Opinion

-Jaloncito de orejas a manejadores de la Feria

.

GPS / Columna

martes, 31 mayo 2022 | 05:00

-Otra salvajada de Conagua contra Chihuahua

-Voto de Juárez llegó con mensaje vs el cochinero

-Los gastos en el Tec durante la pandemia

Jalón de orejas por casi una hora propinó ayer el cero dos de Palacio de Gobierno, César Jáuregui Moreno, a los manejadores del patronato de la Feria de Santa Rita, Javier Schmall Tomae y Pablo César Barbosa Huerta. Presidente el primero; director, el segundo.

Ambos llegaron muy seriecitos hasta la bulliciosa oficina de César Jáuregui Moreno a sabiendas que habría coscorrón por el injustificado mal trato a periodistas y otros detalles fuertes que ponen en severo riesgo de seguridad a esa fiesta que es de todos los chihuahuenses.

Está bien que los señores empresarios, uno de ellos exfuncionario público, tengan en su más alta estima los millonarios ingresos que han empezado a brotar de ahí, pero sin olvidar que deben ofrecer los mejores servicios y privilegiar la seguridad de los asistentes.

Es posible que de todo eso haya hablado el Secretario General de Gobierno con ellos.

Debut y despedida si no cumplen. Con tamañas uñas recibiría de nuevo el control del lucrativo negocio quien por muchos años manejara el patronato, Luis Raúl Yáñez.

***

Como una verdadera salvajada ha sido catalogada una demanda de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) contra el municipio de Meoqui. Pretende demoler infraestructura millonaria ya instalada con base en un reclamo ambientalista falto de argumentos.

Aliada con organizaciones no gubernamentales que ni representación tienen en Chihuahua, la autoridad federal en materia de agua pretende destruir el teatro al aire libre, un parque y parte de una vialidad que corre paralela al río San Pedro en lo que es el conocido vado de Meoqui.

Desde administraciones municipales pasadas, el vado fue acondicionado y modernizado para el disfrute de las miles de familias que van principalmente los fines de semana.

Es un atractivo turístico bien cuidado por los gobiernos locales. Al menos mejor cuidado que décadas atrás, cuando el descontrol privaba en todos los aspectos, desde el consumo de alcohol hasta en cuestión de medidas de protección al ambiente.

Pese a que la zona ha sido ordenada especialmente en las últimas administraciones municipales, ahora la Conagua, agarrada de acuerdos internacionales de cuidado ambiental, mantiene un litigio para obligar a la destrucción de lo ya hecho, sin tomar en cuenta la función social de dicha infraestructura.

En vez de buscar alternativas de remediación, en caso de que haya irregularidades, la autoridad federal ha tomado el camino de la confrontación, sin tacto, sin oficio, sin diálogo con los sectores involucrados.

Trata de aplicar a rajatabla disposiciones que debió supervisar previamente y no a toro pasado, con el riesgo de generar un malestar social que alcance dimensiones graves como en el caso de La Boquilla de 2020. Es una fórmula muy peligrosa de la que al parecer el Gobierno federal no ha aprendido.

***

Llegaron desde la semana pasada a la Oficialía de Partes del Congreso del Estado las notificaciones oficiales de los ayuntamientos que han sesionado para aprobar la reforma constitucional estatal en materia judicial.

Son las certificaciones de los acuerdos positivos de cabildo pertenecientes a los municipios de Balleza, Matamoros, Satevó, Cusihuiriachi, López, Parral, Delicias, Chihuahua, y Valle de Zaragoza.

Son relevantes dichas autorizaciones, pero juntas no representan población ni siquiera de millón de habitantes, gracias a los 800 mil de esta capital.

Recordemos que la Constitución exige el voto de cuando menos 20 ayuntamientos que representen el 50 por ciento más uno de la población estatal, 3.7 millones de acuerdo al INEGI al 2021.

De ese tamaño es la importancia de la autorización del ayuntamiento morenista juarense, acordada el pasado miércoles y cuyo oficio ha de estar en tránsito, como mero trámite, con la firma del secretario, Héctor Ortiz. 

Con esa sola autorización juarense se cumple casi el requisito de la población, con un millón y medio de habitantes. Los demás municipios que se agreguen cumplen con los veinte cabildos, de los cuales PAN y PRI no sufren a nivel estatal, porque gobiernan 45, pero de muy poca población en su mayoría.

De los oradores que intervinieron en la sesión de dicho cabildo fronterizo, fue tal vez la participación del alcalde Cruz Pérez Cuéllar la más claridosa, en respuesta a la objeción de la regidora Tania Maldonado, quien no pudo despegar sus ojos ni un momento del documento que leyó de pe a pa.

Cruz se fue a la yugular de Lucha Castro y la administración estatal pasada, como el estereotipo de lo que se debe evitar en el Tribunal Superior de Justicia, y que, entre otras bondades, la reforma judicial propuesta previene.

Una consejera de la judicatura que durante años despotricó y demeritó al Poder Judicial, entronizada por Corral en el control de magistrados y jueces, con el cochinero judicial como carta credencial.

***

Se quejó el presidente de la República por el manejo de medios en relación con el retén instalado por los grupos delincuenciales en el camino que lleva a Atascaderos, en Guadalupe y Calvo.

“Lo veo desde luego en los medios. Vamos a hacer una gira allá a Chihuahua y a Sinaloa, fuimos, y un escándalo, ¿no?, por un retén, esa era la nota principal, y difundir de que hay acuerdos con la delincuencia”.

Si ya había sido nota el asunto, cuando dijo que no pasaba nada por ese tipo de retenes, ahora de nuevo está en las primeras planas, por esto y por el “cretinos” utilizado.

Los retenes son de uso cotidiano hacia ese punto y otros muchos en la extensa sierra chihuahuense e incluso otros lugares más citadinos.

Si tan solo hubiera viajado por tierra en lugar del blindado y artillado BlackHawk de la Marina, tal vez otra sería su opinión.

***

Hay avispero en el Tecnológico de Chihuahua plantel número 1 por gastos presuntamente realizados durante la pandemia, que guardan muy poquita lógica con una administración austera.

Se habla de gastos por alimentación por 205 mil pesos, bajo el concepto “productos alimenticios para el personal en las instalaciones de las dependencias y entidades”.

Quince millones en mantenimiento a espacios administrativos y el gimnasio, cuando las instalaciones prácticamente quedaron desoladas, hasta este año que se reanudaron las actividades al cien por ciento.

Hay gastos para congresos y convenciones por 400 mil pesos, el grueso en el mérito año de la pandemia, el 2020, cuando no había vacuna ni nada, y prácticamente todos los viajes internacionales estuvieron restringidos.

Otro rubro altísimo es el de pasajes aéreos nacionales e internacionales por 280 mil pesos, con la misma incógnita precisamente de los vuelos.

Tal vez pudiera tratarse de una fake, pero hasta el momento la comunidad del Tecnológico no ha recibido explicación alguna por parte de las autoridades administrativas que han hecho mutis.