Opinion

-Llegó la cruda por borrachera presupuestal

.

GPS / Columna

viernes, 08 enero 2021 | 05:00

-Ya sabía Tito Herrera lo de Pensiones

-El as bajo la manga de Mario Delgado

-Maru en recorrido por municipios

No hay llenadera en la administración corralista, en el uso y despilfarro de recursos públicos, evidente en la misma documentación que se presentó en la vigente Ley de Ingresos.

Sólo un ciego no lo puede ver. Tendrá que ser parte del estudio que realicen los diputados y diputadas, si es que el asunto del préstamo por mil 600 millones termina por ser tratado en la Comisión respectiva y, en su caso, en el pleno.

Se refiere este apartado a los recursos de libre disposición, que desde 2016 han crecido de manera abundante, son casi un 25 por ciento más de acuerdo a la proyección de 2021. Los datos fueron incluidos con todas sus letras en la ley publicada en el Periódico Oficial, cuya imagen mostramos en nuestra edición digital.

Si en aquel inicio de administración se recibían 32 mil millones de pesos bajo este concepto, para este año, se contemplan nada menos que 42 mil millones, 10 mil millones de pesos adicionales.

Esos recursos carecen de etiqueta obligatoria en su aplicación, aunque en los hechos el margen de maniobra sea reducido, hay posibilidad de uso discrecional en ellos.

Se componen en su mayoría de participaciones federales, impuestos, derechos, aprovechamientos e incentivos derivados de la colaboración fiscal.

No hay equivocación alguna cuando se aplica el mote de rey midas al revés a los administradores de estos recursos, que han crecido de manera importante en los últimos cuatro años.

Pues aparte han presentado sin variación alguna presupuestos de egresos deficitarios y han solicitado créditos a corto plazo de manera intermitente, con altos costos financieros y comisiones pingües.

Muy lejos entonces de ser una buena idea premiar a la administración con un préstamo desesperado para tratar de tapar su desorden, cuando durante cuatro años se evadió por soberbia cualquier explicación al Congreso, auspiciado en una falsa y mentirosa autosuficiencia.

Ni un solo diputado fue tomado en cuenta para dichos préstamos.

No es entonces el bien de los chihuahuenses como se vende en el fondo la finalidad del crédito que hipoteca recursos por 20 años, con proyectos hechos sobre las rodillas. Lo que intenta proteger el gobernador es su propio pellejo político, después de una borrachera presupuestal sin precedentes.

*** 

Alberto “Tito”Herrera conocía con mucha claridad el problemón que significaba Pensiones Civiles del Estado, desde antes de asumir la dirección del organismo público descentralizado.

Debe tener fresco en la memoria que fue uno de los planteamientos que el magisterio realizó en la administración de Francisco Barrio, cuando él ocupó la titularidad de la Secretaría de Hacienda, entonces denominada Dirección General de Finanzas.

No puede por tanto decirse sorprendido de lo que encontró en los números, y mucho menos puede justificar la irresponsabilidad de no aplicar la ley reformada en 2013 y de pronto anunciar adeudos millonarios, mediante acciones que son auténtica extorsión política y jurídica.

Sabe muy bien que ahorita podrían otorgársele los 3 mil millones y algo más que se le adeudan a Pensiones y no se resolvería nada, porque en unos años regresaría el adeudo, que tiene origen en algo muy sencillo.

Se aumentaron las obligaciones de pago, por ejemplo de la UACH, sin dársele el recurso presupuestal necesario para hacer frente a ello, situación que evidenció con todas sus letras el rector Luis Fierro.

Mala jugada la de Tito de meter en problemas a la administración, en año político. Si los 800 trabajadores causaron inquietud en Palacio, veamos a los mil 500 docentes de tiempo completo y medio tiempo, sindicalizados, en el foro que la universidad está organizando para fin de mes.

 *** 

Fue un golpe calculado directamente en el corazón del principal bastión electoral de Cruz Pérez Cuéllar, el que le propinó el líder nacional de Morena Mario Delgado.

Allá, en Juárez, Delgado decidió entregar en mano a Juan Carlos Loera el documento que lo acredita como precandidato “único” a la gubernatura.

Sabemos que en los hechos ya es el candidato, trabajando en la consolidación de los cuadros que defenderán y promoverán el voto de Morena, con base en la estructura que construyó como súper delegado.

No es concurso de popularidad, le dijo a raja tabla el líder nacional a Cruz, esbozando los elementos que se tomaron en cuenta en la encuesta, uno de los cuales, amenaza velada, la percepción de honestidad.

Es indudable el mensaje claro al aspirante de hacerse a un lado y asumir la decisión partidista, que por ningún concepto se moverá.

El as bajo la manga, no lo dijo Delgado, pero lo es la coalición con el PT, con lo cual tendrían amplias facultades para la designación del candidato, haciendo a un lado la convocatoria que tanto dolor de cabeza está dando, sin contar el grave caso Félix Salgado Macedonio allá en Guerrero.

*** 

Cumple cinco días la precampaña dentro del PAN para la gubernatura, y el tiempo se agota para lograr la mayor cantidad de votos, con un padrón cercano a los nueve mil electores internos.

Maru Campos recorrió medios en Juárez donde arrancó su proselitismo y el miércoles y jueves los dedicó a Parral, Satevó, Valle de Zaragoza y Cuauhtémoc.

Su discurso fue crítico por el abandono en que se encuentra la entidad en materia de seguridad, salud, educación y finanzas.

 La demanda de piso parejo en la contienda sigue presente en su discurso.

*** 

Con carácter de obligatorio fue como la dirigencia sindical de la Universidad Autónoma de Chihuahua, encabezada por Ricardo Moncayo, convocó a los empleados administrativos a una manifestación contra la Rectoría y Pensiones Civiles del Estado.

La imagen de la convocatoria, que puede verse en la versión digital de GPS, no deja lugar a dudas de la presión a los integrantes del Sindicato de Trabajadores al Servicio de la UACh (Stsuach). Así fue alimentada la marcha de los empleados que partió de las instalaciones universitarias.

En Rectoría el movimiento se respetó, pero no se justificó, pues los sindicalizados, además de haber sido presionados para marchar, reclamaron sin tener información concreta de la situación. 

La protesta se armó como si el problema de PCE fuera únicamente obra de la UACh; como si la Universidad les retuviera sus aportaciones y no las reportara al fondo de la institución de salud y seguridad social.

Pero no es que hubiera desinformación o que el dirigente sindical ignorara los hechos alrededor de la crisis de Pensiones. Más bien Moncayo actuó de forma desesperada por un suceso político ajeno al problema.

Resulta que el líder del Stsuach estaba apostado al viejo estilo corporativista, con el proyecto en Morena del senador Cruz Pérez Cuéllar. Al desfondarse la candidatura del morenista quedó huérfano y buscó la forma de hacerse notar al frente de cientos de empleados, potenciales votantes.

*** 

Y como la repuesta del Director de Pensiones Civiles del Estado, Alberto Herrera, fue nula, con ganas de no arreglar el conflicto, en la UACH, el rector Fierro Ramírez  empezó a organizar el foro con el que se busca brindar alguna solución al actual sistema de PCE y a su pésimo manejo administrativo. 

El Rector se niega a retroceder; ya le entró al toro por los cuernos y una vez más advierte que los números no cuadran, porque quien dirige a esta institución médica, no ha querido poner el mínimo interés  para que el conflicto se solucione.

Todo parece indicar que la actitud de Herrera es de agiotista, y como los bancos todo buscan menos perder con el grito de que me pagas porque me pagas y mientras pasan los días los intereses aumentan. Esa es su actitud.

Por tal motivo dicen que la postura de la UACH, en voz de su propio Rector, ha sido exhibir la opacidad de algunos otros organismos que solo han asomado la cabeza para afrontar tan delicado tema, pero que no levantan la mano para definir sus posturas.

 *** 

Luego de que el Sindicato y Rectoría de la Universidad Tecnológica de Chihuahua rompieran pláticas en la mesa de negociación de su contrato colectivo, empezaron a surgir múltiples anomalías en la administración de María Magdalena Campos Quiroz.

En la última convocatoria de plazas docentes, realizada en lo “obscurito” en el mes de diciembre del año pasado, se asignaron sin problema a personas allegadas a la Rectoría, sin permitir la participación de personal docente que tiene años esperando una plaza.

Estas dos plazas vacantes por el lamentable fallecimiento de dos profesores, se debieron concursar en la misma categoría, mas sin embargo en la convocatoria estas plazas fueron concursadas en el nivel más bajo para un docente, y claro quienes obtuvieron las plazas fueron allegados a la Rectoría, en total opacidad ya que nunca se exhiben los resultados obtenidos por los docentes que concursan, mientras que uno de los que quedaron en el camino tiene más de 7 años en la institución y con grado de Doctor.

A la rectora María Campos Ortiz le molesta, es más le enfurece, por eso se levantó de la mesa de negociación, que el sindicato solicite se transparenten los procesos de promoción y participar en el proceso de asignación de plazas.