Opinion

-Lo del Bell 429 era un robo descarado

.

GPS / Columna

lunes, 18 mayo 2020 | 05:00

-Muy caros los generales en Covid-19

-Renuncia con facilidad a su soberanía

-Vienen filtros para entrada a la ciudad

Debemos entender que fueron varios los postores que compraron las bases para adquirir el helicóptero Bell 429, modelo 2016.

Pero las letras chiquitas eran verdaderamente alevosas. Comprarlo con ausencia de garantía, siendo una aeronave que ha sido utilizada hasta para ir a la tienda de la esquina por el gobernador, era una auténtica insensatez.

Dijimos que era una venta a ojo tapado. Pero realmente estábamos frente a un robo a despoblado. Se quedaron el viernes los funcionarios estatales integrantes del comité pro-venta, únicamente para posar en la foto que diligentemente fue enviada, porque ni las moscas llegaron a una subasta que estaba más desierta que el Sahara.

***

Se cumplen 30 largos días del nombramiento de la comandanta Mirna Beltrán como Subsecretaria de Salud, un puesto inexistente hasta ese momento, pero que fue anunciado como la solución a todos los males de la pandemia. “Comandanta”, le calificó el gobernador, Javier Corral.

Publicamos que se trataba simplemente de una decisión que engrosaría la nómina con cargo a los impuestos de los chihuahuenses, porque lo único que hacía era agregar un general entre los varios que ya existían con responsabilidad institucional: Grajeda, Barrios, Valenzuela, Ruiz, y un kilométrico etcétera por toda la Secretaría de Salud.

El tiempo pone las cosas en su lugar. Si el 19 de abril teníamos una tasa de letalidad del 21.82 por ciento, al corte de ayer el dato era del 18 por ciento. Altísimo, el doble de la tasa internacional y el triple de la nacional. Dato que en la estadística pública ya no existe porque fue misteriosamente desaparecido.

Los infectados por coronavirus eran aquel domingo de abril sólo 165; al día de ayer son mil 62, creció el número seis veces en un mes. No se digan los difuntos, que crecieron en número de 36 a 201, también un 560 por ciento.

En promedio se han atendido 184 pacientes en ese período, con una media de siete pacientes nuevos todos los días.

Súmesele a ello los problemas con el personal, los errores en la estadística, la falta de insumos, la ausencia de pruebas, el maltrato al personal por el bono Covid.

Es evidente que más que generales se necesita tropa.

Estamos en el pico ahora sí. Pero el último mes ha sido trágico, con todo y una suspensión de actividades que cumple 60 días.

La burocracia de Salud, los generales, no ofrecen nuevas medidas ni acciones que resuelvan la crisis de salud.

Ausentes de la trinchera, se limitan a salir en pantalla, otros ni eso, permanecen en la comodidad del cuartel virtual dando órdenes.

Eso sí, se escatiman apoyos al personal de salud con discriminaciones injustificadas mientras ellos cobran su quincena religiosamente y seguramente reciben vía compensación algún jugoso bono Covid. Ese es el rumor en los pasillos del sector salud estatal. Pronto lo veremos con mayor precisión.

***

Está perdiendo la oportunidad la administración estatal de ir más allá en las medidas de reinicio de actividades.

Hay ceguera en la decisión de autorizar sólo la actividad de las industrias de la construcción, mineras y automotrices como complemento a las actividades esenciales, ciñéndose al librito federal.

No hay un dato objetivo que soporte el impedimento para que otras industrias, empresas de servicio o comercio, cumpliendo las medidas de cuidado sanitario, pudieran empezar a funcionar el primero de junio.

El tuit de la exconsejera de la judicatura Luz Estela Castro, pese a su cercanía indudable con Palacio, es muy claro y pone los puntos sobre las íes.

“Yo también estoy desconcertada En México han fallecido 3,926 personas, hay 38,324 infectados y ayer murieron 353, la causa es el coronavirus. De verdad pensamos que la minería es esencial indispensable, importante y necesaria, de tal forma que no se puede prescindir de ella?”.

Ha sido inteligente el Gobierno federal al dejar a los Estados la decisión final, reconociéndoles su carácter de autoridad sanitaria, calculando que no irán más allá por fría decisión política.

Por lo pronto en Chihuahua le atinaron. Ayer la secretaria del Trabajo estatal, siguiendo las instrucciones de su jefe, confirmó la decisión federal a pie juntillas en todo, incluso en lo que toca a los municipios de la esperanza.

La administración estatal reclama en todo momento su capacidad autónoma y soberana, pero a la vuelta de la esquina renuncia a ella con facilidad.

Si Chihuahua renuncia en los hechos a su carácter de autoridad sanitaria seguirá siendo rebasada por los ciudadanos que, tomando precauciones, están retomando sus actividades ordinarias, poco a poco, suavecito, están inundando las calles.

En la Libertad estarán cerrados los negocios, pero la gente empieza a deambular buscando recuperar lo perdido.

***

Tendrán que dejar las series de Netflix para mejor ocasión jueces y secretarios proyectistas porque el próximo lunes, el tribunal recibirá demandas iniciales y, a la de ya, podrá dictar sentencias en aquellos casos en que no exista ninguna otra actuación que realizar para respetar el derecho de las partes.

El Tribunal de Justicia emitió un larguísimo acuerdo de reinicio parcial de actividades, que no es otra cosa que darles trabajo a sus jueces y secretarios proyectistas.

Hay un sin fin de vericuetos en la determinación, que tendrán que ser revisados con lupa por parte de los litigantes.

Al final se resume en que todo sigue igual, porque aún y cuando se reciban nuevas demandas o se dicten sentencias, los términos continúan suspendidos y los casos de urgencia familiares, mercantiles o penales, seguirán siendo atendidos incluso mediante audiencias virtuales.

Por ello decimos que lo único que buscan los señores magistrados del Consejo de la Judicatura es acabar con la modorra judicial en casa. El pretexto es la preparación para el regreso a la nueva normalidad.

***

La alcaldesa Maru Campos Galván con sus colegas de Aquiles Serdán y Aldama, Ariel Fernández y Miguel Rubio Castillo, habrán de coordinar acciones para la instalación de filtros sanitarios en los ingresos a la capital y sus municipios aledaños.

A través de sus jefes de la Policía Municipal los alcaldes tienen planeados operativos para los siguientes días con sectores específicos de vigilancia cada uno.

La semana pasada el director de Seguridad Pública Municipal, Gilberto Loya Chávez, arrancó con el primer filtro en la carretera Chihuahua-Juárez, a la altura del poblado de Sacramento.

La intención del operativo no es sancionar o aplicar medidas a la fuerza, sino orientar a viajeros para atenderse en caso de presentar síntomas de Covid; obviamente también sensibilizarlos sobre la necesidad de mantener sólo actividades esenciales.

Para los días que vienen, además, está prevista la instalación de otro filtro en la carretera a Cuauhtémoc, de la que también se hará cargo la corporación municipal de la capital.

En el caso del acceso-salida sur, es decir la carretera a Delicias, será la Policía de Aquiles Serdán la que se encargará del operativo, mientras que a la de Aldama le corresponderá su ruta que también conecta al noreste del estado.

En todos los casos se busca tener la coordinación y el apoyo de la Guardia Nacional, que ha destinado también buena cantidad de elementos a labores relacionadas con la contingencia sanitaria.

Son días críticos los que siguen hasta que termine el mes de mayo y seguramente deberán mantenerse medidas similares por un buen tiempo. Así que hace falta mucha coordinación para fortalecer la buena vecindad en la zona metropolitana de la capital, independientemente de los colores partidistas.