Opinion

-Es vil truco la gasolina barata de US Fuel

.

GPS / Columna

lunes, 01 agosto 2022 | 05:00

-Viene lista negra de Profeco en útiles por caros y malos

-Acusan a mandos de la estatal de malos tratos

-Corral en la Deportiva...sin canchas de tenis

  

Si en un día normal son largas las filas en las gasolineras de autoservicio US Fuel, los fines de semana o días de quincena son insoportables. Además, los excesivos tiempos de espera provocan gran congestionamiento vehicular en los alrededores. 

Es simple el truco de las estaciones (ubicadas en el periférico De la Juventud, 20 de Noviembre, Heroico Colegio Militar y otras avenidas) que utilizan para atraer incautos y generar la percepción de una buena compra a cambio de sacrificar tiempo de vida en medio del calorón de estos días. 

Enganchan con el espejismo del precio de la gasolina regular, la equivalente a la Magna mexicana, entre los 20 y los 21 pesos, algo más barata que el normal combustible subsidiado que puede encontrarse en el resto de las gasolineras, incluso los de la misma empresa en otras ubicaciones.

Desde luego que el peso y centavos menos que el costo promedio jala la atención de todos en una ciudad con automovilistas empobrecidos por la inflación, los bajos salarios, las grandes distancias a recorrer y las condiciones climáticas extremas.

Desde luego, también, que el precio genera suspicacias. En los alrededores y entre los gasolineros especulan que detrás del negocio hay robo de combustible o al menos huachicol fiscal descarado. Pero son meras especulaciones, igual logra ese precio porque no paga despachadores ni sus prestaciones, gracias a su innovador self-service. 

Pero ese servicio sin empleados está por demás limitado. Una máquina de cobro funciona para dos bombas, lo que ocasiona largas y desesperantes filas que incluso han provocado conatos de pleito en algunas estaciones debido a que hay automovilistas que batallan para entender y usar el sistema. 

La empresa gasolinera, de forma irresponsable, aprovecha no tener empleados para reducir unos centavos el precio del combustible, pero ocasiona molestias a los vecinos de sus alrededores y los automovilistas atraídos por espejismo de ahorrar un peso y centavos por cada litro servido. 

La pobre infraestructura para un servicio que sin duda habrá de popularizarse -al grado de desaparecer seguramente los puestos de trabajo de los despachadores- por ahora nomás representa una trampa inadmisible ante la cual autoridades como Vialidad y la Procuraduría del Consumidor se hacen de la vista gorda.

 ***

Como dijo el profesor Martín Chaparro, si no hay denuncias es chirinola, y hasta en la noche no había oficialmente alguna, ni una sola, al menos de manera oficial, en relación con el acarreo, compra de votos y operación taco en las urnas.

Nadie sacó la cabeza para ponerle nombre a las acusaciones que pulularon en redes sociales y en imágenes captadas por los medios de comunicación.

Están ahí las fotos de los camiones urbanos en esta capital y en otras muchas ciudades, como Juárez, o Parral.

Tenemos también videos donde los simpatizantes de Morena pedían el pago de los 300 pesos ofrecidos en la mismita casilla.

Insistimos, de esto sólo hay lo que se manejó en redes sociales y medios de comunicación, pero en el papel, nada.

Por eso el Profe se mantuvo firme. Que denuncie quien se sienta afectado, por lo pronto a presumir una jornada con participación de miles, en los embudos en que se convirtieron las dos únicas casillas instaladas en esta ciudad, con espera de horas bajo el inclemente sol.

*** 

En el mes de agosto el reto de las familias es conciliar el bolsillo con los requerimientos de uniformes, cuotas escolares y útiles, tarea imposible porque estos últimos andan por las nubes.

Es verdadero reto, pues hay que hacer magia, sacar del sombrero plumas, lápices, cuadernos, etc., pues un mismo artículo puede valer cuatro veces más entre una tienda y otra. La inflación ya se empezó a notar.

Inclusive es común que en cuestión de marcas no exista una reciprocidad entre precio y calidad. No es el precio por donde hay que irse al comprar.

La Profeco está por sacar una especie de lista negra, después de un estudio directamente en las tiendas.

Por ejemplo, no recomienda adquirir la marca Office Depot, Norma y First Class pues muchos de sus productos son procedentes de China. Caros y muy malos.

Es lo que va en la revista del consumidor para agosto según hemos sabido, porque la misma dependencia lo ha divulgado.

Nos adelantamos por la importancia del asunto, para que las madres de familia, quienes son puntillosas en el cuidado de los pesos estén al pendiente, en el contexto de una carestía que suma 33 quincenas al alza, y que no habrá de cambiar en estas semanas previas al regreso a clases.

***

Un grupo de elementos de la policía estatal radicados en Cuauhtémoc acusó las actitudes que el “comandante Ornelas” ha asumido de tiempo atrás a la fecha.

Nos dicen que se jacta de estar protegido en los más altos niveles, y bajo esa aurora, no ha tenido empacho en denigrar y humillar con su trato a la tropa.

Enviaron los quejosos un escrito donde hacen esta denuncia, señalando que uno de sus padrinos es Aarón Quintana, quien tiene un rango superior dentro de la corporación.

Señalan que este último mando ha sido investigado por tener a su disposición vehículos con reporte de robo asegurados durante varios operativos.

Además, indican que, bajo el mando de este comandante, se ha dado la “ordeña” de gasolina de las unidades que tiene bajo su jurisdicción.

Los agentes a sus órdenes están amenazados para que no denuncien, cosa que sí creen, porque por cualquier situación los castigan o dejan sin descanso.

A esto se suman los turnos que obligatoriamente tienen que cumplir por 12 horas, durante seis días con tres días de descanso, para hacerlos reventar.

*** 

Una o muchas lágrimas, sino es que un torrente, debió soltar de sus ojos la soberbia de Javier Corral cuando paseaba ayer por la Ciudad Deportiva.

Hasta tortícolis en el cuello debió darle de puro ver sin poder ingresar a su antojo, como acostumbraba, a las canchas de tenis, hoy bajo el mando de su perseguida Teporaca Romero, la nueva jefa del lugar, a cuyo esposo y padre, Fernando Reyes y Raymundo Romero, envió a la cárcel por capricho y consigna.

Ahora que tiene todo el tiempo del mundo se le acabó la cancha gratis que tenía a su disposición personalísima, en perjuicio de los verdaderos tenistas de la Depor. Si la quiere tiene que hacer fila como todo mundo, y cargar con sus mascotas como todos, pues tampoco hay escoltas para eso.

Quizá por eso Teporaca no le ha metido mano a la Deportiva, ya sabía que regresaría quien la dejó en escombros (a la Deportiva) pues ni en sueños su tacañería le permite pagar admisión en algún club privado.