Opinion

-Ordenó impedir graduaciones de la UACH

.

GPS / Columna

jueves, 05 mayo 2022 | 05:00

-Maltrato y sol para niños por la vacuna Covid

-Da Maru tranquilidad a los dueños del dinero

-Ni quién se acuerde de la regularización de chuecos

 Pedro Oliva, nombrado Subdirector de Gobernación Municipal apenas en diciembre pasado, ha decidido quemar sus últimos cartuchos después de salir con la cabeza agachada de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH).

Tuvo una ocurrencia que no la dejó en mera vacilada. Ordenó clausurar las graduaciones en el Centro de Convenciones en total perjuicio de los alumnos, en un pleito mordaz con la máxima casa de estudios. a quien antes servía. 

Ningún pleito personal debiera afectar a la comunidad universitaria pero Oliva se dejó ir con todo en un acto autoritario y arbitrario. Falto además de sentido común, de elemental lógica y hasta visión política.

El colmo es que mandó a un ejército de inspectores con la orden de buscar clausurar todas las graduaciones de la UACH realizadas en el famoso recinto de la avenida Tecnológico. 

Nadie se explica su actuación, claramente le dolió la salida de la máxima casa de estudios y anda viendo quién se la paga sin importar que esto perjudique la buena marcha de la administración municipal en general.

***

Volvimos a ver las largas filas de familias enteras formadas por horas para vacunar a los menores de edad, en aglomeraciones de miles sin ninguna necesidad.

Tocó el turno de vacunar a los niños, niñas y adolescentes entre 17 y 12 años, todos ellos acompañados de sus padres, esperando bajo el sol, con el alivio de una que otra nube.

De pie, caminando centímetros por el lento avance, tuvieron que esperar el turno para recibir el biológico contra el Covid, cuando se suponía que ya habíamos aprendido a organizar el procedimiento.

Las últimas semanas la Secretaría de Salud federal y el Ejército entregaron millones de vacunas a nivel nacional al IMSS, ISSSTE y centros de salud en las entidades federativas, para que ayudaran en la vacunación, debido –se ha dicho- la proximidad de la caducidad en muchas de las vacunas.

Lo mismo pudo haberse hecho con los menores de edad, pero volvimos a la organización centralizada, de pocos, muy pocos, centros de aplicación de la vacuna, en lugar de dispersarlos en diferentes instituciones, como, insistimos, se hizo hace muy poco.

Nos mandaron la foto de las largas filas en el centro comercial Sendero, al norte de la ciudad, con personas con una carpeta bajo el brazo, donde llevaban el comprobante de registro para la vacuna.

Había elementos del Ejército y decenas de servidores de la nación organizando la larga fila de personas que después de un par de horas ya mostraban cansancio y hartazgo, recibiendo instrucciones a voz en cuello, apenas audible para quienes se encontraban algo retirados.

*** 

Le fue muy bien a la Gobernadora en su reunión con el Consejo Consultivo de Desarrollo Económico de Chihuahua, en particular por las buenas nuevas y resultados en la reingeniería financiera, que ya traía a Chihuahua en graves apuros.

Ese trabajo de renegociación permitió mejorar la calificación de deuda por parte de la calificadora HR Raitings, con lo cual se accede a mejores tasas de interés.

Lo anterior gracias a un superávit observado en el balance hecho al cierre del 2021, lo cual generó una reducción en nivel de endeudamiento del Estado.

Se hizo acompañar Maru Campos del secretario de Hacienda, José Granillo y la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, María Angélica Granados.

Hubo hincapié en que en el corto plazo se podrá contar con un presupuesto balanceado que genere certidumbre en las inversiones que vienen en obra pública, salud y seguridad, todo ello en favor de la reactivación económica.

***

Uno de los temas que deberá discutirse tarde que temprano y llegarse a una decisión en el Congreso del Estado, es la existencia de dos órganos muy similares por sus funciones, que en ocasiones terminan pisándose los talones.

Se trata de las sindicaturas y los órganos internos de control que subsisten por lo pronto en una decena de ayuntamientos, y donde los titulares parece que no han terminado de acomodarse en sus funciones.

El tema fue tratado en la sesión de Comisión de Fiscalización efectuada hace un par de días, sin que por el momento haya alguna propuesta al respecto.

Es decir, si va a ser la Sindicatura quien va a realizar intervenciones en las dependencias de los gobiernos municipales para detectar y proponer sanciones o le corresponde a los órganos internos de control todo ello, o si se van a repartir las etapas del procedimiento, y dónde entra quién.

Otro ejemplo cercano, el cumplimiento del contrato con Lifer en el caso de la recolección de basura, hay quien sostiene que debiera ser el Órgano de Control quien entrara al quite y no propiamente la Sindicatura, toda vez que el reglamento le da al Órgano facultades especificas en relación con la proveeduría.

Los síndicos y síndicas son electas por el voto popular en una elección diferenciada del Ayuntamiento, de ahí que quienes ocupan la titularidad en la Sindicatura sientan que llevan mano.

No estaría nada mal que se aclarara con peras y manzanas para evitar roces en un futuro inmediato, y bajar los humos del protagonismo en las sindicaturas.

No es el único asunto que preocupa a los legisladores. Esta por ejemplo el de elevar las fianzas a los oficiales mayores o tesoreros de ayuntamientos, porque esas garantías por lo pronto son cuando menos ridículas, muy lejos de los grandes presupuestos que en algunos casos se manejan.

Los temas tendrían que ser tocados de nuevo la próxima semana en una nueva sesión.

 ***

Fueron enviados sendos oficios número 393-1/2022 y 393-2/2022 II P.O por parte de los legisladores locales, con una sola súplica, más que exhorto, que se instalen más centros para la regularización de vehículos chuecos.

Ha sido el proceso de regularización un auténtico martirio para quienes han decidido legalizar sus unidades, primero el desorden existente al inicio, que si participaban o no las agencias aduanales, que si habría un sobre precio adicional, y los naturales problemas de logística.

Pero a unas semanas que esos dilemas iniciales se resolvieron, sigue el procedimiento muy tortuoso.

Hubo tardanza en enviarse estos oficios con el exhorto legislativo, pero más vale tarde que nunca. Veamos si la Secretaría de Gobernación contesta rápido. Menos que ocioso fue enviarlo también al Gobierno del Estado, porque se trata de un procedimiento federal, en el cual la autoridad estatal sólo podría ser coadyuvante en el mejor de los casos.

El asunto está en manos de Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, de ella depende mejorar la atención de los dueños de autos chocolates.