Opinion

-Levantones al por mayor en pueblo mágico

.

GPS / Columna

viernes, 17 junio 2022 | 05:00

-Los cero pesos de inversión hidráulica

-Lo del agua es pura actitud social

-En primera fila del 25 de Marzo

En plena capital turística de Chihuahua, Creel, municipio de Bocoyna, una ola de levantones mantiene con temor constante a la población porque las desapariciones de hombres corren de boca en boca y se han ido tejiendo todo tipo de historias en torno a lo que ocurre.

Mandan los habitantes del pueblo mágico serrano algunos ejemplos de personas desaparecidas (imágenes en versión digital de GPS), cuyos rostros y datos generales han sido subidos a las redes sociales con la esperanza de que alguien oriente a sus familiares sobre el paradero de las víctimas.

Desde la semana pasada corrieron versiones de que los grupos criminales que dominan la región serrana habrían de hacer una limpia de sus rivales.

También surgieron rumores de que había células de criminales dispuestas a buscar otras alternativas de negocios ilícitos por ciertos operativos de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional que les habían “pegado” en su actividad principal, el narcotráfico.

Tengan o no una base de realidad dichos rumores, lo cierto es que desde la semana pasada comenzaron a denunciarse levantones o desapariciones. Pero lo que ha sido del lunes hacia acá, las denuncias y los llamados de auxilio entre poblaciones han crecido.

Incluso, en algunos casos los familiares de víctimas han reportado secuestros o intentos de extorsión con la falsa idea de que les entregarán a los levantados a cambio de cantidades que van de los 25 a los 50 mil pesos.

En la antesala de la nueva temporada vacacional y en un sitio que vive gracias al turismo, también los empresarios del giro hotelero han enviado peticiones de auxilio para que las autoridades le entren en serio a combatir el problema, pero no han recibido respuestas favorables.

A lo más que han llegado de la Fiscalía Occidente es a decirles que presenten las denuncias de cada caso y que van a investigar las desapariciones, pero hasta ahí.

***

Cuando se escucha la cifra de 33 mil millones de pesos para pagar el funcionamiento de lo que lamentablemente es casi como un elefante blanco, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), parece mucho dinero. Pero al escudriñar el destino de esos pesos, se escurren como el agua peor que gota en las ardientes arenas de Samalayuca.

Por eso no es de extrañar que haya cero pesos para infraestructura hidráulica en Chihuahua dentro del presupuesto de egresos de la federación para el presente año, de acuerdo con un estudio elaborado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Están contempladas las obras de remediación para el abasto de agua a 18 comunidades, así como población, consecuencia de la edificación del Tren Maya en Calakmul. Está la modernización del acueducto Río Colorado Tijuana; hay obra para Monterrey, el Valle de México y por supuesto Tabasco.

Son algo así como 6 mil millones para infraestructura en Tabasco, Chiapas y Estado de México; para el Servicio Meteorológico Nacional unos 86 millones; para la modernización y rehabilitación de riego y temporal tecnificado, en Sinaloa, Nayarit, Veracruz, Chiapas, Campeche, Tabasco, Quintana Roo, y Yucatán, 5 mil millones de pesos.

Ni por error aparece Chihuahua. Las imágenes en nuestra edición digital.

Todos esos programas tienen aplicación por urgencia de atender no sólo el abasto en los centros poblacionales, sino ante la importancia de que el sector primario siga produciendo. 

Es lo mismito que ocurre en nuestra entidad. La agricultura está en aprietos por la ausencia de lluvias y el inminente cierre de las presas, aún y cuando exista la posibilidad de no cumplirse con el monto asignado de extracción.

Por ahí está la entidad dentro de los programas de subsidio autorizados en el presupuesto de la federación, con un incremento de 5 millones en relación con 2021, lo cual no cubre ni siquiera la inflación.

No quisiéramos pensar que el maltrato presupuestal tiene que ver con la lucha por el agua ocurrida hace un par de años, y que tuvo como eje el cumplimiento a rajatabla del tratado de aguas con los Estados Unidos, cuando había elementos de negociación por la terrible sequía que hasta la fecha agobia a todo el territorio estatal.

Bombardear las nubes está muy bien, pero solo es una aspirina, que llega tarde, por cierto.

***

La quinta ola de Covid parece alcanzar ya a Chihuahua, pues van registrándose más de 400 casos activos en el estado. 

En esta ciudad, el gobierno municipal está preparándose en varios frentes y la mesa especializada de salud no ha dejado de sesionar cada semana para monitorear el tema.

En la mente de nadie está volver a los cierres parciales ni totales, para ello la prevención. 

A decir del alcalde Marco Bonilla, en los últimos siete días no se han presentado defunciones en la ciudad de Chihuahua, pero hizo un llamado a los capitalinos a no bajar la guardia, sobre todo porque la recuperación económica va caminando bien y se tienen eventos en puerta que regresarán la vida a muchos comercios del centro. 

Es bueno saber que el Instituto de Prevención y Atención a la Salud ya están listos con pruebas de detección gratuitas, las cuales ha puesto a disposición de la ciudadanía durante los altos repuntes de finales del 2021 y principios de este año

***

En más sobre el tema agua, el colmo es que para Benjamín “Benjamón” Carrera, ese problema es de motivación y actitud social, más que una situación de carácter económica.

Es decir, el problema del agua entonces se va a acabar en la entidad tapando fugas, castigando a los aguachicoleros y educando a la población en el uso del vital líquido.

Se da por sentado que dichas acciones son importantes y coadyuvan necesariamente en la solución del problema, pero no son toda la solución. Podrá pensarlo, pero redactarlo en un documento formal que fue presentado al Congreso del Estado como de urgente resolución, es no sólo un exceso, sino una pifia.

“Reconocemos las circunstancias que enfrentamos no son poca cosa; las cuestiones inherentes al uso de recursos hídricos y soluciones al estrés de los mismos, requieren compromiso de todos los actores involucrados y de romper barreras que se relacionan más con cuestiones de motivación y actitud social que con situaciones económicas…”.

Así la postura del legislador morenista, a la que por cierto se sumaron en pleno, tal vez sin leer el escrito, toda la bancada guinda. 

De nada sirven los planes y planes que propone y exige el diputado, si no hay recursos económicos, no sólo del estado, los organismos operadores del agua, sino de la federación misma.

***

Es el centro recreativo El Trébol de lo poco, si no es que lo único que hay en Allende, para el sano esparcimiento de la población.

Son las típicas instalaciones, con unas albercas, asadores, y espacio para que las familias, y uno que otro enfiestado se eche unas cervezas para mitigar “la calor”.

Es Allende la cabecera del municipio del mismo nombre, enclavado entre Parral y Jiménez, en tierras verdaderamente áridas.

Ese centro recreativo más que El Trébol debería llamarse Oasis, por la importancia que tiene, y que aún hoy en el abandono y deteriorándose, sigue siendo emblemático.

Luego entonces en que cabeza cabe pensar en venderlo para remediar nada, porque los 16 ó quince millones que pudieran obtenerse representan una minucia, más cuando hay opacidad y cero transparencia del destino de esos centavos.

Hace bien el alcalde priista Jesús “Chu” Soto en darle reversa al sentir la lumbre en la desaguisada sesión de cabildo y más bien tendría que eliminarlo en los asuntos pendientes.

Pueblo chico, infierno grande, un centro recreativo puede ser la diferencia en elecciones futuras, sobre todo cuando se deciden por menos votos que en una sociedad de alumnos de Bachilleres o Facultad de la UACH.

En esto tendría que estar al pendiente el dirigente estatal del PRI, Alejandro Domínguez, y no sólo viaticando al centro del país para defender lo indefendible con el deteriorado liderazgo de un desbozalado Alito Moreno.

***

Fue reconocida la titular del DIF Estatal, María Eugenia Galván Antillón, como presidenta honoraria de la Cruz Roja, en el salón principal de Palacio de Gobierno, el denominado “25 de marzo”.

La designación tiene como objetivo mostrar el apoyo que habrá durante la actual administración hacia la benemérita institución, por parte de la Gobernadora Maru Campos. Ese es el primer mensaje político.

El segundo mensaje estaba en primera fila, con integrantes del gabinete, líderes sociales y empresariales e incluso titulares de órganos autónomos, como el rector, Jesús Villalobos Jión.

De nadie es desconocida la cercanía que tiene el abogado con la madre de la Gobernadora desde años atrás como académicos precisamente en la UACH.

En el trasfondo, está pendiente el envío al Congreso de la reforma a la Ley Orgánica, ya planchada.