Opinion

-Metieron a cuatro mil con 90 cajones para estacionarse

.

GPS / Columna

lunes, 09 mayo 2022 | 05:00

-Ni una manita de gato, menos hospitales nuevos

-Inauguran con estruendo y “viene, viene” carísimos

-Lavada de manos estilo militar por homicidios

Increíble, pero el evento artístico montado en la explaza de toros La Esperanza se llevó a cabo en una zona habitacional y con apenas 90 cajones de estacionamiento.

Quienes asistieron, cerca de cuatro mil, se arrejuntaron debajo de los puentes del Canal y obstruyeron cocheras en varias cuadras a la redonda.

Hicieron su agosto quienes cobraron estacionamiento carísimo en esos lugares, con el clásico viene, viene. Negociazo de alguien muy bien conectado.

Deben ser muy influyentes en el municipio y en el estado los organizadores para haber logrado las autorizaciones correspondientes en tiempo récord.

Tenemos información de que a las 12 del día del mismo viernes no tenían permiso de venta de alcohol ni de Protección Civil, y los obtuvieron como por arte de magia. Ya sabremos por dónde masca la iguana.

La pachanga terminó después de la una de la mañana cuando a su vecina La Hacienda la cierran más temprano justo por el ruido que molesta a los vecinos, quienes se encuentran alrededor del remodelado recinto de espectáculos.

Qué bien por los animalitos que La Esperanza abandone –al menos momentáneamente- la lidia de toros, la cuestión es que la sustituyó por una más lucrativa y escandalosa actividad, con ríos de alcohol carísimo, cuando antes los villamelones podían incluso ingresar con su propia bota de tequila.

***

Los hospitales emblema en esta ciudad, dada su importancia en el sistema hospitalario de los organismos Issste e IMSS, son el Lázaro Cárdenas y Morelos.

Quien no los conoce, aún y cuando sea por fuera, al ubicarse ambos sobre la vía más transitada, la Universidad que se convierte en Vallarta.

Atienden dichos nosocomios a la mayor cantidad de derechohabientes en términos de hospitalización, pero han envejecido en infraestructura y equipamiento.

Ni una manita de gato han recibido en algunas áreas, que continúan como cuando se edificaron hace ya muchos años.

El IMSS al menos cuenta con las clínicas 33 y 44, que le quitan muchísima carga con la atención de consulta de primer y segundo nivel, pero el Issste carece de cualquier otro refuerzo, ya ni siquiera las subrogaciones a hospitales privados, que han desaparecido.

Lo único que se ha hecho en materia hospitalaria en términos mayúsculos es el Hospital Infantil de Especialidades, de ahí en más nada.

Por eso llama la atención que se estén anunciando obras federales para la fronteriza Ciudad Juárez y nada para Chihuahua.

Hay propuestas sobre la mesa, con proyecto y todo, para un segundo hospital en esta ciudad tanto del IMSS como del Issste, pero no ha recibido la atención que debiera.

Es crítico el tema, porque a esos hospitales viejos, se suma el vetusto Central, que debería haber sido sustituido desde hace muchos años, y el General, que ha sido rebasado por la demanda de población abierta.

***

Este sábado se reunieron los funcionarios panistas de todo el estado para protestar cumplir el código de ética del Partido Acción Nacional (PAN). Los azules mostraron el músculo y abarrotaron el gimnasio Rodrigo M. Quevedo, dejando claro que hay importantes liderazgos chihuahuenses que siguen manteniendo a raya a Morena.

Hubo alcaldes, legisladores locales, federales, regidores y varias personalidades que se dejaron ver en el cónclave panista, no obstante hubo dos que acapararon el aplausómetro y las selfies de los asistentes, uno desde luego el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, y su tocayo sin k, Marco Bonilla, el alcalde capitalino.

La presencia de la gobernadora, Maru Campos, destacó sin duda ya que fue de manera virtual vía zoom, y aunque jaló también la marca con los aplausos, los azules la extrañaron para las selfies; sin embargo, le enviaron una buena dosis de aplausos medicinales a petición de los conductores del evento.

Previo al evento, Cortés hizo un pronóstico electoral de las seis gubernaturas en juego y aseguró que en Aguascalientes su candidata lleva 3 a 1 en las preferencias del electorado hidrocálido, por lo que podría ser la primera vez que esa entidad tenga una mujer gobernadora como hoy la tiene Chihuahua.

***

Del homicidio de Jessica Silva a la fecha han transcurrido ocho meses y una semana, sin noticia alguna acerca del juicio al que se supone se encuentran sometidos varios elementos de la Guardia Nacional.

Desde que Jessica perdió la vida, han ocurrido cuando menos otros tres casos igualitos que han generado escándalo nacional.

El más reciente es el ocurrido con un estudiante universitario en Guanajuato, que murió de un disparo accionado por un elemento de la Marina, comisionado a la misma Guardia Nacional.

Ese tiro atravesó la parte posterior de la cabina, lesionó a una estudiante y golpeó de muerte en la cabeza de Ángel Yael Ignacio Rangel.

El mismo estilo. El elemento militar en tareas de seguridad se puso nervioso porque el vehículo en que viajaban varios estudiantes no hizo caso y simplemente disparó, junto con otro de sus compañeros que también accionó el arma. Este último sigue libre y sin cargos de intento de homicidio.

Hay un uso indebido de la fuerza, los elementos de la Marina integrantes de la Guardia Nacional se pasaron por encima cualquier manual interior de las fuerzas armadas, y de las leyes expedidas supuestamente para evitar estos abusos.

El colmo es que se les está juzgando como si fuera un hecho aislado; es decir, alguien que lesionó a otra persona, como si la Guardia Nacional no existiera. Se deja fuera la responsabilidad institucional.

Es lo mismo que aconteció en el caso de Jessica, que aún sigue impune, sin noticia alguna de reparación integral del daño, a su pareja sobreviviente y sus menores hijos, ni sanción a los culpables.

Aquí, igual que en el caso de Guanajuato o en el de Nuevo Laredo –donde con descaro se sembró un arma y droga- no hay comisiones de derechos humanos, ni de la sociedad civil ni las oficiales, para exigir justicia. ¿Y El Barzón? Haciendo negocios.

El tercer caso ocurrió a unos metros del puente internacional Santa Fe, entre Juárez y El Paso.

De apenas 18 años de edad, el ciudadano estadounidense avecindado en Juárez, Juan Carlos Medina, fue asesinado por un elemento de la Guardia Nacional cuando supuestamente no obedeció la orden de alto para una revisión.

El caso no ocasionó la estridencia de los anteriores porque la mamá del muchacho inmediatamente fue amenazada. Ni un dato oficial ha sido entregado por el Gobierno federal a la sociedad sobre el caso, sólo fue confirmado por la madre y la Fiscalía General del Estado zona norte.

***

Hay vivales entre los oficiales de Vialidad –que raro- que están desoyendo las instrucciones giradas desde el más alto nivel del Gobierno del Estado.

Deben quedar desterrados los abusos, no sólo los de tipo sexual en contra de las mujeres, sino cualquier tipo de arbitrariedad, como hacerse los vivos en busca de la mordida.

Se los dijo clarito la gobernadora, Maru Campos, cuando fueron formados frente a las instalaciones de Vialidad en plena avenida Ortiz Mena, bajo el intenso sol.

Contrario a ello, están infraccionando por placas extemporáneas. Así como se lee.

Se supone, por anuncio oficial donde estuvo el secretario de Hacienda, José Granillo y el mismo secretario de Seguridad, Gilberto Loya, que las infracciones y multas empezarían hasta agosto, porque la entrega de las nuevas placas será durante mayo, junio y julio.

Luego entonces es necesario apretar tuercas. Mínimo tendrían que ser canceladas las multas levantadas con este pretexto, con forzosa llamada de atención o despido. Es un robo en despoblado.