Opinion

-Los colocan frente al peor de los escenarios

.

GPS / Columna

miércoles, 17 junio 2020 | 05:00

-El abuso de la comandanta Mirna

-Ricardo Perea en tremendo reto

-Otra pachanga morenista en plena pandemia

El golpanazo de sacar la tridua iniciativa electoral de Javier Corral de una sola comisión para aventarla a los leones en una súper comisión unida, no fue nada para lo que ayer ocurrió.

El peor de los escenarios se le atravesó, porque el trabajo legislativo será encabezado por el dirigente estatal del PRI en funciones también de diputado.

Por inverosímil que parezca, Omar Bazán desplazó al candidato oficial, Miguel La Torre, quien sacó de muy adentro su espíritu corralista para ser la jugada oculta y pretender la dirección de la orquesta legislativa preparatoria. Es masoquista. Le agradan las nalgadas.

La Torre causó extrañeza en particular por su posicionamiento, cuando hace cuatro años recibió maltratada y amenaza hasta de cárcel por andar jugando las contras de Palacio. 

En aquel entonces le costó la coordinación de la fracción parlamentaria del PAN. El pretexto fue haber sacado adelante a “Nachito” Rodríguez en la Auditoría Superior del Estado, en busca de un cambio de fondo. 

No sólo no lo dejaron. La persecución fue brutal. El Ministerio Público y los policías estatales anduvieron desatados en esas fechas.

Ahora, con intermediación de Fernando Álvarez Monge, recibió la promesa de perdón y olvido, con la condición de poner el pecho para lograr lo imposible, rescatar la iniciativa corralista enferma de gravedad, en terapia intensiva e intubada como si padeciera temible Covid.

Morena se fajó, incluso con voto de Ana Carmen Estrada. El tiro está cantado, siete votos contra seis en la súper comisión, lo que para algunos significa simple y llanamente que la propuesta no pasará.

Vendrá la discusión y votación en comisiones, donde la mayoría simple decidirá el futuro de la jugada magistral intentada con trasfondo infame de intervención en todos los partidos, moche de regidores y control absoluto en la sucesión del 2021.

No hay partido, incluido el PAN por rebelión de sus bases, que esté de acuerdo con ceder una prerrogativa natural de seleccionar candidatos, y que Corral pretende como si fuera cheque en blanco.

El berrinche llevará al de Palacio a revisar en sus exiguos archivos secretos compromisos y cañonazos necesarios, para cooptar un voto, un solo voto. Todo, hasta el terreno malhabido, por ese voto.

 *** 

Fue a Juárez la Subsecretaria -en papel de auténtica secretaria- Mirna Beltrán para tratar de calmar las aguas y explicar lo inexplicable. Hacen números y números para justificar un color rojo en la frontera con extensión a municipios aledaños que ni la deben ni la temen.

Sin pudor han modificado los indicadores federales para ser más papistas que el Papa. Hugo López Gatell palidece ante los criterios cerrados adoptados en el ámbito estatal, bajo el pretexto de proteger la salud de los chihuahuenses.

Corrobora la gran discrecionalidad adoptada como patente las decisiones asumidas en relación con los gimnasios, que el gobierno federal ya permite al 50 por ciento de su capacidad, con las medidas de prevención necesarias.

Pero Chihuahua decide mantenerlos cerrados, sin argumento alguno, más que el hecho de que se trata supuestamente de un foco de infección, como si no lo fueran otras muchas actividades, incluso denominadas esenciales.

Algunos propietarios de estos negocios están pensando en amparos, toda vez que la autoridad sanitaria es derivada en los Estados, de la Ley General de Salud y con base en el artículo 73 de la Carta Magna.

El asunto es franco abuso de la comandanta Mirna y su jefe el gobernador.

 *** 

Organizaciones empresariales, fideicomisos y la autoridad municipal trabajarán las próximas semanas en la integración de un plan de reactivación de la economía de la capital de Chihuahua, mediante una estrategia de promoción de las virtudes que se tienen en materia de convenciones y turismo.

Para ello concursarán algunas empresas locales especializadas en mercadotecnia y comunicación, que llevarán mano, pese al despropósito de algunos personeros que pretendían llevarse el recurso a Monterrey, Nuevo León.

En el fondo se trata de reactivar todo el ecosistema de negocios dependiente de los visitantes que llegan de distintos puntos del país, principalmente procedentes de la franja norte de México.

 Para ello se aprovechará la infraestructura de primer nivel que se presume en el ámbito de convenciones, hotelería y gastronomía. Las Barrancas del Cobre juegan papel primordial.

La campaña publicitaria Chihuahua Destino, como se le llama, se estaría enfocando a las redes sociales.

 *** 

Este miércoles a las 8:45 de la mañana en punto tendrá verificativo una histórica Asamblea de la Asociación de Comerciantes del Centro, para elegir mesa directiva vía plataforma virtual.

Es una sola planilla denominada Trabajo y Unidad 3.0, encabezada por el periodista y empresario restaurantero Ricardo Perea, a quien por cierto -de ser ratificado- le tocará el reto de hacer una defensa sobre los intereses de los negocios del primer cuadro de la ciudad.

La mortandad es significativa por los negocios que se retiraron ante la imposibilidad de negociar rentas. Son una muesca del nuevo amanecer.

Para obtener la ratificación Perea deberá obtener una votación a favor de 80 socios más uno, los cuales hasta ayer estaban amarrados.

*** 

De plano no sirven para ejemplo los representantes de la 4T en Chihuahua. Ahora hasta presumen una fiesta para celebrar los 25 años del diputado federal Sebastián Aguilera Brenes, en momentos en que el desesperado líder contra el combate a la pandemia, Hugo López-Gatell, sigue haciendo llamados a quedarse en casa y mantener la sana distancia.

En una foto que puede verse en la edición digital de GPS aparecen, además del cumpleañero, el subdelegado federal Marcelino Gómez Brenes, el representante de la Secretaría de Gobernación, Omar Holguín, el regidor Sebastián Torres Aguayo y una mujer conocida como “Kika” Alanís.

La fiesta fue apenas este fin de semana en un rancho ubicado entre Meoqui y Delicias. Los asistentes - nos confirman los espantados morenistas que mandan la foto- fueron otros tantos, pero no han circulado todas las imágenes. La que se muestra es de una cuenta de Instagram. 

Hace unas semanas, en abril, Marcelino fue señalado por otra pachanga en medio de la contingencia sanitaria. De lo poco que tiene por presumir como funcionario federal eligió lo peor, su tendencia a vivir en la tertulia, muy lejos del trabajo y de los resultados.

Antes se supo, además, que en las reuniones de las mesas de seguridad en la capital del estado los mandos policiacos y militares desconfiaban de Marcelino por sus amistades en el submundo de los antros de la ciudad, por esa relación con la señora Alanís. Por lo visto poco le importó que lo fueran marginando de las decisiones del grupo que dirige las estrategias de contención al crimen.

Ese es el contexto de la nueva fiesta el pasado fin de semana, criticable no porque un grupo político se reúna a festejar a un amigo, sino por los momentos de crisis sanitaria en que se realiza. Si ellos ignoran los llamados oficiales qué más se puede esperar de los demás.