Opinion

-Ni la burla perdonan a pequeños comerciantes

.

GPS / Columna

sábado, 29 agosto 2020 | 05:00

-Quieren acabar el acoso con pegatinas

-Alcalde atrae más odio al sentarse junto a Corral

-Cepac podría meter en problemas a diputados

Un micro empresario vive en carne propia burla e indolencia por parte de las autoridades estatales al solicitarles ayuda para posicionar su producto; un postre, lo que se le ha convertido en una necesidad más en el tiempo actual con un panorama complicado por la pandemia.

“Haga su etiqueta más atractiva, innova”, le dicen paradójicamente los funcionarios de la Secretaría de innovación y Desarrollo del Estado, como si no fuera la función de la dependencia y asumiendo que tiene el dinero de sobra para gastar, como quiere la dependencia.

“Respecto a los problemas que ha tenido para elaborar las facturas de surtido… le recomendamos que lo vea con su contador, pues es la persona indicada para resolver esos detalles”, le respondieron cuando solicitó también ayuda debido a su escasa comprensión con la tecnología y pocos recursos para implementar la facturación electrónica.

Son sólo algunas respuestas, casi casi de burla por parte de la oficina de Comercio que dirige Silvia Román Sáenz a través de oficios que han dejado atónito al vendedor.

Con todo lo anterior, al final del oficio rematan: “seguimos quedando a sus órdenes para ayudarlo en su capacitación y comercialización de sus productos”.

No sólo la respuesta en el escrito con alto nivel de "hazle como puedas" generó la indignación, sino que desde las oficinas se usó un machote del oficio del año pasado para contestarle.

El aparato estatal se ha rasgado las vestiduras cuando se ha criticado la falta de impulso a las microempresas y luego saca cifras inventadas para justificar que sí lo hace, pero la verdad es que sólo se benefician empresas ligadas al nuevo amanecer. En raras excepciones lo consiguen otras al pasar los engorrosos requisitos.

Basta recordar los apoyos en millones que pregonan, pero en realidad no sirven de mucho para la crisis actual.

***

El estado no deja de equivocarse en materia de comunicación de las políticas públicas. Actualmente se encuentran sembrando miedo en las estaciones de la ruta troncal. En cartelones del programa “ViajeSeguro” se recomienda usar sólo las unidades blancas Bowí.

Esto viene al recuerdo porque a la par de haber comenzado tarde, muy tarde el dichoso programa, no se sabe si ha servido, pues hay opacidad en la entrega de resultados a pesar de que se presumió en principio una alta disponibilidad de cámaras en las unidades.

En sí, es criticable que el gobierno estatal piense que servirá de mucho para erradicar el acoso unas pegatinas en los camiones, cuando cualquier mortal sabe que se necesita prevención, es decir presencia policiaca visible y en momentos clave en las unidades.

En su momento se dijo que el sistema de transporte Bowí tiene  272 cámaras de videovigilancia, de las cuales 197 se encuentran en tiempo real y supuestamente monitoreadas por las policías, por el cual se pagó y se sigue pagando, pero no le ha servido de mucho a la ciudadanía.

***

En menos de un año dio un giro de 180 grados la vida del alcalde de Rosales, José Ramírez Licón. En semanas pasadas se salió o lo expulsaron de Morena, por rebelarse contra el gobierno federal en torno al tema de las presas.

Este cambio de dinámica ni él mismo se lo esperaba. Obviamente la ubicación de la presa Francisco I. Madero no le permite desvincularse ni tantito.

Nadie pensaría que primero ponerse del lado de los productores, contradiciendo al partido que lo hizo ganar, le valiesen para que se le abrieran las puertas del Palacio y él mismo presuma su nueva amistad con el gobernador Corral, lo que le ha acarreado más odio por parte de los morenistas de la región.

Se le vio en la reciente rueda de prensa donde se firmó un acuerdo de entrega de agua, activo, tomando la palabra.

Es indiscutible que Ramírez se ha visto bien en su postura, ponerse del lado de su pueblo en lugar que los intereses políticos, y también ha tomado la bandera de la paz y su grupo cercano lo reconoce como el hombre de diálogo

Hay que preguntarle a Morena, porqué tanto enojo con Ramírez, quien ha seguido al pie de la letra el mensaje Lopezobradorista, de que “el pueblo es primero”. Buena decisión del exmorenista cuando se habla de un inminente estallido social.

***

La organización Ciudadanos en Participación Activa (Cepac), presentó los resultados de la evaluación de Transparencia realizada a través de la herramienta Cimtra al Congreso del Estado de Chihuahua, misma que arrojó un dato importante.

La omisión de las declaraciones patrimoniales, fiscales y de conflicto de intereses, por parte de los legisladores y funcionarios del Congreso de Chihuahua.

Según la instancia, los legisladores decidieron por sus pistolas no cumplir con la Constitución Política de México, por “temor” a que fueran sujetos de ataques o hechos delictivos al hacer públicas sus propiedades y pertenencias, pasándose por el arco del triunfo la carta magna.

“Los servidores públicos a que se refiere el presente artículo estarán obligados a presentar, bajo protesta de decir verdad, su declaración patrimonial y de intereses ante las autoridades competentes y en los términos que determine la ley”, lo dice claro la ley.

Si se hace un análisis al tema, nuestros legisladores no están cumpliendo con la transparencia ni la rendición de cuentas hacia la ciudadanía.

Los representantes populares llevan más de tres años omitiendo publicar esta información y se les olvida que si Cepac se pone las pilas los puede meter en sendos problemas legales que pueden llegar hasta el juicio político y la inhabilitación o destitución de los legisladores.