Opinion

-Hay alerta por candidato desaparecido

.

GPS / Columna

miércoles, 28 abril 2021 | 05:00

-Hasta parece que Corral ya se va

-Acusa recibo Salinas Pliego

-La jauja de Maribel Hernández en Juárez

Más de una semana desaparecido, alejado de los reflectores y tal vez arrepentido del reto que se echó encima, así ha pasado los últimos días el candidato del PRI a la alcaldía de Chihuahua, Sergio Carrillo.

Desde su designación, es la segunda vez que él mismo se borra del mapa como si no tuviera que sostener desde el frente un proyecto importante. La primera fue durante la Semana Santa, cuando también se aisló del mundo, quién sabe si para reflexionar o tomar vacaciones.

Ciertamente la pelea se centra entre el panista Marco Bonilla y el morenista Marco Quezada, quienes han aprovechado el periodo de intercampaña con todas las restricciones que la ley les impone. Pero el que pudiera ser tercero en discordia optó por hacerse ojo de hormiga.

Mejor acompañan a sus candidatos a gobernador los candidatos de partidos más pequeños que el PRI. Andan más activos en el Verde, Fuerza por México, Encuentro Solidario y otros aspirantes a diputados locales y a regidores, que Carrillo y su planilla, prácticamente desconocida.

Entre los priistas aseguran que el candidato se encuentra refugiado en la estructura que le han creado un grupo de evangélicos que arropan su proyecto. Pero que de ahí no sale ni busca nuevos alcances para penetrar el resto del electorado.

No es esa estructura evangélica para menospreciarse, dado que tiene décadas de servicio a la comunidad a través de casas-hogar para niños, refugios contra adicciones y otras acciones de apoyo social.

Pero tampoco es una base que le garantice al tricolor cuando menos su votación mínima histórica. De ahí que hay alerta por el candidato desaparecido, quien ya dejó pasar cuando menos dos semanas muy buenas de trabajo para posicionarse.

***

Sorprendidos quedaron analistas y politólogos al escuchar el sentido de las palabras del gobernador pronunciadas el lunes pasado en conferencia de prensa en Juárez. Imposible pasar por alto el detalle.

Faltan cinco meses para que se vaya, pero parece en su semblante que se va la semana que entra.

Son sus expresiones auténtica claudicación en todos los ámbitos, financiero, de seguridad y salud, incluso hasta por los adjetivos fuera de lugar por todos conocidos dirigidos a los Lebaron.

Lo que más llamó la atención es que colgó los tenis ante la violencia en la sierra y los desplazamientos forzados, provocados por la delincuencia organizada.

Con la mano en la cintura le dijo en contexto a todos los desplazados, cientos probablemente, que él no podía hacer nada. No hay mejor descripción de un estado fallido.

Es un mea culpa lo que subyace en el discurso corralista, un sálvese quien pueda, cuando acepta tácitamente que el Estado es incapaz de garantizar la seguridad de las familias para su retorno.

Muy lejos el tono de aquellos pronunciamientos envalentonados de principios de administración, por supuesto para el recuerdo las 72 horas otorgadas de manera graciosa, como en el viejo oeste, a un delincuente para que huyera, en lugar de asumir su responsabilidad fuera de toda perorata.

Es un Javier Corral el que puede ser observado en el video reproducido por redes sociales, casi de rodillas, suplicante a la federación por auxilio ante una administración quebrada, que da patadas de ahogamiento por sus erráticos manejos.

El capítulo de la deuda con su trabalenguas del registro contable, y los ajustes posteriores, con la danza de millones a proveedores que podrían quedar colgados de la brocha, incluidos contratistas de obra, está para cerrar el changarro y echarse a llorar.

Si eso no fuera suficiente...el cubrebocas pegado a la oreja, que ni él ni Manuel “Igor” del Castillo pudieron quitarse al primer intento, generando imágenes dignas de meme.

Ya no se diga el incidente de incorporar a “El Higadito” Eduardo Fernández al presídium, con la movedera de micrófonos, sólo para escuchar al errático Secretario de Salud anunciar que el naranja entra en vigor en Juárez el próximo lunes...cuando ese mismito día adquirió vigencia de acuerdo a su propio gancho publicado en el periódico oficial del Estado.

De Ripley. Coronó el no médico una memorable comparecencia gris ante medios de comunicación.

***

En la máxima audiencia de TV Azteca, acusó recibo Salinas Pliego de la clausura de sucursales de Banco Azteca y tiendas Elektra.

“Otro foco de tensión y enojo está en Chihuahua, el gobierno del estado ordenó un súper cierre bajo el pretexto del Covid, pero la medida resultó contraproducente, provocó aglomeraciones, dejó a la gente sin servicios esenciales y sin ingresos...”. Es Javier Alatorre en el noticiario nocturno, probablemente uno de los que tiene mayores audiencias en México.

Ya antes Ricardo Salinas había reaccionado el mismo domingo. Escribió “Otra vez el #Gobernador hace uso de su poder OMNIPOTENTE y decidió que las familias más necesitadas de Chihuahua NO PUEDEN hacer uso de su LIBERTAD para cobrar las remesas que envían desde USA sus familiares cada semana y cerró los únicos bancos abiertos ¿Cómo ven?”.

Y colgó una encuesta, en la cual el 64 por ciento de los casi tres mil participantes, consideraron inconstitucional la medida draconiana adoptada por Corral.

***

Es evidente que dentro de todo el desorden estatal existe en ocasiones hasta abierta y descaradamente el año de Hidalgo.

Es el área de gobernación estatal, la que se encarga del control de licores y funcionamiento de locales con ese giro, la de mayor jauja.

El mensajito siguiente se lo escribió un desesperado empresario de medio pelo al Secretario General de Gobierno, que por supuesto, hizo como que la virgen le habla.

La protagonista no es otra que la jefa de Gobernación en Juárez, que sigue siendo protegida a capa y espada.

“Señor, necesito una cita para hablar con usted, la jefa de Gobernación Maribel Hernández me tiene amenazado con cerrar mi negocio, me amenazó antes de la pandemia, me obligó a estar pagando un "supuesto permiso" al municipio de Juárez. El negocio no ha podido operar desde el inicio de la pandemia, en un año cuatro meses he tenido solo dos eventos (salón de fiestas privadas), y ahora no sé qué hacer, me traen todo confundido y presionado con los clientes. Necesito explicarle más detalladamente, yo visto humilde y mi negocio se encuentra en una colonía popular, por eso se aprovechan”.

Al respecto, como debe ser, Luis Fernando Mesta se hizo el desentendido, ante la solicitud suplicante, cero sensibilidad, manga ancha para el latrocinio y capricho oficial.

***

Es el tema de salud el que inmediatamente brinca en cuanto la candidata del PRI, Graciela Ortiz. Publica en redes sociales “Sin filtro desde la casa”.

Rumbea para ser Tik Tok el mencionado escaparate, convertido en refugio de quejas.

Pensiones Civiles, Ichisal y Servicios de Salud, en todos los aspectos, el retraso en las citas médicas, la ausencia de medicamentos y el maltrato general.

El tema no es ajeno a la aspirante, ya que ocupó en su momento la Secretaría de Fomento Social y fue directora de Pensiones Civiles del Estado.

Como nunca, la atención médica ha sido descuidada en perjuicio de miles de derechohabientes y sus familias, ninguneadas con el pretexto del Covid.