Opinion

-Más que agua sale lodo de San Felipe

.

GPS / Columna

viernes, 12 febrero 2021 | 00:43

-Es una perita en dulce sin pantalones

-“Me imagino” que fue la Fiscalía

-Continúa mortandad de negocios... sin apoyos

Más que agua lo que brota del pozo San Felipe es lodo, pues luego de millones de pesos en gastos no ha podido ser repuesto, lo que no ha hecho más que acrecentar las sospechas existentes sobre la adjudicación de la obra por parte de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento.

Hace apenas un mes, el 15 de enero, habíamos expuesto en GPS que los trabajos, justo en el corazón de la vieja y antes exclusiva colonia, estaban siendo cuestionados por los expertos en materia hidráulica, a los que la JMAS y la Secretaría de la Función Pública les habían cerrado todas las puertas.

Ayer hicieron crisis de nuevo los trabajos que se reanudaron en el pozo. La imagen correspondiente del desastre de la tubería “nueva” puede verse en la edición digital. 

Así se han sumado ya más de 11 meses de labores sin éxito, cuando la obra no tendría que haberse llevado más de 100 días. 

El proyecto, supuestamente, buscaba ampliar la capacidad de extracción del pozo, pero sus resultados se desconocen hasta la fecha; hay mucha evidencia de que han sido desastrosos. Su costo fue superior a los cinco millones de pesos presupuestados. 

De ahí el interés en que la obra se transparente, pero se han topado con pared tanto los constructores como los vecinos afectados, en dos dependencias estatales donde han sido cuestionado los trabajos.

Si en el pozo San Felipe hubo irregularidades desde el proceso de licitación y hasta la ejecución, como se sospecha entre los que saben del tema, la JMAS se encargó de esconderlas y la Función Pública de ponerle una tapadera pesada, de esas de alcantarilla. Esa es la conclusión que se mantiene vigente.

Mientras tanto se acerca el periodo de mayor demanda del vital líquido en la ciudad y esta problemática sólo anticipa una crisis mayor.

 *** 

En cada mesa en la que se sienta Javier Corral habla de más y acusa a Maru Campos de ser una aliada de César Duarte; de estar involucrada en sus negocios, pero no presenta ninguna prueba. Es más, no ha tenido los pantalones para decírselo en su cara a la alcaldesa con licencia y hoy aspirante a la gubernatura por el PAN.

Es tan descarado que lo dice a amigos mutuos de él y de Maru. Incluso cuando interceden por ella, les retira la palabra. Ese es Corral, postura caprichosa y ruin.

Si el tono de la maestra María Eugenia Campos se había endurecido, a media semana en escenario nacional y local adquirió un tono aún más severo. De auténtico marcaje de raya. 

No puedo hacer más, le confió a Aníbal Moreno, en la XEPL allá en Cuauhtémoc; hastiada, cansada, desilusionada de su correligionario partidista.

Después de cuatro años de ataques del gobernador, poco le quedaba por hacer a Maru. Durante todo ese tiempo aguantó los golpes, sin devolver uno solo, institucional, cortés, respetuosa de la investidura del mandatario. Pero eso, es evidente, se acabó.

Los adjetivos son fuertes hacia Corral. “No es perita en dulce”, “que no venga a bañarse en agua bendita”, “no ha tenido los pantalones para decírmelo en mi cara”, “hablador”, “simulador”. Son los epítetos que ella guardó y se había resistido a manifestar.

La molestia, aderezada de hartazgo, al día de hoy es manifiesta, ante la persecución infame, sin tregua alguna, un odio y un coraje que no ha mostrado el gobernador ni siquiera con sus enemigos políticos.

Y debajo de ese odio, una jugada que la misma Maru deja al descubierto. Las amistades y compromisos con otros candidatos, con los cuales Corral ha construido fuertes lazos de compadrazgo y componenda, aun traicionando a su propio partido.

Quiere blindarse a como dé lugar. No desea permitir que Maru llegue y hurgue en sus abusos y los de sus funcionarios, aun y cuando le entregue la gubernatura a los adversarios políticos, creyéndose dueño y señor del destino de los chihuahuenses. Se cree el gran elector.

*** 

La entrevista con Aníbal Moreno, por supuesto no tiene desperdicio, pero hay un ingrediente más que retrata la perversidad y el manejo turbio y alevoso, alejado y contrario a una ética pública, por parte de la administración corralista.

Hay una revelación del conductor y propietario de la XEPL: “me imagino”, dijo, que fueron personajes de la Fiscalía General del Estado, quienes filtraron, el año pasado las copias de recibos, que en una entrevista con Maru, le mostró, sorprendiéndola.

Es el mismo modus operandi utilizado con las supuestas copias certificadas filtradas a El Heraldo por una persona anónima, y que curiosamente, de manera inmediata, fueron confiscadas para ser incorporadas en la carpeta, e incluso, ya hay peritajes que confirman la supuesta autenticidad.

La intervención oficial de la Fiscalía filtrando documentos para el golpeteo político, en lugar de ajustarse estrictamente al procedimiento penal, que por ley es secreto hasta su judicialización.

 *** 

Es la imagen de la desolación. Tétrica demostración de lo que ha ocurrido con el sector empresarial y los negocios, con motivo de la pandemia y la ausencia de apoyos reales por parte de los niveles estatal y federal de gobierno.

Es el interior de una de las plazas comerciales más emblemáticas de la ciudad, ubicada en la zona de mayor crecimiento y desarrollo económico, sobre el Periférico de la Juventud.

Sobre ese largo pasillo había islas de múltiples negocios, que potenciaban la derrama económica de los miles de visitantes diarios.

Hoy luce brillante, limpia, como nueva, pero terriblemente vacía.

A un par de kilómetros se encuentra la instalación de Cinemex que funcionó hasta el día de ayer. La mortandad de negocios no distingue ni micros ni macros, ante la abulia oficial.

*** 

Parece que el amor ha terminado entre el Canal 28 y Javier Corral. Ha querido el gobernador convertir a ese medio de comunicación en 120 por ciento vocero del viejo amanecer pero algún hilo de dignidad, o de conveniencia, se quedó prendido en el corralista Valles y decidió “castigarlo” el patrón con la ley del hielo, o al menos con un cubito de hielo.

Ya desentrañaremos el tamaño del arañazo. No quedó Corral nada contento con la cobertura de la interna Maru-Madero.