Opinion

-Fiesta universitaria con rostros ensangrentados

.

GPS Columna

jueves, 24 noviembre 2022 | 05:00

-Un camión viejo como tantos, en muerte de mujer

-Puede reventar la maltera de Heineken 

-Van morenos sin unidad a la marcha de AMLO 

Un colaborador del Órgano Interno de Control del Municipio se lio a golpes con alguien más, en una fiesta de la Facultad de Derecho de la UACH.

Ahí están ellos, rostro y camisa ensangrentada, con feliz ocurrencia de presentarse así en imagen fotográfica que circuló profusamente.

Poco le duro el gusto haciéndole al club de la pelea, porque de inmediato le pidieron su renuncia al puesto que desempeñaba.

Tenemos foto tanto del resultado de la pelea como de la baja en la oficina municipal donde prestaba sus servicios.

La tolerancia fue cero a la ocurrencia. Ayer mismo firmo su renuncia, adiós al sueldo de casi quince mil pesos mensuales.

***

También en Chihuahua hace aire con eso de los camiones urbanos yonques, no solamente en Juárez. Allá están muy pasados en términos generales pero aquí una gran cantidad no se queda atrás. Y el paralelismo queda completo con los también yonques que son rentados a la industria maquiladora.

Seguimos sin entender cómo empresas manufactureras que cuidan sus procesos de producción como elaboración de relojes suizos contratan unidades tan viejas como potencialmente peligrosas tanto para sus empleados como para la población en general.

Tenemos el caso que suena a escándalo del camión que el martes atropelló y dio muerte a una mujer entre la Calle Independencia y Niños Héroes. Se quedó sin frenos, atropelló y terminó incrustándose en lo que queda del exhotel Palacio del Sol.

Ese camión era rentado por la maquiladora Jabil. Es marca Internacional modelo 2005. Quiere decir que tiene 18 años, y por lo tanto no cumple el requisito ni de la anterior Ley de Transporte, de 15 años; ni de la actual, disminuida a 10.

La unidad es propiedad de María Guadalupe Castillo pero agremiada a Permisionarios Unidos del Transporte, de la CTM. Su tarjetón aparece vencido.

¿A poco los directivos de la maquiladora no iban a conocer las condiciones en las que circulaba esa unidad? Debe tener la respuesta relación con alguna transa bajo la mesa. No hay otra explicación.

Seguramente la nueva Subsecretaría de Transporte tomará la lupa para revisar con mayor detenimiento el estado de los camiones urbanos en esta ciudad; por ahora sus inspectores y directivos han dedicado mucho de su tiempo a Juárez por su tamaño e implicaciones pero ya vemos que a Chihuahua le urge también una sacudida completa. No son de fiar esos concesionarios que exigen nuevas tarifas y nunca modernizan la flotilla.

***

El conflicto de la francesa Malteurop con una veintena de productores de Meoqui podría ocasionar que reviente la maltera proveedora de la cervecera Heineken, una de las mayores empresas asentadas en la región centro-sur de la entidad. 

Hay en proceso un juicio de amparo ante presuntas violaciones de autoridades federales y estatales que entraron muy tarde a mediar en el problema, ayudándole a la empresa que habrá de impulsar el cultivo de unas 30 mil hectáreas de cebada en dicho municipio y sus alrededores. 

Como ya ha sido expuesto, Malteurop requiere de un tendido eléctrico que al parecer fue muy mal planeado, de tal forma que invadió terrenos particulares e incluso afectó el derecho de vía que por ley tiene la carretera federal Chihuahua-Delicias. 

Los gobiernos han actuado de forma parcial –al menos es lo que acusan los afectados- para favorecer la instalación del retrasado proyecto, el cual debería estar operando desde 2021, pero se pospuso hasta 2023 a causa de la pandemia. 

Esa supuesta parcialidad es la que podría ser llevada a juicio. 

Dentro de la maltera, por otra parte, han soltado versiones de que los productores tratan de chantajear a la empresa para sacarle ganancias a cambio de permitir el necesario tendido, pero la realidad es que las protestas duraron meses sin trascender a lo público y sin intervención temprana de las autoridades. 

A causa de esta desatención, el problema específico podría pasar a segundo plano, limitado a los tribunales federales que pueden tomarse años para resolver. 

Lo que sí podría crecer y requiere de atención urgente es el reclamo de que la producción de cebada y su procesamiento en la planta de Malteurop podría acabar con la codiciada agua de Meoqui y sus vecinos, tema que nomás de mencionarse levanta ámpula entre los campesinos. 

Aunque ahora el Gobierno federal parece desentendido del conflicto, después de provocar indirectamente que creciera, puede dar un manotazo sorpresivo de los que acostumbra. Justo por el problema del agua, Constellation Brands abortó en Mexicali en 2020. 

***  

Si llegan un millar de chihuahuenses a la marcha del presidente Andrés Manuel López Obrador de este domingo, habrán de hacerlo en dos facciones separadas, no unidas, debido a que ni para esa causa pudieron ponerse de acuerdo los grupos dominantes del partido guinda. 

Por un lado, la gente que mueve la Secretaría del Bienestar le está apostando a llevar más de 500 asistentes a la caminata presidencial con la que AMLO promoverá su reforma al Instituto Nacional Electoral (INE), para luego rendir su cuarto informe de labores en el zócalo de la Ciudad de México. 

La gente del superdelegado, Juan Carlos Loera, se ha encargado de pasar la charola con los funcionarios y legisladores morenistas afines, para que juntos paguen el viaje de los acarreados de bajo nivel; los que sí tienen billete se irán por su cuenta por aire, nada de que en los camiones con el resto. 

El otro operativo es el que llevan Omar Holguín y Hugo González, afines al alcalde juarense Cruz Pérez Cuéllar, quienes le apuestan también a saturar de juarenses la marcha por la reforma. Para sufragar la aventura parece que no han batallado mucho. 

De uno y otro bando lanzan versiones de que los otros hasta están pagando a los asistentes por asistir, lo que termina por manchar a ambos grupos con la sospecha de que su acarreo es menos legítimo que de costumbre.  

Para variar, en vez de hacer un frente unido en una causa política importante, los morenistas ya tienen en esta movilización una competencia a ver cuál de los dos bandos rinde mejores cuentas. 

***  

A pesar de la amplia agenda institucional en materia de combate a la corrupción, los órganos encargados de ejecutarla se han quedado no cortos, sino cortísimos. Tenemos, por ejemplo, que, desde septiembre de 2021 a noviembre del 2022, la Comisión Anticorrupción de Congreso del Estado que preside el diputado panista, Roberto Marcelino Carreón Huitrón, se ha reunido sólo en tres ocasiones. 

La legislatura inició el primero de septiembre de 2021 y la primera reunión de instalación fue realizada hasta el 21 de octubre; la segunda se dio el 27 de octubre de ese mismo año para aprobar el programa de trabajo de la Comisión y la tercera fue llevada a cabo casi 10 meses después, para formular una solicitud de informe sobre las 16 sentencias a exfuncionarios públicos.

Por si fuera poco, Carreón Huitrón es de los legisladores con menos participación en tribuna, incluso la semana pasada se subió a participar, provocando la sorpresa hasta de sus compañeros de bancada.

El rezago en materia de combate a la corrupción ya se había puesto de manifiesto con el retraso para elegir a el o la titular de la Fiscalía autónoma encargada de investigar estos casos. 

Apenas el sábado pasado fue publicada la convocatoria correspondiente para los interesados en ocupar el cargo, seis meses después de que la anterior fiscal, Gema Chávez Durán, presentara su renuncia. 

Como si no fuera suficiente, el Sistema Estatal Anticorrupción, creado en 2017 e integrado por un Comité de Participación Ciudadana, ha sido cuestionado en diversas ocasiones por sus vínculos con el exgobernador Javier Corral Jurado. 

René Moreno, que permanece como presidente de dicho Comité, surgió de la organización denominada Wiki política, ligada a personajes como Víctor Quintana Silveyra, exsecretario de Desarrollo Social con Javier Corral y ahora reintegrado a las filas de Morena.