Opinion

-Hacen transa hasta con los muertos

.

GPS / Columna

martes, 23 febrero 2021 | 05:00

-Se cree Ministerio Público

-Hasta RT fue Jesús Velázquez

-La trampa es un recubrimiento de carburo

 

 Desde hace meses han llegado a varios hogares requerimientos supuestamente oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social, para que gente de escasos recursos regrese el dinero de la pensión correspondiente a algún familiar muerto.

Tenemos en la versión digital de GPS la muestra de uno de esos oficios. Es el primer citatorio de varios que desde diciembre a la fecha han llegado al hogar de una persona que falleció el año pasado.

Con el nombre del subdelegado del IMSS en Chihuahua, Francisco Iván Camacho Haros, y la firma por ausencia de una tal Paloma Cruz, se le pide a una familia presentarse en la delegación del organismo con más de cinco mil pesos y la cancelación de la cuenta bancaria de su familiar fallecida.

En suma les exigen que en un plazo de siete días, que obviamente no han cumplido los afectados, regresen lo que una persona ahora muerta cobró por concepto de pensión durante el mes de noviembre del año pasado.

A la familia ni siquiera le queda claro si en efecto hubo o no cobro de pensión, sencillamente porque ese era un derecho personal, no familiar, producto de sus años de trabajo.

Si hubo alguna irregularidad en el cobro, como podría ser un retiro de su dinero cuando la persona ya estaba muerta, corresponde al IMSS aclararlo, no a una familia que todavía carga con el duelo y sin el menor tacto se le quieren dar más problemas.

Desde luego que huele más a transa que a otra cosa, dado que en el organismo saben y registran tanto al muerto como sus percepciones, desde que comienza su vida productiva hasta que fallece.

 ***

 Es la Fiscalía General del Estado una dependencia del Ejecutivo estatal, y por tanto, supeditada a las instrucciones del gobernador en turno. 

No deja lugar a dudas ni la Constitución, ni la Ley Orgánica del Ejecutivo ni la propia de la Fiscalía.

Javier Corral ha hecho chilar y huerto con esa facultad jerárquica, pese a que por pudor político y ética de la función pública, pudo respetar materialmente una autonomía técnica en la persecución de los delitos.

Es decir, no entrometerse ni dictar línea en los procedimientos penales.

 Contrario a ello, se montó caprichosamente sobre cada agente del MP, incluso por encima del Fiscal, para hacer su santa voluntad, con sentido estrictamente político.

Es sintomático que a estas alturas sea el Fiscal quien traiga a colación la inexistente autonomía constitucional, en momentos en que alcanza niveles de escándalo la intervención del gobernador en asuntos que ni entiende, pero en los cuales tiene un interés.

Si el caso Miroslava y su presencia en la casa de seguridad de los sicarios, donde se encontró la computadora con audios que involucran a funcionarios estatales, ya era para denunciar una intervención francamente ilegal, por contaminación en escena del crimen, lo que hace en el caso contra Maru Campos no es menos grave y delicado.

Es un abuso de poder que se haya constituido en vocero, ministerio público, agente ministerial, perito, y un largo etcétera. 

Para colmo, jamás de los jamases pisó siquiera un juzgado como litigante. Ni siquiera sacó copias como pasante en un juzgado. 

*** 

Fue Jesús Velázquez un auténtico chalán bien pagado del Partido Revolucionario Institucional, y por tanto, en reciprocidad, beneficiario con creces de su pertenencia al partidazo.

En todo momento fue un convencido de las bondades del priísmo, defensor a ultranza, primer soldado en la línea de batalla.

Su estancia en el PRI fue todo menos que casualidad ni accidente.

 Fue coordinador de campaña en varias ocasiones, incluso, fungió como RT en el gobierno de Duarte.

El temido RT, salvoconducto plenipotenciario, que significaba la operación de funcionarios en apoyo a las campañas. Representante Territorial del gobernador, era un personero del mismito titular del Ejecutivo.

Desde 1985 fue miembro activo de la Confederación Nacional Campesina, Presidente Seccional de San Julián, en Guadalupe y Calvo, donde ya ocupó la titularidad de la alcaldía, que hoy pretende, pero por otro partido, el PAN.

El currículum puede ser consultado en la página oficial del Congreso, donde aún tintinean las quincenas, con dieta y todo, gracias al partido que hoy da la espalda.

***

La alineación de los astros a la nueva empresa favorecida para la compra de STENTS en la Secretaría de Salud es posible gracias a un pequeño detalle, un recubrimiento de carburo de silisio amorfo y polímero biabsorbible.

Rasgo débilmente sustentado en literatura, que no lo distingue radicalmente de otros productos en el mercado y que, ohhh casualidad, una sola empresa maneja por convenio directo con el laboratorio productor.

Más allá del negociazo, hay desilusión de la proveeduría.

Resulta que es la primera vez en que se licitaría la adquisición de insumos y equipo en comodato para hemodinamia en Servicios de Salud, después de que a principios de la administración se adjudicó a la empresa SIMA.

Desde aquel entonces se le favoreció bajo la clara protección del secretario en turno. Nunca hubo necesidad de licitación, porque fue renovándose sin ninguna convocatoria. Se le dio vuelta cómoda y útilmente a la ley de adquisiciones.

Rendijas en la ley no faltaron para ello.

Por eso ahora, que la proveeduría pensaba en que se abriría de nuevo la oportunidad de concursar en igualdad de circunstancias, se generó gran expectativa... y proporcionalmente misma desilusión y coraje.

La denuncia, que consta en las páginas mismas de las actas levantadas con motivo de las juntas de aclaración, debería ser suficiente razón para una intervención de la Secretaría de la Función Pública Federal en función del origen del recurso.