Opinion

-Fue a llorarle a Corral el alcalde impostor

.

GPS / Columna

viernes, 08 octubre 2021 | 05:00

-Los dos caprichosos óleos de Don Luis

-Pueblo chico, infierno grande en seccionales

-Ocultamiento con suspicacia en vialidad

En pleno declive de su mandato, el alcalde impostor de Belisario Domínguez, Aarón Loya, fue a llorarle a Javier Corral para que interviniera ante el Tribunal Estatal Electoral (TEE), luego de que el PRI había impugnado su candidatura para reelegirse con las siglas de Movimiento Ciudadano.

Hay imágenes de ese día, visibles en GPS versión digital, de principios de mayo. Entonces Loya Jáquez era todavía presidente municipal, con licencia, pero sin soltar el escaso presupuesto de su pueblo, y Corral Jurado gobernador.

A esas alturas del quinquenio fracasado, Corral nada podía hacer por impedir la resolución del TEE que le quitó la candidatura a Loya, decisión que fue ratificada por la justicia electoral federal.

Pero eso no impidió que el impostor pusiera a Felizardo Gallegos como candidato, con respaldo de Movimiento Ciudadano, el aliado del corralismo para la elección en este pueblo y en varias comunidades del estado. 

Luego el partido naranja actuó al estilo del PRI de los viejos tiempos: “enfermó” al ganador de la contienda y designó un suplente de entre los regidores, Javier Rodríguez, el nuevo pelele del impostor.

En el ínter, el que ejerció como primera autoridad de Belisario Domínguez, por encima de todo orden constitucional, fue Loya Jáquez, quien, ya insostenible como alcalde por no haber ganado en las urnas, terminó siendo Secretario del Ayuntamiento, jefe de gabinete y lo que se acumule.

Lo que sea por no dejar el hueso, el poder, la nómina y los negocios inherentes al cargo de alcalde de un municipio empobrecido, pero con funcionarios de sueldazos.

Ahora el municipio vive la simulación total, con un alcalde que no es tal porque todo lo ordena su secretario que vive como rémora del precario gasto municipal.

Es un peligro tremendo no para la gobernabilidad estatal, pero sí para el alcalde formal. Sobre todo si toma en cuenta que Loya enfrenta procesos de la Auditoría Superior del Estado y la Fiscalía Anticorrupción por los trinquetes de su periodo que terminó.

***

Hay mucho más trasfondo del que pensábamos con la pintura que mandó hacer el exgobernador Corral, usufructuando políticamente y a la vista de todos, el recuerdo de Don Luis H. Álvarez.

Resulta que no fue una sola pintura al óleo, sino dos. La primera que mandó a hacer con la entonces jovencita Morena Maltos, auspiciada por la también artista plástica y entonces Secretaria de Cultura, Águeda Lozano.

Es cierto que se le compró por casi sesenta mil pesos a Morena la primera pintura, aquella que fue develada con bombo y platillo, en evento petit comité en el despacho mismo del gobernador. La respectiva orden de compra quedó registrada con el número 31293.

Fue ordenada dicha pintura al calor de una primera exposición realizada por Morena en el mes de marzo del 2017. La jovencita recibió la oportunidad de montar una exposición para ella en la antigua sala de cultura de Palacio, donde era o es actualmente el foro de televisión, en la planta baja.

En ese recorrido se le ocurrió a Corral ordenar la pintura, que fue concluida en unos meses más por Morena y luego develada como ya hemos dicho, y pagada con retraso meses después.

Pero resulta que algo ocurrió o no gustó, porque el caprichoso mandatario pidió una nueva pintura, que, por cierto, hasta donde sabemos se quedó a deber.

Discriminó a la joven artista Morena Maltos, por una nueva pintura en la cual se presentaba a Don Luis más chavalón y menos enjuto.

En esta nueva ocasión se le pidió la pintura a un artista plástico de apellido Soto. Ambas imágenes con las pinturas en nuestra edición del día de hoy.

Una en traje oscuro, la que hizo Morena, y otra en gris claro, la que hizo Soto. Ambas imágenes tomadas en el despacho del gobernador.

***

Logró zafarse con éxito el Instituto Estatal Electoral de la organización de las elecciones en los comités seccionales y comisarías de policía, pero el que no podrá desentenderse de ellos es el Tribunal Estatal Electoral.

Deberá recibir las quejas que se presenten por los comicios ya que se trata de actos materialmente electorales, en su calidad de autoridad jurisdiccional responsable de atender los recursos.

Si pensaban los magistrados y señora magistrada esperar la llegada de diciembre ya sin sobresalto alguno, deberán estar atentos, aún y cuando no se trata de una carga excesiva, los asuntos habrán de llegar forzosamente aún en pequeño número, como ha ocurrido en el pasado inmediato.

El problema no es tanto en las secciones municipales de Chihuahua o Juárez, donde ya ha arrancado el trabajo de preparación para que se efectúe la jornada electoral a fines del mes como mandata el Código Municipal, sino en los municipios alejados que tienen esta obligación.

Está por ejemplo Batopilas, con las secciones municipales de Cerro Colorado, Polanco o Yoquivo; Chínipas, con Milpillas y Palmarejo, o Guerrero, que es el que tiene la mayor cantidad de secciones, como Pachera o Jesús Lugo. Todos ellos deben cumplir con estándares mínimos de equidad en la contienda.

Algunas de estas secciones municipales son auténticas elecciones tipo ayuntamiento…como es el caso de Anáhuac, Pascual Orozco o Cuchillo Parado. Los ánimos se caldean, hay intervención descarada de actores vinculados a los partidos políticos y los asuntos terminan irremediablemente judicializados. Pueblo chico, infierno grande.

***

Muy explicable que se oculte un accidente vial con funestas consecuencias únicamente por los chanchullos que han existido siempre y al parecer prevalecen hoy en día en la dirección de Vialidad y Tránsito.

Es un grito en el desierto el manejo desaseado de oficiales y comandantes al momento de atender accidentes, arreglados con aseguradoras y con quien sea necesario.

Es el caso del piloto Guillermo Fontes García, de quien en un principio se dijo que había muerto en un accidente aéreo y que después se conoció que fue en un accidente vial cuando conducía una moto deportiva sobre Cantera.

Fue aparatoso según se ha venido develando el lamentable accidente donde falleció el conocido piloto aviador, quien tenía en su historial haber movido personajes incluso de la política. 

Iba y venía también con motivo de su trabajo a la sierra entre Chihuahua, Sonora y Sinaloa, el famoso triángulo dorado.

Entendemos como lógico dado ese contexto con tufo de corrupción el ocultamiento del accidente, lo cual se presta para todo tipo de suspicacias y sospechas innecesarias.

Deberán los nuevos jefes ponerse las pilas y estar encima del delicado tema para lograr un control real y no ficticio en materia de vialidad y tránsito, para evitar malos entendidos acerca de jugosos enjuagues a otro nivel.

Primer asunto delicado para el nuevo jefe vial, César Komaba Quezada.

***

Son miles de personas las que instalaron celdas solares para suministrar a sus casas energía eléctrica, quienes podrían verse afectadas con la reforma eléctrica recién presentada en el Senado.

Tendrá que explicarse el apartado de la propuesta de ley donde se cancelan todos los contratos de suministro de energía a la red general de la CFE.

En particular porque no hace distinción el proyecto entre grandes y pequeños productores de electricidad, lo cual tiene con el Jesús en la boca a quienes invirtieron bajita la mano cien mil pesos o más para la adecuación de la instalación eléctrica solar en casa o en el pequeño negocio.

Muy lejos de la realidad pensar que sólo tendrán afectación quienes venden a la Comisión Federal grandes cantidades de kilowatts, sin que por ello sea justificado.

Esa es probablemente una de las principales objeciones a la propuesta de reforma en materia de energía eléctrica, por la repercusión social millonaria que en conjunto es enorme y que representa un golpe a la economía de las familias, apenas tratando de recuperarse de los estragos provocados por la pandemia.