Opinion

-Medicamentos y bomba de tiempo

.

GPS / Columna

viernes, 24 enero 2020 | 05:00

-Derrochan en viáticos para matar el ocio

-El primer pisotón de Jorge a la comisión

-Válganos...!, un rostro amable en el 28

 

Los datos sobre desabasto de medicamento son escalofriantes. De más de mil 200 claves licitadas en la compra consolidada con el gobierno federal faltan más de 900 y aún se adeudan unas 300 del año ante pasado que Chihuahua había solicitado.

El dato por supuesto no es menor. Representa un filón muy interesante para los sabuesos de la Auditoría Superior del Estado, porque esos medicamentos no comprados mediante la licitación pública nacional, son adquiridos mediante contratos con proveedores locales, y por supuesto, a precios mayores, cuando los hay, porque las farmacias traen vuelta y vuelta a los derechohabientes.

El incumplimiento del gobierno federal en la compra consolidada es una buena noticia porque ahí está el argumento perfecto para echarle la culpa a otro y dar rienda suelta a las compras al menudeo.

Hay entonces desabasto y la sospecha de un negocio de segundo piso, como hemos manejado múltiples ocasiones.

La cuestión es que no puede verse como un problema aislado, con un contexto sumamente complicado para la salud estatal.

Por ejemplo, el desabasto pegó en medicamentos oncológicos, de esos que no pueden retrasarse bajo ninguna circunstancia porque pone en peligro la vida e interrumpe los tratamientos. 

Pero además, un brote de varicela en migrantes que no ha podido ser controlado totalmente en Juárez y la alarma amarilla encendida por el primer caso de coronavirus en Michoacán, con condiciones de migración muy similares a Chihuahua. 

Está sentado en una bomba de tiempo el secretario de Salud Jesús Enrique Grajeda.

 ***

Nada más en tres meses, los magistrados electorales estatales se despacharon el gasto de casi 200 mil pesos en viáticos.

En un entorno de austeridad, el gastito fue justificado con informes en los cuales se da constancia de sufridos actos de representación oficial, y de forma ocasional para capacitar o dar alguna conferencia.

Colombia, México, Guadalajara, fueron los sitios a los cuales viajaron los señores magistrados entre julio y agosto del año pasado. Por ahí incluso esta Juárez para la presentación del Plan de Inversión Estatal.

A Medellín fueron Adrián Jacquez y César Wong, donde estuvieron largos ocho días en las extenuantes actividades del “diálogo internacional para el fortalecimiento de la democracia”. 

El viaje costó cerca de 70 mil pesos. Pudieron apreciar las esculturas de Botero en el centro de la ciudad de la eterna primavera, como también se le conoce y seguramente se pasearon en el Metrocable. Maravilloso viaje.

No se habían bajado del avión cuando los magistrados volvieron a hacer maleta una semana después de regresar de Medellín y se fueron a Guadalajara, junto con Yuri Zapata y José Ramírez Salcedo. Fueron cinco sacrificados días en la Perla Tapatía con el argumento de acudir al seminario de construcción de ciudadanía. El costo del viaje total fue como de 22 mil pesos.

Hay un viaje posterior que realizó Yuri Zapata a la ciudad de México para asistir a la Feria Internacional del Libro del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a donde lo acompañaron Julio César Merino y José Ramírez. Los viáticos de ellos suman 14 mil pesos, pero los de Zapata fueron por 33 mil pesos. Seguramente debe existir un error en el dato, pero así está consignado en la página de transparencia del mismo Tribunal.

Sin duda tiene trabajo la Auditoría Superior del Estado, quien se supone debe vigilar junto con otras dependencias estatales el cumplimiento de la supuesta austeridad establecida por decreto desde el segundo año de la administración.

Es cierto que fuera de año electoral la actividad es escasa en los organismos electorales administrativos y jurisdiccionales, pero al menos debería considerarse alguna reducción en el viático con cargo a los impuestos de todos los chihuahuenses.

La imagen del archivo de excel en nuestra edición digital.

  

***

Es un triunfo para el magistrado Jorge Ramírez la nueva dilación en el proceso de juicio político instaurado en su contra.

 Incluso, abre la puerta interminable para robustecer su defensa a través del amparo, por la eventual resolución en torno a la recusación sobre Georgina Bujanda y René Frías.

Ambos están impedidos para conocer del asunto, toda vez que tienen interés en el mismo. El paso de Bujanda por la Fiscalía fue un errorcillo de esos que no deben pasarse por alto. Frías es juez y parte, por su función en la comisión y en el pleno Legislativo.

Debe en estricto sentido darse entrada a la recusación y remover a los integrantes de la Comisión Jurisdiccional, pero se mantendrán en su macho hasta donde sabemos. No desean darle ese gusto al magistrado.

Con otro agregado. El Congreso y en particular la Comisión Jurisdiccional cometen un delicado error al no permitir prensa de la audiencia, cuando existe una obligación moral y ética de máxima transparencia.

La justificación podrá ser legal, pero abona a la desconfianza de dados cargados con intereses políticos en contra del magistrado del Poder Judicial del Estado.

Debiera ser este juicio de procedencia ejemplo de protección al derecho a la información de los ciudadanos.

 *** 

Se tardaron pero han tenido que recurrir a la primera dama del Estado para tratar de recuperar algo de imagen pública.

Estuvo Cinthia Chavira, la presidenta del DIF Estatal, en el programa oficial del gobernador el miércoles, dándole un rostro amable a la rutina de lisonja en que se ha convertido canal 28.

Es el DIF Estatal de las pocas dependencias que han sido reconocidas por su trabajo y esmero en el nuevo amanecer, que se encuentra clavado en los peores indicadores de credibilidad ciudadana y desempeño.