Opinion

-Maru fue a Palacio con pies de plomo

.

GPS / Columna

miércoles, 07 julio 2021 | 05:00

-Fue un pachangón Covid sin sanciones

-Son audios de entrega auténtico Corralgate

-Se amarra corralato con organización confesional

La sonrisa de oreja a oreja, con la que llegó y salió Maru Campos de Palacio Nacional, era parte del plan de la gobernadora electa para dar el mensaje de optimismo y buena fe en cuanto a la relación que pretende lograr con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Llegó contenta, sí, pero también con pies de plomo porque la gran cabeza de la 4T no ha dado los mejores resultados a Chihuahua y, por el contrario, le ha brindado algunas de sus estocadas. 

Así, seguramente fue a tratar de sacarle compromisos benéficos para el estado, sin entregarle su papel de opositora ni ponerse de tapete. 

A la vez, fue a informarle su verdad al presidente, pues ya había dicho que había gente que sólo lo mal informaba, en clara referencia a Javier Corral y a su obsesión  personalísima que disfraza de un supuesto ánimo justiciero.

Salió también contenta, pues, pero es probable que con sus reservas. Con el compromiso de mantener la comunicación y la relación de confianza terminó el encuentro. Es señal de una relación madura, cordial y civilizada que tanta falta le hace a Chihuahua.

*** 

Pese a que hubo contagios confirmados de Covid y casi una docena de casos sospechosos, se realizó con permiso estatal el certamen final de Miss México en un salón privado de la zona poniente de la ciudad la semana pasada.

La fecha de la etapa cumbre del concurso se adelantó del sábado al jueves anterior, como bien dimos cuenta en estas páginas, en una decisión bastante cuestionable porque al haber tan solo la sospecha de que había casos de coronavirus, debieron tomarse otras medidas.

Pero contrario a lo que debió hacerse, la concentración final de Miss México se realizó e incluso con medidas relajadas, pues sobraron casos de personas que acudieron sin cubrebocas y no respetaron otras de las disposiciones sanitarias obligadas.

En versión digital de GPS van dos imágenes de ejemplo de que hubo gente que incumplió y cero supervisión de los organizadores y autoridades.

Fue la cerrazón del equipo organizador y de los funcionarios estatales que promovieron el evento -entre ellos el secretario de Gobierno y el jefe de Gabinete, Luis Fernando Mesta y Jesús Mesta Fitzmaurice- lo que permitió que se realizara un pachangón de alto riesgo. Hasta la fecha ni una sanción por ello.

De parte de la autoridad municipal, la alcaldesa María Angélica Granados mandó revocar los permisos otorgados para ese fin, porque la autoridad estatal era la que debía actuar con la suspensión, que nunca se dio. Irresponsabilidad de principio a fin.

Desde luego, la famosa “Célula Covid” de Gobernación del Estado y policías brilló por su ausencia. Pero que no fuera un negocito sin gel en la entrada porque ahí sí le caía todo el peso de la ley.

La enseñanza que dejó Miss México es que la pandemia sigue activa y nadie puede decirse a salvo; pero también confirmó que hay un manejo caprichoso de la crisis desde el gobierno y no se aplican las disposiciones sanitarias a todos por igual.

***

Se ha empeñado la actual administración estatal -y lo está logrando con gran éxito- en enviar al cesto de la basura cualquier posibilidad de transición tersa.

La divulgación de los audios grabados de manera francamente ilegal y que reproducen las primeras reuniones con el equipo de Maru Campos, y con ella misma, son de auténtico chivo en cristalería.

Nada dicen dichos audios de comprometedor para ninguno de los dos bandos, pero resultan harto elocuentes de la forma traicionera con que se maneja Corral y que ha mimetizado a sus secretarios.

Alguien del equipo de Mónica Vargas Téllez, la Secretaria de la Función Pública, grabó con su teléfono celular o mediante una grabadora de bajísima calidad, oculta en el bolsillo o en algún sitio impronunciable, las conversaciones que eran de carácter privado.

Es notorio que jamás se pidió permiso a la gobernadora electa para grabarla, ni a ella ni a su equipo de transición, por lo que hacerlo de manera subrepticia habla de la calidad moral y ética de Mónica.

Pero no es la única. Igual hizo alguien del equipo de Fernando Mesta, en la Secretaría General, que con la misma ínfima calidad, grabó los audios haciéndose el listo y para agradar a Javier Corral.

Por las mismas entonces, la calidad profesional, institucional y de responsabilidad del patético Secretario General de Gobierno, incurriendo en todas las faltas de probidad de la Ley General de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Pero si no fuera suficiente, los audios fueron subidos a la página de transparencia del proceso de transición, donde apenas hay unos oficios, normatividad y los archivos no descargables de las reuniones señaladas.

Es confesión ficta, dirían los abogados, subir el audio grabado sin el consentimiento de quienes intervienen en la reunión, a un sitio oficial del gobierno del Estado.

Por supuesto que hay materia para los abogados penalistas de la gobernadora electa en el detalle, que no es casualidad ni error humano, es la mala fe completita, por orden del aún titular del ejecutivo, obnubilado por crisis hormonal.

El nuevo capítulo en la entrega recepción traslada el procedimiento a lo estrictamente jurídico y formal. Fuera máscaras y cualquier cortesía.

Solo datos duros. Dura Lex sed Lex...veremos cuánto se extiende esta política, porque de parte de Maru se ha insistido en un proceso cordial...más aún cuando no tienen la totalidad de la documentación lista y estará hasta el 15 de agosto!!

Saben los funcionarios de primer, segundo y tercer nivel que sus puestos están en altísimo riesgo y Javier Corral ya tiene un pie en El Paso, para usufructuar su ciudadanía norteamericana, igual que algunos de sus más cercanos colaboradores, que mínimo cuentan con residencia y propiedades detrás del charco.

Los más deberán capotear el vendaval...o ir jugando las contras al corralato, a hurtadillas, para favorecer auténticamente la transición, como muchos ya lo están haciendo.

***

Deben estar entufados y con justa razón los aliados del corralismo, aquellos de pensamiento open mind, teología de la liberación, ideología de género, LGBTTTIQA, pro-aborto y demás, por la peculiar reunión que encabezó el gobernador junto con la presidenta del DIF, Cinthia Chavira.

Firmó convenio el titular del ejecutivo con una organización de carácter internacional, auténticamente confesional, denominada World Vision. Alguna raja debe haber sacado de último momento.

Atienden ellos a niños y niñas en condición de pobreza y alto riesgo por su vulnerabilidad. Principalmente trabajan con voluntarios en África y otros puntos del planeta auténticamente depauperados.

Esa es la condición en que deja Chihuahua Corral, con lunares de alta marginación que exigen atención inmediata.

Pues ellos vendrán con la fe en Cristo por delante a trabajar en Chihuahua, en un compromiso transexenal, que el corralismo únicamente atenderá menos de dos meses...cinco años perdidos.

Ha sido esa la tónica incomprensible del nuevo amanecer, la contradicción permanente, pendular, de alguien que no tiene la más mínima idea de lo que quiere, ni aún con aquellos aliados con quienes ha jurado amor eterno, y que deben estar más que enchilados por la debilidad de su amigo.

***

Durante los últimos 15 días han presumido lo que han denominado el plan de hiperconvergencia digital.

Es un proyecto ambicioso que lamentablemente se ha quedado nada más en eso, en un plan. 

Este año se le destinaron más de 100 millones de pesos al área de política digital, pero infortunadamente no se nota y se perdió en un montaje ineficiente para conectar a la población que continúa ajena al mundo digital. Casi son 500 millones los enviados al barril sin fondo.

Es ésta una de las áreas donde deberá entrar a revisar con lupa esos millones invertidos en su mayoría sin licitación pública, bajo recovecos de la Ley de Adquisiciones.

***

Encendieron las alarmas en el sector cultural no oficial por el anuncio gracioso de una concesión por 20 años, en los estertores de la administración estatal, de un espacio remodelado en el Parque Central de Juárez.

Es una extraordinaria idea evitar que los espacios se pierdan en el abandono, otorgándolos a asociaciones civiles.

Desafortunadamente el caso de Telón de Arena, que es la Asociación, no se escapa al sospechosismo de un beneficio en los últimos 60 días de administración.

Tuvo el gobierno del estado cinco años para emprender este tipo de acciones, pero decide ilusamente hacerlo al final, contaminando lo que pudiera ser un proyecto extraordinario, no solo en ese espacio, sino en las instalaciones abandonadas en el complejo cultural de esta ciudad de Chihuahua.