Opinion

-Humillado el más traidor de los duartistas

.

GPS / Columna

jueves, 10 junio 2021 | 05:00

-No lo bajan de lame botas...y aún así insiste

-Escuelas olvidadas frente al regreso

-La forzada carta de Arturo Zaldívar

El más traidor de los duartistas, el diputado Jesús Velázquez, que contendió por el PAN en Guadalupe y Calvo, terminó humillado con un dos a uno luego de semanas de campaña en las que presumía tener todo arreglado para volver a ser presidente municipal.

El camaleónico actor de narcopelículas apenas alcanzó cuatro mil votos para su proyecto, el 26 por ciento del total. Fue apabullado por el priista Julio César “El Chacho” Chávez Ponce, quien se llevó el 52 por ciento de los sufragios.

Quién sabe a qué se refería Velázquez con que tenía todo arreglado para ganar por otro partido en una zona de amplio dominio tricolor, pero es un hecho que lo creía.

Es más, hasta incitó a muchas personas a apostar dinero a favor de su proyecto, por lo que quienes le creyeron terminaron por perder algunas sumas de efectivo.

La realidad se impuso. La presencia de Velázquez en las campañas de Guadalupe y Calvo, generó un fuerte distanciamiento entre pobladores por la guerra sucia que lanzó contra el candidato del PRI, con fuertes agravios personales.

Eso le ocasionó más rechazo entre la población que, además, lo considera un traidor bien hecho: fue uno de los más allegados a César Duarte y a la llegada de Javier Corral se cambió de bando. Sin dejar las siglas del PRI se formó como uno más de la bancada del PAN.

Para colmo vino su designación como candidato albiazul y por si fuera poco trató de colgarse de la imagen de Maru Campos para ver si rescataba algunos votos. Le fue peor, la candidata a la gubernatura obtuvo más sufragios en ese pueblo que el mismo exalcalde.

Luego de la jornada electoral, Velázquez salió de la población con rumbo desconocido y la vivienda que tenía rentada permanece hasta hoy en franca soledad.

No obstante, ahora anda buscando en la capital acercamientos con el equipo ganador del PAN en el estado, a la vez que suelta versiones de que podría ocupar un importante puesto en el próximo gobierno albiazul. Que le rescaten la Coordinadora de la Tarahumara (Já).

***

Es desesperante la dejadez con la cual transcurrió la administración estatal actual en prácticamente todos los temas. Corre atole por las venas del aún titular del ejecutivo estatal y de todo su gabinete.

La reestructura de la deuda fue vista como la solución de todos los males y resultó fiasco, su monto real asciende actualmente a los 61 mil millones. 

La deuda a corto plazo, que a estas alturas ya debe estar liquidada, es clavo al ataúd en finanzas, porque abría un hoyo para tapar otro, sólo para terminar descobijados. Fueron pagados cerca de mil millones en puros intereses.

El colmo es que se les debe hasta la camisa a los proveedores con miles de millones. Tendrá que entrar la nueva administración desde ya a calmar las aguas.

En salud ni se diga. Los medicamentos fueron exiguos en los anaqueles, los apoyos extraordinarios al área se perdieron en trabas burocráticas y promesas incumplidas. La manifestación del sindicato de Ichisal es prueba palpable. Así como inició termina, con el personal de bata blanca en las calles exigiendo sus prestaciones.

La seguridad extraviada, 11 mil asesinatos, ingratitud hasta en los funerales de los policías caídos en el cumplimiento del deber, a quienes escamotea la mínima solidaridad en el momento de su muerte.

Un largo etc., pero lo último es de dar coraje. Las pintas colocadas desde el 8M del año pasado sobre el Palacio de Gobierno, considerado Monumento Nacional por su gran valor histórico, deterioraron gravemente la cantera, por la desidia de no limpiar las leyendas justicieras.

Dijo el gobernador que no las quitaría hasta cumplirles a las mujeres...pero ni les cumplió, cero alerta de género, y de pasada le causó daños gravísimos al inmueble. Ahí está el dictamen del INAH. 

La pura limpieza va a costar arriba de medio millón de pesos, sólo por pereza y falso discurso politiquero.

***

Es increíble que a estas alturas, pese a todo lo ocurrido en el actual quinquenio y el abandono literal a su partido, se atribuya Corral por sí mismo el referente moral para criticarlo.

Su posteo de un editorial publicado por Gustavo Madero, no tiene desperdicio alguno. “Entre las peores cosas que hay en la política: el autoengaño. En sentido contrario, como cauce para mejorar, la autocrítica. Este artículo pone el dedo en esa llaga: cómo se están magnificando los resultados de la alianza PRIAN, y en otros casos la distorsión, como autoengaño”.

La victoria de su partido y la de cientos de miles de militantes y simpatizantes, más millones de personas que confiaron en la propuesta albiazul a nivel nacional, no le dicen nada.

Su partido ganó la gubernatura, pero no le dice nada. Le arrebató el PRIANPRD a Morena la mitad de la ciudad de México, y no le dice nada.

Quitaron a Morena la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, y eso no le dice nada.

Estaría más contento si la marca presidencial hubiera ganado. Estaría más cómodo. En su posición sadomasoquista, ya habría hablado con el triunfador; le hubiera asegurado éxito. Es más, ya se habrían reunido en Palacio de Gobierno y destapado una de las botellas caras que acostumbra en el restaurante personal del 25 de Marzo, donde desquita sus penas ahogándose con su último aplaudidor, Francisco, “La Coty” Muñoz.

Pero como no ocurrió así, y su pecho no es bodega, sale la hiel en sus publicaciones. Por supuesto, esta actitud no pasó desapercibida para los panistas, que le dieron una revolcada en su propio muro.

“Terminando su mandato como vil perro correrá a brazos de su dueño con la cola entre las patas, vil lamebotas @Javier_Corral que se podía esperar de un vendido a @lopezobrador_ “, fue lo menos que le dijeron.

En este contexto, mientras Corral continúa con la brújula perdida y se desgañita, sus funcionarios en Juárez se reúnen con los mandones de los dineros, con motivo de la renovación de Desarrollo Económico.

Maru ni lo pela. En reuniones cerradas o francamente abiertas, en los hechos, poquito a poco, aún sin recibir el papel oficial, empieza a tomar control.

***

La condición de las instituciones educativas en el Estado de Chihuahua es de verdadero miedo. Fueron abandonados durante año y medio prácticamente, salvo honrosas excepciones.

El esfuerzo de Educación no se debe limitar a barrer o poner un poco de pintura en los salones, que les hace mucha falta.

La inversión que se tiene que hacer es de mayor calado, los baños están ruinosos, no se diga los aires acondicionados y el mobiliario.

Si se rescata algo es por el esfuerzo de maestros, directivos y padres de familia, de ahí en más no hay mérito alguno, salvo el dejar hacer, dejar pasar del secretario titular del área, Carlos González Herrera.

Hay un diagnóstico oficial, pero como es obvio, permanecerá en un cajón, porque sin dinero es poco lo que se puede hacer al respecto para el mes de agosto cuando se supone podría haber un regreso escalonado.

***

Muy forzada la carta pública firmada por el Ministro Presidente Arturo Zaldívar para justificar la consulta extraordinaria al Pleno de la Suprema Corte de Justicia, en relación con la constitucionalidad de la ampliación de su mandato.

En particular, porque en la recién aprobada ley orgánica del Poder Judicial de la Federación se habla de la intervención del pleno para conocer y dirimir controversias entre la Constitución y la Ley Orgánica.

Hasta donde sabemos no hay controversia...nadie la ha planteado. Veremos los términos en que presenta “la consulta” y si es él quien controvierte la determinación. 

En el tema, por más que se quiera reborujar, cualquier estudiante de derecho distingue la supremacía de las normas, y por tanto la inconstitucionalidad de su permanencia en el puesto con base en un artículo transitorio de la ley.