis mil millones mensuales. No son 19 mil, son 24 mil millones.

Incluso un poco más, porque nada más en el mes de junio el egreso fue del orden de los nueve mil millones de pesos.

Precisamente, el dato más escalofriante es que en la última publicación del Estado de Resultados de la administración estatal se tienen en caja y bancos la cantidad de 2 mil 166 millones 357 mil 230 pesos y en fondos fijos mil 374 millones 202 mil 722 pesos...que sumados apenas dan 3.5 mil millones.

Es el movimiento de egresos e ingresos al 30 de junio, pero el de mayo está por las mismas, apenas llega a los 3.4 mil millones en caja, bancos y fondos fijos.

La pregunta entonces es de dónde pretende sacar el flamante secretario de Hacienda los 19 mil millones que afirmó ante los legisladores, si no tienen siquiera para pagarle adeudos a los organismos autónomos y a los poderes, a quienes les adeudan unos míseros cientos de millones.

Siguen haciendo malabares, pero el tiempo se agotó.

***

El martes, un par de horas antes de que el Hospital Central colapsara en la techumbre olvidada del tercer piso, Javier Corral sostenía el moño al Tuca Ferreti para que cortara el listón en el Parque Central.

Es graciosa la imagen de un comedido mandatario, extraviado en la superficialidad de la momentánea vanagloria.

Allá andaba en la frontera haciendo gala de inversiones que son manita de gato, con dinero que no tiene, remodelando instalaciones que abandonó durante todo su quinquenio, pero que al final decidió meterle unos millones para tratar de justificar su falta de obra.

No se acordó en esos momentos, ni antes, de que hacían falta, si no millones, sí unos cientos de miles de pesos cuando menos para reforzar estructura y láminas que protegían el vetusto edificio, único hospital estatal dependiente de Ichisal que presta servicio en la capital para atender población adulta.

Nunca estuvo en sus prioridades generar un proyecto de largo plazo, como sería un hospital que sustituyera al Central, es más ni siquiera regresarlo a la UACH en su parte clínica y de docencia.

Son las mismas paredes porfirianas, con algún agregado y nada más.

Por eso la crítica. Mientras él cargaba el moño el lunes pasado, aquí en esta capital caían montones de escombros, láminas y estructura, que dañaron vehículos y modestos puestos ambulantes.

Irresponsabilidad descomunal. No hubo heridos y muertos porque Dios es grande como luego se dice.

***

La propuesta de la diputada Ana Carmen Estrada en relación a la divulgación de versiones públicas de las sentencias del Poder Judicial del Estado, no es otra cosa que lo que ya se encuentra en estos momentos en la ley.

Sin embargo desafortunadamente es menos que letra muerta, pero no por existir una disposición institucional de incumplir la ley, sino porque hace falta mayor personal y recursos.

El tema es de presupuesto y capacidad logística para procesar las versiones públicas en el espacio designado del portal del Tribunal Superior de Justicia.

Así de que si la nueva reforma que será abordada en el periodo extraordinario que inicia hoy no está aparejada de suficientes recursos económicos, el asunto quedará donde mismo, sólo en buenas intenciones.

***

A la imagen posteada por Corral en su cuenta de face donde aparece con sus tres alegres compadres, Dizán Vázquez, “El Pato” Ávila y Camilo Daniel, solapadores de sus excesos, sólo le hacía falta el agregado de Lucha Castro acerca del “cuarteto de ases”.

“Dizán el conservador...inquisidor con la homosexualidad...Ávila un Jesuita irreverente...Camilo el profeta... me permite decirle chingadera y media contra la jerarquía sin despeinarse...”.

Son ellos los que aconsejaron a Javier Corral, el “hombre libre, honesto, congruente... nunca ha negociado su dignidad, ni se ha sometido a nadie...”.

Son estos sacerdotes junto con Lucha, los más cercanos al rebelde y caprichoso mandatario que concluye su mandato sin pena ni gloria... le ayudaron a construir el discurso izquierdista de opción preferencial por los pobres, que sólo quedó lamentablemente en eso, mero discurso aquel de atender a los que menos saben, menos tienen y menos pueden.

***

Hace unos días hubo una reunión de la chaviza chaira en el municipio de Rosales, planeada por el diputado Miguel Colunga y convocada por el representante de la Secretaría de Gobernación, Omar Holguín Franco.

En la foto que puede verse en versión digital aparece al centro el joven funcionario federal, rodeado de los no pocos leales que buscan conformar su bloque con miras a las elecciones internas de Morena, mediante las cuales se habrán de designar a los 90 nuevos consejeros estatales.

El objetivo del encuentro fue conformar y amarrar un equipo que se presente con fuerza a la pelea por el Consejo Estatal. Sin que se vea, pero que sí se note la mano de Colunga.

Esto a pesar de que aún no se define cuál será el método de elección para escoger al próximo dirigente estatal, aunque lo más seguro es que sería por la democrática y nada polémica encuesta; pero se especula que para agosto deberán estar ya elegidos los consejeros, al menos.

Holguín, quien es considerado posible aspirante a la dirigencia, tiene en contra preceptos internos morenistas que le impiden repetir en cargos partidistas, dado que ha sido consejero en dos ocasiones.

Por eso tiene la idea de, si no puede contender, buscar la forma de que no queden fuera de las decisiones electorales los jóvenes que también son fundadores de Morena en Chihuahua y quedaron excluidos cuando Juan Carlos Loera amarró la candidatura a gobernador. 

A partir de la llegada de Loera como abanderado, además de Holguín fueron relegados otros liderazgos activos como Osmand y Hugo González, que no lograron candidaturas, y Marcelino Gómez Brenes, subdelegado federal regional, perdió la presencia en el partido que tuvo allá en el 2018.

Así que ahora buscan vacunarse contra el loreísmo que conforman gente como Leticia Ortega Máynez, Benjamín “Benjamón” Carrera, Gustavo de la Rosa Hickerson, Ulises García, Pedro Torres, Lizeth Guzmán, Elena Rojo, Óscar Castrejón, entre otros, quienes van por todo el pastel morenista.

Se sabe que este bloque que se conoce al interior como “antiloerista”, lo encabeza el aún diputado local Colunga, quien a pesar de seguir la línea trazada por Loera cuando éste era superdelegado de Bienestar, lo único que logró en las elecciones pasadas fue ser suplente de diputado plurinominal, un bajón difícil de olvidar.

rev