Opinion

-Odio a Duarte hasta en la cantera de Palacio

.

GPS / Columna
sábado, 20 julio 2019 | 05:00

-Balconea Juan Carlos mal servicio del IMSS

-Las críticas de la semana para la Blackaller

-Desplaza CATEM a la polilla de la CTM
 

El fantasma César Duarte continúa dando dolores de cabeza al nuevo amanecer corralista. Mientras mantienen encendidas las veladoras para que algún día se logre su captura, ahora se ocupan de elaborar los estudios necesarios para echar abajo la cornisa que el exgobernador erigió en la cima del Palacio en el 2012, durante la construcción del megabalcón.

La obra en su totalidad tuvo un costo de 2 millones de pesos y la cornisa – sobre el costado de la calle 11 frente a la Plaza del Ángel - fue tallada en cantera, para coronar la remodelación.

Arquitectos,  diseñadores y el propio INAH participaron en los trabajos, sin embargo, ahora se dice que el peso está dañando la estructura y lo mejor es su remoción. 

Obviamente dinero tirado a la basura, y por supuesto un recuerdo menos del “ladrón vulgar” que tanto atosiga al actual gobernante.
Ese es todo su problema, el odio al antecesor.


 ***
  

El superdelegado Juan Carlos Loera balconeó al Instituto Mexicano del Seguro Social al exhibir catres y bancas de salón de clases en las que pacientes y familiares de derechohabientes fueron atendidos en IMSS de Guachochi, durante la pasada Jornada Quirúrgica Oftalmológica.

En su red social, Loera – quien aseguró se conmovió casi hasta el llanto al ver los resultados de la actividad médica – publicó varias fotografías y en algunas de ellas se advierte a beneficiarios acostados en camastros improvisados e incómodas sillas de escolares para los familiares que acudieron a cuidarlos. La imagen en la edición digital.

Por supuesto se trató de una jornada extraordinaria en la que más de 300 personas se vieron beneficiadas y ello pudo quizá rebasar la capacidad de atención del propio instituto, pero por otra parte nada exime la responsabilidad del gobierno federal de contar con infraestructura de calidad.

Ojala que la visita, en la que acompañó al coordinador estatal del IMSS, Norberto Miguel Ramírez, haya servido para tomar nota de esas carencias en una clínica a la que diariamente ingresan personas de bajos recursos, en su mayoría originarias de las etnias que habitan en la región.


 ***
  

Por cierto que donde dicen que Norberto ya puso el ojo es en el área de Archivo del Hospital Morelos, donde hay tal desorden que a diario surgen quejas de extravíos de expedientes que provocan la cancelación de citas y consultas en perjuicio de los derechohabientes.

Un caso reciente, por ejemplo, fue el que vivió una chihuahuense que padece una cardiopatía llamada megalocardio. Después de un año y dos meses con el médico familiar e internista al fin fue enviada al cardiólogo, pero su expediente no aparecía y en riesgo estuvo. 

Aseguran que esta situación ya está observada, y que se aproximan correctivos para evitar que estos “errores de archivo” se sigan presentando.


 ***
 
Criticada, muy criticada, fue esta semana la directora del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), Ana Margarita Blackaller Prieto, al calificar de innecesaria la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), para el municipio de Chihuahua.

Blackaller, quien durante la pasada administración fue la suplente de la alcaldesa Maru Campos, se sumó a las líneas discursivas marcadas por el gobernador Corral, quien ha usado el mismo calificativo para oponerse a la solicitud que ya analiza la Secretaría de Gobernación.

Es una posición que otras mujeres que se desempeñan en distintas esferas del gobierno ya han asumido, en su mayoría obligadas por la visión de un mandatario que pareciera vivir en otro estado al afirmar que los llamados crímenes por razones de género están controlados, y los casos atendidos a cabalidad.

Si así fuera ¿por qué los hechos dan cuenta de otra realidad? ¿Por qué cada vez más las mujeres se sienten vulnerables o inseguras a verse obligadas al caminar solas al caer la noche en la ciudad?

Pero Corral impone sus líneas y esta vez a la funcionaria municipal le tocó el turno de repetirlas, despertando el malestar de organizaciones de la sociedad civil que desean ver a sus servidores públicos comprometidos verdaderamente con los ciudadanos y no con el gobernador en turno.

La Alerta de Género, un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres único en el mundo, ha sido declarada en 14 estados del país, y su aplicación en el Estado forma parte de un sentido reclamo de todos los sectores.

Pero para la directora del Instituto Municipal de las Mujeres en la capital no se requiere pues el número de casos es menor en comparación de otras ciudades.

¿Si así fuera un solo caso, que no lo es, es menos importante? ó ¿Habrá que esperar a que los números se disparen?


 ***

La Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) en Chihuahua, creada en febrero de este año,  se ha convertido en el juguete nuevo con el que panistas y morenistas coquetean con la finalidad de pulverizar a la ya de por sí desgastada CTM que dirige Doroteo Zapata.

El golpe más reciente a ese monopolio, que el viejo líder opera a través de su hija Georgina Zapata, ocurrió hace pocos días cuando concesionarios del transporte público urbano abandonaron la organización de filiación priista, CNOP, para sumarse al CATEM, seducidos por las promesas del Estado de apoyarlos en la adquisición de camiones nuevos, bajos esquemas accesibles de financiamiento.

La fuga de esos transportistas no es cosa menor. Se estima que tienen el control de más del 30 por ciento de la flotilla de camiones y avanzan en el convencimiento de más concesionarios para que cambien de bando y digan adiós a las filas de las organizaciones cetemistas.

Los dirigentes de la llamada confederación autónoma, Francisco Salcido, a nivel estatal, y Juan Gómez en el ámbito municipal en materia de transporte, tienen razones y resentimientos de sobra para impulsar el movimiento que podría poner fin a la larga era que Doroteo ha protagonizado.

Por lo pronto la lucha se focaliza al transporte público de camiones urbanos, pero ya se extiende hacia el gremio taxista, bajo las promesas de negociaciones de tarifas más competitivas.

Será, advierten, una lucha intestina entre el viejo sistema que se resiste a morir y una nueva corriente a la que urge asestar golpes definitivos para extender controles políticos.

En tanto esta lucha culmina los usuarios seguirán condenados a continuar esperando por un mejor servicio.


 ***
 
Dicen que los principales promotores del plebiscito para el proyecto de iluminación en Chihuahua  - la Red de Participación Ciudadana y la organización Wikipolítica – quisieron ponerse a las patadas con Sansón y ahora no aguantan los golpes.

Esta semana acusaron a la alcaldesa Maru Campos de coaccionar a los trabajadores para salir, incluso en horarios laborales, a firmar a favor de que el plebiscito se efectúe, razón por la que decidieron cerrar temporalmente uno de los puntos de recolección de firmas.

La presidenta por supuesto rechazó las acusaciones, sin embargo, son varios los operadores del municipio que traen las listas en la mano recordando a sus correligionarios la necesidad de estampar la rúbrica.

¿Qué otra cosa esperaban los organizadores? Se ven tan novatos que mientras buscan una estrategia para hacer frente al acarreo albiazul, los de Wikipolítica –a quienes algunos identifican como simpatizantes de Morena-  malgastan su tiempo en contestar a quienes en redes sociales defienden el Chihuahua Iluminado.
 Responden a esos comentarios hasta haciendo uso de memes e insultos, sin darse cuenta de que son víctimas del famoso carrusel panista, una formula distractora de probados resultados.