Opinion

-No merecía el gobernador al doctor Grajeda

.

GPS / Columna

lunes, 27 julio 2020 | 05:00

-Ningunean a cientos de profes

-Ahora amenazan productores de Tamaulipas

-Paga para que le peguen en Facebook

Lacónico el mensaje en redes sociales de Javier Corral en relación al deceso del doctor, Jesús Enrique Grajeda. Hoy se anuncia programa de homenaje postrero también gris y sin sustancia real.

No era su amigo ni cercano. Fue su colaborador, a quien le recomendaron por su honestidad y trabajo. No lo merecía.

En su antecedente resaltaba la titularidad en Rectoría en 1996, con Pancho Barrio. Era un hombre de gran estatura moral.

Grajeda era un médico formado a la antigua, cuyos amigos eran escogidos con gran cuidado. Su carácter duro y de inteligencia metódica así lo exigían. No tenía tiempo para pasatiempos superfluos.

No se codeaba con cualquiera, por eso batalló con el nuevo amanecer, donde abundan las pocas luces de entendimiento. Tardó mucho en aceptar el ofrecimiento que desde el inicio declinó.

Por eso no es de extrañar que ahora el gobernador haya ordenado una especie de luto desde ayer, con el informe del Covid, donde lagrimearon “Igor” del Castillo, Gumaro Barrios, y las doctoras Leticia Ruiz y Mirna Beltrán. Tienen cargo de conciencia, pese a lo cual no desprecian el marketing pragmático. Perversidad sin igual.

Ruiz es muy jovencita, apenas lo trató; “Igor”, por encimita; Gumaro lo conocía, pero de lejos y Beltrán le hacía la competencia soterrada.

El panorama es triste. Es un hombre reconocido por la comunidad cercana, la médica.

Corral lo maltrató y lo sabe. No hubo apoyos ni autonomía de decisión en serio. Metió a sus operadores en áreas clave y lo ató de manos, sin recursos económicos suficientes. Las adjudicaciones directas a modo fueron la regla.

Estaba flotando el doctor, librando una grilla sorda, cuando sobrevino la enfermedad y el desenlace conocido. Descanse en paz.

La sustitución no viene fácil. Ayer mismo con poca diferencia, Jorge Duque, uno de los principales candidatos a sucederlo, murió de manera repentina. Traía hace una semana dos stents nuevos.

Duque era un médico de gran categoría y estatura humana. Docente universitario y auténtico científico.

Los nombres son menos. Está el doctor Issa, Flores Montana y la misma Beltrán. Pero tal vez busque a alguien mas cómodo.

Ahora no puede rehuir Corral a la decisión, fiel a su forma dubitativa de actuar. Tendrá que hacer anuncio inmediato. La indiferencia y omisión no pueden esperar.

***

Ha ninguneado la Secretaría de Educación Estatal a cientos de maestros con el proceso de cambios de adscripción.

Es un compromiso que ya tiene mucho tiempo parado y en constante cambio siendo que en otros estados ya se llevó a cabo. De nuevo se aplaza para agosto con el pretexto del semáforo naranja.

Carece el proceso de una cabeza y responsable visible. Todo mundo se echa la pelotita encima y nadie se responsabiliza, generando incertidumbre.

En lugar de informar, crean caos. Están varias instituciones que participan en el proceso, la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (Usicamm), las secciones sindicales -que son ignoradas- y el (SIE) Sistema de Información Educativa de SEECh que ni para atrapar moscas sirven.

Desde la convocatoria inicial se buscó dejar fuera del proceso al sindicato, bajo el pretexto de malos manejos, retórica puritana que ningún resultado efectivo ha traído.

Los maestros con antigüedad de un año fueron dejados fuera  generando mucho malestar, pese a que son bastantes los afectados.

Los amparos del sindicato no tardaron en llegar, sin resultados efectivos, pese a la vulneración de derechos de los trabajadores docentes.

Infantil el retraso, y la manipulación, cuando en otras entidades se efectuó en forma virtual. Se vislumbran intereses ocultos, mano negra indudable.


***


Los productores agrícolas de la zona norte de Tamaulipas acusaron a la Comisión Nacional del Agua de actuar parcialmente en la administración del vital líquido.

Paradójicamente acusan de beneficiar indebidamente a los productores chihuahuenses.

Como si se viera película repetida de lo sucedido en Chihuahua la semana pasada, ya los productores tamaulipecos amenazan con acciones de protesta de alto impacto.

Se trata de detener a la Conagua que está pagando el Tratado Internacional que se tiene con los Estados Unidos sin tomarlos en cuenta y de una forma indebida.

El sector agropecuario, de Chihuahua y Tamaulipas, está en situación de desesperación por la baja producción y precios de mercado a pique.

La acusación, por tanto, carece de sustancia. Pero en esa proporción Chihuahua está más que afectada, sin rubor alguno desde la esfera federal.

Mario Mata debió salir de nuevo a redes para hacer incapie en ello, por la desfachatez federal y el doble juego desplegado desde Tamaulipas.

***

Es tan grande la desesperación que los gimnasios no van a esperar a que el gobierno les autorice un protocolo de funcionamiento especial.

Prácticamente se salieron a la calle. La imagen que le mostramos es de la avenida Universidad. Es un negocio que sacó los aparatos al estacionamiento vehícular, propio y de los vecinos.

Ahí instrumentó la impartición de las sesiones de gym con sus clientes, tratando de apegarse a un a lógica de funcionamiento en tiempos de Covid.

Tienen las empresas que ofrecer soluciones, porque los funcionarios estatales están muy cómodos cobrando su sueldo en perjuicio de miles de empresas y cientos de miles de empleados y sus familias.

Es insostenible la situación económica, sin resultados claros de la administración estatal, que cierra sus ojos ante la dramática pérdida de empleos y muerte de empresas.

Para colmo. Sigue el naranja como concesión graciosa, haciendo malabares con los indicadores, que mueven a capricho.

***


Más de dos meses ya son los que tiene el secretario de Desarrollo Social, Luis Aguilar Lozoya, publicitándose en Facebook mediante una página que da tumbos entre lo personal y lo oficial. Evidentes son sus aspiraciones políticas que supuestamente están bien apalancadas en Palacio de Gobierno.

Sin embargo, los mil likes que tiene la publicación, con la clara leyenda de “Publicidad” que establece la red social, no valen las decenas de negativos que le han dejado entre el total de 74 comentarios visibles.

Desde la pregunta cargada de sospechosismo sobre el origen del dinero con el que paga la promoción personal hasta los reclamos por promesas incumplidas aparecen para mala fortuna del secretario. La muestra breve, pero significativa puede verse en la imagen que presentamos en la versión digital de GPS.

Persiguen a Lozoya señalamientos fuertes por esa publicidad que, según lo que se dice dentro del aparato oficial, le patrocinan desde Comunicación Social de Gobierno del Estado. La pandemia ha sido el pretexto perfecto para esa desatada promoción, pues además el bombardeo de boletines, con el trabajo real o supuesto que realiza como funcionario, es pan de todos los días.

Pagar para que le peguen en Facebook no parece ser la mejor estrategia que pueda seguir el camarguense, quien es recordado por dejar a medias su labor de diputado para integrarse al gabinete corralista.

La sobreexposición suele ser tan mala como las nulas apariciones públicas, sobre todo cuando no hay resultados reales que presumir.