Opinion

-Facturó candidata a 608 pesos cada voto

.

GPS / Columna

lunes, 19 julio 2021 | 05:00

-Corral y Cinthia, dúo dinámico reprobado

-Escoltas por ley para no ver el rostro de Maru 

-Penales al rojo vivo en Convención Nacional

El escándalo que se vive dentro del Partido Verde Ecologista no es cualquier cosa, pues su candidata a gobernadora, Brenda Francisca Ríos Prieto, facturó hasta el aire que respiraba.

De ahí que fue la tercera abanderada que más gastó, pese a lo cual terminó en un lejano y decepcionante quinto lugar, detrás de Maru Campos, Juan Carlos Loera, Alfredo “El Caballo” Lozoya y Graciela Ortiz.

Los que revisan con lupa el gasto reportado ante el Instituto Nacional Electoral están sorprendidos por los números: fueron 12.5 millones de pesos para alcanzar la vergonzosa cantidad de 20 mil 500 votos en dos meses de campaña. Apenas el 1.5 por ciento de la votación estatal.

A Ríos Prieto, de esta forma, le salió en 608 pesos cada voto de los que favorecieron su proyecto (si es que tenía algún proyecto), cifra que rompe por completo la lógica para quienes estudian la relación gasto-sufragios.

Ese exceso rebasa los 45 pesos por voto que resultan de la ponderación de la abanderada panista, Maru Campos, hoy gobernadora electa; y los 82 pesos que salen de la ecuación de resultados del morenista Loera.

También rebasa los 53 pesos en que resultó cada voto del aspirante de Movimiento Ciudadano y más de los 44 pesos de la priista. Ellos, que quedaron mejor posicionados que la verde, ejercieron presupuestos de ocho y cuatro millones de pesos cada uno, respectivamente.

De los demás ni al caso la comparación. Hicieron un papel igual de lamentable y deprimente que Ríos Prieto, con la justificación de que dispusieron de recursos mínimos para sus campañas. Ni al millón de pesos se acercaron.

Es lógico que a la autoridad fiscalizadora le surjan dudas, muchas dudas sobre el destino del dinero ejercido por el Partido Verde; más lógico es que a los militantes les genere muchísima desconfianza tal exceso, porque vieron una campaña aterradoramente gris y sin resultados.

Ello ha derivado en un escándalo interno que ya llegó al INE y que amenaza con crecer conforme se profundice en las investigaciones.

***

Tras su encuentro con José Reyes Baeza en la residencia de este, el alcalde Marco Bonilla hará lo propio con el también exalcalde y también exgobernador, Patricio Martínez García.

La reunión será mañana en la conocida granja “El Amarillo”, de un empresario exbaecista, ubicada por el rumbo del aeropuerto.

Significa lo anterior que no serán pocos los asistentes. Habrá que ver quiénes son los invitados de Patricio; y particularmente, quiénes son los de Bonilla, futuros funcionarios municipales.

***

Con certeza podemos decir que le causó profundo dolor a Javier Corral la última entrega de Arias Consultores en cuanto a la calificación sotanera que le confiere.

Hirió el orgullo propio porque es un desmentido a la falaz campaña que pretende retratar una gestión exitosa que sólo en su mente existe.

Una de las peores calificaciones otorgadas corresponde a la percepción ciudadana en relación con los dos principales aspectos que actualmente presume como la joya de la corona, el combate a la corrupción y la obra pública.

De acuerdo con Arias, el 77 por ciento de los ciudadanos considera que el gobierno corralista se encuentra muy mal en prevenir y atacar los actos corruptos.

Que ironía. Ha malgastado la actual administración cientos de millones de pesos en fiscales, policías, peritos, así como en comunicación social, para vender los espejitos del ataque a la corrupción, y los ciudadanos no le creen nada.

Los asuntos de las personas comunes se estancan y no avanzan en los corrillos truculentos de la Fiscalía General, en las diversas unidades donde se agolpan sobre escritorios los cientos de expedientes mal integrados.

Precisamente, a la pregunta elaborada por Arias, ¿crees que tu gobernador dice la verdad o miente?  Ocho de cada diez personas encuestadas piensan que Corral miente.

La respuesta al porqué de esta creencia es muy simple. El tono engolado, la superficialidad de alguien que se la pasa hablando de sí mismo, o que se exhibe con sus raquetas y asadores cargados por sus guaruras, cobran factura a lo largo del tiempo. Ni se diga su afición por las alturas montado en aeronaves que prometió vender, todo con cargo a los contribuyentes.

En obra pública lo mismito. El 83 por ciento piensa que se han hecho mal las cosas en ese rubro, pese a las costosas campañas de marketing, inundando redes sociales y carteleras, con el famoso maratón de obras. 

La población no le cree ni un ápice, ni una pequeñísima porción de esa afirmación falseada, con obritas de relumbrón para taparle el ojo al macho y beneficiar a sus proveedores y contratistas amigos.

***

Y si el gobernador se encuentra en el último lugar en la calificación de sus pares a nivel nacional y es la vergüenza de los mandatarios panistas, su esposa, la presidenta del DIF estatal, Cinthia Aidé Chavira, no podía cantar mal las rancheras.

De acuerdo con la misma consultora, Arias, ocupa Cinthia Aidé un lugar también oprobioso. Está en el lugar veinte de las primeras damas a nivel nacional.

Delante de ella se encuentran Victoria Ruffo de Fayad, del Estado de Hidalgo, en primerísimo lugar; enseguida María Gómez de García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, Consuelo Huerta Cruz, de Baja California, Karina Castro de Domínguez de Querétaro y Gaby Rejón de Joaquín de Quintana Roo.

***

Muy lejos de pasar inadvertido en el fondo de la polémica por las escoltas para exgobernadores, el costo que el tema tendrá, del cual no hay ni una mínima idea, y la “penumbra” en la cual actualmente se encuentra este asunto.

Requieren seguridad los exjefes policíacos, exfiscales o exprocuradores, exsecretarios generales y exgobernadores, por lo menos de los últimos cinco sexenios, desde Fernando Baeza a la fecha.

Veremos por ejemplo a Oscar Aparicio, con escoltas y blindadas, con presupuesto a cargo del Estado. Inaudito.

Vehículos blindados de siete millones cada uno, escoltas las 24 horas, gasolina, salarios y armamento, gastos de viaje y viáticos. Son millones de pesos los que tendrán que erogarse, sólo por el capricho del gobernador Corral, que en este asunto como en otros asume una política de avestruz.

Se quiere meter en el mismo costal Corral con los exgobernadores, que ni vela tienen en el entierro, utilizándolos de manera pública como escudos, cuando el actual gobernador fue omiso en sus atenciones a ellos.

Ya lo había hecho antes y lo vuelve a hacer para sacar raja, es burdo el manejo mediático hoy como cuando los necesitó para su provecho personal, frente a los embates de presidencia.

Para ablandar envió a los diputados Villarreal y de la Rosa Hickerson a negociar en la Comisión de Seguridad con el argumento de que la gobernadora y sus funcionarios estarían de una vez por todas arreglando su seguridad para dentro de seis años, dejándola en ley para evitar la discrecionalidad al respecto.

Se corta las venas De la Rosa con el asunto de la penumbra...pero lo que no dijo es que fue el capricho de Corral el que dominó estas negociaciones personales los últimos cinco años. Ahí no se dijo absolutamente nada. Callaron como momias.

Ahora que cambia de mano “esa penumbra” le dan sudoraciones. Teme con justa razón el actual mandatario, porque ahora el mango del sartén cambiará de manos en unos días. Ya no lo tendrá él, sino ella. A eso le tiene pavor. 

No quiere formarse, hacer antesala y pedir...quiere el dispendio transgubernamental, con “sirvientes”, vehículos, viáticos otros cincos años de manera impúdica y sin siquiera estirar la mano.

***

Probablemente vinieron a Chihuahua los representantes de los Centros Estatales de Readaptación Social (Ceresos) para ver lo que no debe hacerse, en la Conferencia Nacional de Centros Penitenciarios.

Con poquísimos puntos a favor, los Ceresos estatales y el federal se encuentran en manos de los criminales, con cero posibilidades reales de readaptación para los internos, que viven en deficientes condiciones materiales y de higiene.

La calificación que le otorgó globalmente la CNDH al tema de las cárceles en la entidad es de 7.47...pero es engañosa. Juárez en foco rojo no llega al siete y Chihuahua tiene calificaciones mediocres.

El último informe es del 2020 y es contundente en relación a los graves riesgos y el nulo avance en este aspecto, más bien, franco retroceso.