Opinion

-Más de millón y medio de pesos en viáticos

.

GPS / Columna
sábado, 12 octubre 2019 | 05:00

-Reaparece la maestra Stefany en Palacio

-El peor festival en la historia de Chihuahua

-Las de Corral son lágrimas de cocodrilo


 El funcionario de las pseudo “ideas brillantes” del gobierno del Estado, Jesús Mesta Fitzmaurice, sigue acumulando millas y gastando presupuesto en viajes nacionales e internacionales cuyos resultados siguen sin aterrizar en Chihuahua.

La más reciente actualización de sus gastos en el portal de Comisiones Abiertas, del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) revela que a lo largo de estos casi tres años en funciones ha utilizado para esos fines más de un millón 540 mil pesos.

En los primeros 8 meses de este año, el subsecretario de Innovación y Desarrollo Económico ha permanecido 96 días en comisión, y cada día del famoso viajero ha tenido un costo promedio de 6 mil pesos, que por supuesto se pagan con recursos que aportan los chihuahuenses.

Mesta reporta en el 2019 – hasta agosto – 29 viajes, ocho de ellos internacionales, con un gasto equivalente a 572 mil 173 pesos, llevando sus “ideas” a Nueva Orleans, París, Madrid y Seúl.

Ese último viaje a Corea, en el que gastó más de 71 mil pesos, se supone lo hizo en busca de inversiones para el sector automotriz, pero lo más que se ha visto hasta ahora es una foto que el flamante funcionario se tomó para presumirse en su red social posando junto a uno de los últimos de los sistemas multimedia de Mercedes Benz, misma que compartimos en la edición  digital de GPS.

Fuera de eso nada, y lo mismo para muchos otros viajes realizados. Pero eso no coarta sus deseos de seguir viajando. Fitzmaurice es un dandy, un niño malcriado del nuevo amanecer... todo un pirrurris con cargo al presupuesto público.


 ***


En el Congreso del Estado no cantan mal las rancheras. Para agosto de este año el Legislativo había destinado más de 600 mil pesos en el pago de alimentos, y se estima que para cuando finalicen las fiestas decembrinas el gasto habrá alcanzado el millón.

La legislatura local estuvo en boca de todos en febrero del año pasado cuando, dentro y fuera del estado, fue duramente criticada por la noticia de que los diputados gozaban de un suculento desayuno mientras un grupo rarámuri invitado a la reunión sólo observaba.

Pues ni esa vergüenza nacional ha impedido que el apetitito de los legisladores sea saciado con dinero del pueblo. La Junta de Coordinación Política (Jucopo) gasta  un promedio más de 2 mil pesos en los desayunos que se ofrecen en cada encuentro y este año el presupuesto de “alimentos y utensilios” tuvo una ampliación de 548 mil pesos.


 ***
  

Se despidió hace seis meses, pero para sorpresa de muchos, ayer reapareció en Palacio de Gobierno Stefany Olmos, la exsecretaria de la Función Pública que en marzo renunció al cargo aduciendo motivos personales.

Llegó discreta y ocupó uno de los lugares de entre las primeras filas que se montaron para la celebración del encuentro de secretarios de Seguridad Pública que presidió Alfonso Durazo Montaño, y desde ahí captó las miradas y despertó suspicacias.

Olmos, permaneció atenta a los discursos, aplaudió con marcado entusiasmo el mensaje del gobernador y al término del evento se dedicó a saludar a excompañeros y conocidos.

Se placeó, pues, la maestra y los rumores no se hicieron esperar. Dicen algunos que la otrora funcionaria pretende volver a la palestra pública, pero no dentro de la esfera del gobierno sino ocupando la vacante que aún existe en la Judicatura del Estado.

Afirman que hay un grupo de mujeres que la respalda y que están hablándole al oído a Corral para que sea ella la recomendada que ocupe la silla dejada por Luz Estela Castro.

Son rumores solamente, producto de la indefinición que persiste a casi un mes de la salida formal de Lucha de una de las posiciones de poder más disputadas.


 ***
  

Sin pena ni gloria, pero sí en medio de una ola de desagrado, críticas y reproches, termina este fin de semana el Festival Internacional Chihuahua que organizó la Secretaría de Cultura.

Eran los 15 años del FICH, los chihuahuenses esperaban más, pero el festival cultural acabo siendo sólo migajas de lo que alguna vez fue. Eso sí, con mayor gasto pero con peor organización y espectáculos que dieron mucho de qué hablar.

En las redes sociales, y en la propia página de la Secretaría de Cultura llovieron las inconformidades. Son muchos los que no se explican cómo es que un festival de tantos años y prestigio fue destrozado en tan poco tiempo por ese estómago que ha resultado el nuevo amanecer.

Atrás quedaron aquellos años en los que las presentaciones de artistas de talla internacional, nacional y local se mezclaban para ofrecer un festejo de altura, con países invitados, que ponían alto el nombre del estado.

Debemos admitirlo, un esplendor en régimen de Reyes Baeza.

Sin menoscabo de los artistas que en esta ocasión mostraron su talento, ¿Dónde quedaron los conciertos de la talla José Carreras, Filippa Giordano, Plácido Domingo o Sarah Brightman? ¿Dónde las caravanas culturales infantiles? ¿Dónde la cobertura para que la mayor parte de los municipios gozarán de espectáculos? Concha Landa, la jefa de Cultura, piensa más los negocios que en cualquier otra cosa.

Vergonzoso el episodio de claro abandono que debieron sufrir artistas locales que fueron enviados en vehículos inadecuados a la sierra y terminaron quedándose varados en el camino.  

En la capital, Maru Campos se saca la espinita este fin de semana con conciertos masivos del FICUU que – acorde a su corte – trae a artistas nacionales que habrán de saturar la explanada de El Palomar, pero el festival que organizó “Concha” concluye con amargo sabor de boca.

El estado de Chihuahua y su gente merecen más porque aportan muchos impuestos. Se amerita más cultura, mayores espectáculos de calidad, pero lamentablemente la etiqueta de Festival Internacional cada año queda más corta.

Una pena, de verdad...
 
 

***
 

Discurso de mentiras el que ayer pronunció el gobernador Javier Corral durante la inauguración del Foro Sobre la Ley General en Materia de Desaparición de Personas.

Sin recato se confesó comprometido con las familias de los chihuahuenses desaparecidos que –dijo- mantienen la llama de exigencia de justicia y de verdad.

Utilizó palabras a las que les impuso un toque de sentimentalismo pero que en la realidad no lleva a la práctica.

En medio de esa alocución, que era transmitida en vivo por las redes oficiales del gobierno, una madre le pidió por enésima ocasión ser recibida personalmente por el mandatario, pero una vez más no obtuvo respuesta.

“Sr. gobernador le sigo pidiendo me reciba ya tengo un mes pidiéndolo... mi hijo desaparecido dos meses. Por favor atiéndame”, suplicó.

El mensaje lo escribió Lorena Álvarez, madre de Jorge Olivas, un joven de 27 años que desapareció el 11 de agosto cuando se dirigía a Ojinaga.

La mujer ha intentado por todos los medios entrevistarse con el mandatario pero el encuentro le ha sido negado.

De ese tamaño es el compromiso que el gobernador dice sentir en un estado donde a la fecha 2 mil 914 personas permanecen como desaparecidas.