Opinion

-Pagados de contado más de 127 mil pesos

.

GPS / Columna

lunes, 29 junio 2020 | 05:00

-El destino de Bowí pinta para mediocre

-No la libra Palacio ni con encuestas a modo

-Confundió la 4T con el nuevo amanecer



Tenemos en nuestro poder un recibo simple por 127 mil 800 pesos, pagados constantes y sonantes a un representante de la empresa Medsten por el concepto de un procedimiento de cateterismo cardíaco con colocación de stent. Hasta ahí nada anormal.

El caso es que el servicio se prestó en instalaciones del Hospital General Salvador Zubirán, que es una institución médica perteneciente a los Servicios de Salud de Chihuahua, organismo descentralizado de la Secretaría de Salud Estatal. 

En dado caso, el dinero debería haber sido pagado a dicha institución, para resarcir el insumo utilizado.

Contrario a ello, el dinero, según nos dicen, lo recibió una mujer de nombre Yazmín, a quien se identifica como la pareja del médico tratante y jefe de hemodinamia del mencionado hospital, Daniel Frías.

Bien a bien no se sabe por qué se hizo esto -inevitable pensar mal-, cuando el insumo médico pertenece al hospital, que lo compra mediante licitación a la empresa Sima, la cual mensualmente cobra el surtimiento que se hace al almacén, en un contrato que más o menos asciende a 100 millones de pesos anuales.

Quien realizó el pago estuvo tramitando una factura para poder deducirlo fiscalmente, pero siempre le dieron vueltas y vueltas. Incluso, acudió a las oficinas de la Secretaría de Salud, en Tercera y Ojinaga, pero de ahí lo remitieron con el director del hospital, el doctor Carlos Benítez, quien no ha dado respuesta, y por lo menos es responsable de omisión ingenua -que no lo creemos- en estos truculentos asuntos realizados en domingo, cuando no hay nadie.

Alguna explicación habrá para tal recibo.


**
*

La línea troncal del transporte semi masivo hoy conocido como Bowí se enfila a constituirse en una obra de ampliación mediocre. Parece que es su destino.

Desde que fue puesto en marcha pocos cambios ha sufrido la ruta que atiende a decenas de miles de chihuahuenses, muy por encima de las primeras expectativas.

Ha desmerecido en el servicio. El Internet se limita a las estaciones mediante un sofisticado sistema que lo hace engorroso, con fines tramposos de padrón de usuarios digital.

El aire acondicionado es encendido a cuenta gotas por los choferes, entendemos bajo indicación de la administración que busca ahorrar combustible.

El nombre fue cambiado primero a Metrobús mediante concurso desafortunado, porque tal denominación tenía derechos de autor.
Las unidades reciben poco y elemental mantenimiento y ahora a los genios que proyectan su crecimiento, pretenden únicamente ampliarlo hasta Pistolas Meneses, tramo muy corto, que sigue dejando sin servicio a miles de usuarios, que deberán resignarse en lo inmediato a continuar con el sufrimiento diario de las alimentadoras y el doble pago para llegar al Bowí.

No sólo es Riberas de Sacramento, son decenas de colonias y fraccionamientos que debieran beneficiarse de una infraestructura de transporte público eficiente. Pero se quedarán sólo con las ganas.

Deberá revisarse con lupa el proyecto, especialmente la pertinencia de mayor infraestructura de patios para resguardo de camiones y talleres.

Son 250 millones de pesos, la mayor parte, adivine usted, exacto, mediante un crédito de Banobras. Más obra a fin de sexenio, caravana con sombrero ajeno y pateando el bote de la deuda.


***


La última puntada de la Secretaría del Trabajo no tiene desperdicio alguno. Promover el empleo en Quebec, Canadá suena muy bien, pero en otras condiciones. La simple idea suena a burla, por la tragicomedia que enfrentan los chihuahuenses.

No es tanto el problema de la maestra Malika Croteau, con su video conferencia de promoción el próximo miércoles, para ofrecer oportunidades en aquellas tierras.

Es la forma ridícula que en Chihuahua se han perdido miles de empleos por las medidas radicales de suspensión de labores.

Ni en la crisis sexenal que inició en el 94, o en la guerra contra el narco y otras contingencias de salud graves, el estado se había hundido a los niveles de hoy.

La pandemia mató cientos de empresas y 13 mil fuentes de empleo en sólo tres meses. Están en riesgo 50 mil empleos de bares y restaurantes bar, algunos ya aperturados con ingresos minúsculos por el aforo escaso permitido.

Meseros, taxistas, proveedores de alimentos, y un sin fin de empleos, directos e indirectos en grave riesgo.

Hay retiro desesperado de las migajas que permiten las Afores, ocho o doce mil pesos, dependiendo de cada quien, para subsistir. Los apoyos federales y estatales, ni a paliativos llegan.

Incluso se amenaza momento a momento con volver al rojo, en especial a Chihuahua, que ha tenido constantes observaciones en los programas oficiales. ¿Nuevo cierre en puerta?

Ese y no otro, es el contexto de la promoción estatal del empleo en Quebec, que posteó Ana Luisa Herrera en su muro social, con la leyenda ¿Te interesa trabajar en Canadá?

Mal chiste para esos miles de desempleados.


*
**

Ni aún con el carrusel de funcionarios públicos estatales y partidistas sale bien librado en las encuestas a modo.

Es una página de red social denominada golpeteo político, utilizada para lastimar a sus contrincantes y favorecer su imagen pública.

La encuesta pide manifestar la opinión que se tiene de Javier Corral. Muy buena, buena, mala y pésima. Pues tiene sólo 400 corazoncitos, 194 likes, 212 rostros enojados, muy molestos y 27 caras de burla.

Está ahí en primerísimo lugar su nómina. María Teresa Ortuño, Ana Luisa Herrera y Rocío Reza. Sueldazos con cargo al erario público que sumados dan por encima de los 300 mil pesos.

El cansancio y desgaste es inevitable, producto de sus múltiples yerros.

La egolatría es tal que lo lleva a promoverse hasta en las fotos de boletines de información ajena, perteneciente a otras instituciones.
Mandó Gobierno del Estado un comunicado por el desechamiento de un amparo por parte de César Duarte, y Corral lo adorna con aquellas fotos viejas donde entrega los expedientes en PGR en México.

Por supuesto que el ciudadano lo ve y lo sanciona con su desprecio.


*
**

“Estamos tan jodidos que en lugar de juzgar a quien nos ha robado, atacamos a quien está desmantelando la corrupción”. Ese fue el mensaje impreso sobre la imagen de una de las caras más sobrias de la 4T, la diputada federal Tatiana Clouthier. Lo compartió Águeda Ramos, una funcionaria estatal de Ojinaga, a la que le llovieron críticas en los grupos panistas.

La señora Ramos es la representante en esa ciudad fronteriza de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios. Su lugar en la nómina pública seguramente se lo arrebató a algún panista ojinaguense, de los muchos que se quedaron con las ganas de ingresar al gobierno desde 2016.

La mujer era conocida por su recalcitrante militancia priista y ahora al parecer se convirtió a Morena, o confundió la 4T con el nuevo amanecer. Sólo así se explica que promueva figuras y haga referencias al gobierno federal.

En vez de dedicarse a trabajar, como tantos otros burócratas estatales bien pagados, ocupa su tiempo en denostar al PAN, el partido que hizo llegar a la gubernatura a quien le dio trabajo.

La historia de Ramos no es nueva, se repite en muchas áreas de gobierno con diferentes nombres. Igual en Ojinaga que en Cuauhtémoc, en Jiménez, Parral o Juárez. Los panistas fueron relegados por el nuevo amanecer y los puestos se entregaron a otros que a estas alturas de la administración dan el bandazo sin problema alguno.