Opinion

-Lo hacen garras en redes por pontificar

.

GPS / Columna

miércoles, 10 noviembre 2021 | 05:00

-La silla maldita del Tribunal

-Hace milagros Mocken con pago

-Ante falta de talento, naranjas le echan el ojo

Quiso el exgobernador Javier Corral lucrar, donde quiera que se encuentre, con la decisión de un tribunal norteamericano en el sentido de extraditar a su odiado enemigo, César Duarte, pero le salió el tiro por la culata, dicho en la recurrida frase.

No le perdonaron los cibernautas su mensaje en redes sociales, con el que pretendió pontificar su lucha anticorrupción.

Se lo tragaron, literal. “Usted no tiene vergüenza, una verdadera decepción…dejó al Estado peor que ese sinvergüenza”.

“¿Y por destruir ciudades no hay juicio? Dejó Usted a Juárez como un campo minado con una obra espantosa llamada BRT”.

Y así por el estilo, hay un enojo verdadero por el descaro con el que siempre se ha manejado.

No muy alejada del sentimiento ciudadano, y sólo por mandar mensajito, la gobernadora publicó en redes sociales “…Lo digo hoy como lo he dicho siempre: a los ex gobernadores y a quien haya dañado a Chihuahua ¡Ni perdón ni olvido!”. Al buen entendedor pocas palabras.

Es evidente la dedicatoria. No hace falta que nadie lo aclare, la interpretación está a flor de piel. Todos los exgobernadores son todos, especialmente el último.

El tema en el fondo es que tal vez ni siquiera llegue en lo inmediato el exgobernador Duarte a ser juzgado en Chihuahua, porque hay delitos federales en las imputaciones que se hicieron, por ejemplo, en el asunto de “La Coneja”, Alejandro Gutiérrez. Y ahí lleva mano Gertz Manero.

Con la revocación de mandato encima y el fracaso en el tema Emilio Lozoya, se ve la carnita en el asunto, como vía inmejorable para el arrimón de lumbre.

***

Este viernes habrá humo blanco para sustituir a Pablo Héctor González Villalobos, como presidente del Tribunal Superior de Justicia. El decano, por edad, no por antigüedad en dicho órgano, es el corralista Rafa Quintana para aquello del interinato, pero luego vendrá formalmente Miriam Hernández por el cargo para los siguientes tres años.

Poco tenía que hacer en el cargo Pablo, al adoptar partido por sobrevivir en la anterior administración en el polémico episodio de los expedientes X.

Si le sirve de consuelo, los últimos presidentes del Tribunal Superior de Justicia han caído en desgracia ante la indudable fuerza del gobernante en turno. 

La mano de Maru no es menos pesada que la de sus antecesores, podrá ser más delicada y mucho menos bravucona, pero no deja de ser la de quien ejerce el poder ejecutivo.

Nadie puede negar que la intervención más o menos burda, según sea el caso, explica la salida de Rodolfo Acosta, Javier Ramírez Benítez, José Alberto Vázquez, José Miguel Salcido, Gabriel Humberto Sepúlveda, Julio César Jiménez Castro y ahora, Pablo Héctor González Villalobos, cada uno con sus asegunes y salvedades, pequeños detalles que no cambian en nada la narrativa.

A Julio lo quería conservar Corral en el puesto, pero se atravesó la Corte; Vázquez y Salcido “se jubilaron”, igual que Fito Acosta. Pero en todos, absolutamente, hubo mano de por medio del gobernador.

***

Nada debieran discutir en tribuna los legisladores, acerca de Ovidio Guzmán o su padre “El Chapo”, o en relación con la abuela o mamá de ambos.

Los números de inseguridad, en el tema de los homicidios están de mal en peor. Hay una reducción, pero es mínima, imperceptible en números gruesos en los tres años de administración federal. Chihuahua sigue en el lamentable top ten.

A nivel local es lo mismo, no se pueden echar las campanas al vuelo, cuando estamos muy por encima del promedio de los últimos cinco años al mes de septiembre.

Del 2016 al 2021, a estas fechas, el promedio es de mil 600 crímenes en el periodo. Pues llevamos 1800 y contando, cuando faltan por computarse oficialmente tres meses, con seguridad llegaremos a los dos mil 500.

La coordinación en las mesas se da en niveles operativos, con acuerdos importantes y disposición, pero en materia de recursos económicos continúa la negativa de fortalecer a las policías estatales y municipales, en quienes cae la responsabilidad de la prevención y en algunos casos, como es el Escudo Chihuahua, la colaboración importantísima en la investigación.

Hablar de los Chapos y los Ovidios en poco colabora para lograr mejores condiciones de seguridad para los chihuahuenses, en el round entre Oscar Castrejón, Georgina Bujanda y otros arrimados al pleito vivido ayer en la Torre Legislativa.

***

Lo acontecido antier en Nueva York finalmente dio la razón a quienes previeron que el viaje del presidente para dirigir una sesión del Consejo de Seguridad, con puros representantes de los países, no era la mejor idea.

El escenario perfecto era la cumbre del Grupo de los 20 o al menos Escocia, en Glasgow, en la COP26, donde sí estuvieron los jefes de Estado. La interlocución ahí hubiese dejado mejores frutos.

Hasta Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, se disculpó con el presidente mexicano para echar una “llamada telefónica”, poco después de que ambos tuvieron la cortesía de escucharse mutuamente. Ya no regresó el alto funcionario a la mesa del encuentro.

Diplomáticamente no fue un buen momento para Andrés Manuel López Obrador, pese a los elogios de cartabón que le dirigieron los embajadores de los 15 países ahí reunidos y los discursos que prolongaron la reunión por más de dos horas.

***

Javier González Mocken, el secretario de Educación, se ganó estrellita. Estaban atorados desde hace tiempo pagos de prestaciones y salarios a tres mil docentes de distintos niveles de educación que a nivel federal no querían soltar.

Hizo gala el juarense de buen manejo con Delfina Gómez, la homóloga federal, y le arrancó el acuerdo para la transferencia de los recursos rezagados y los que siguen. Buena noticia sin duda, la necesitaba tras el resbalón con la cuestión de los vacunados, por el cual casi se le arma revolución.

***

Ante la falta de talento interno, Movimiento Ciudadano le ha echado el ojo a Saúl Corrales para liderar a los naranjas en la capital del estado.

Los astros parecen acomodarse para el joven de 22 años de edad, que es visto como alternativa al frustrado corralista y expanista Miguel Riggs Baeza, que exige posiciones de poder dentro de MC después de haber hecho el ridículo como candidato de dicho partido a la alcaldía.

Ya se había dicho que Riggs no lograba levantar el ánimo dentro de MC dado que lo ven lento e inmaduro, incapaz de ser empático con la causa y de generar simpatías entre una militancia que busca crecer y prepararse para las siguientes elecciones.

De ahí que emerjan figuras como la de Corrales, quien se acaba de apuntar un triunfo electoral dentro de la Facultad de Derecho, pues fue el que coordinó la campaña en plataforma digital de Daniela Aguilar, recién electa como consejera universitaria.

Además, Corrales Gómez se ha especializado en manejo de redes sociales y estrategia electoral, dándoles servicio a priistas, panistas y hasta morenistas.

De lo último que se sabe de él es que trabajó con el excandidato a alcalde y a diputado federal por Morena, Fernando Tiscareño, así como con la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, en campañas institucionales.

También trae en su haber experiencias nacionales e internacionales, y es lo que le ha servido para colocarse en la mira de MC. En concreto apoya la campaña del candidato morenista de Tlaquepaque, Beto Maldonado, y la de un independiente de Costa Rica, Roulán Jiménez.