Opinion

-Para Norberto no hubo seguridad, sólo condolencias

.

GPS / Columna
martes, 11 junio 2019 | 05:00

- De nuevo la tragedia en la corta a Parral

- Tuercas sin apretar en la Policía Municipal

- Hay de Flores a Flores, y Ayala ya trae a Bejarano


La tragedia de Norberto, como la de cientos de mexicanos y chihuahuenses que han perdido la vida, en manos del crimen, coloca en su real dimensión el fracaso de las políticas públicas en materia de seguridad.

El drama de un joven exitoso que se trasladó a la Ciudad de México para crecer profesionalmente y que terminó terriblemente asesinado, es una cotidianeidad alarmante en nuestro país.

Muchos mítines en la frontera con los Estados Unidos, comisiones de funcionarios a Washington, promesas mil de inversión, son palabras huecas mientras la violencia gobierne.

No hay la más mínima consideración hacia las familias, víctimas indirectas de estos crímenes; no hay cuidado ni atención a las investigaciones. El desorden es completo.

La Guardia Nacional es un espejito anunciado que no va a resolver el problema de la inseguridad, como no lo resolvió en el caso de Norberto Ronquillo, cuyo deceso enluta a Chihuahua completo.

Tuvo que movilizarse su madre exigiendo resultados, para mover la conciencia de la autoridad y de la misma sociedad civil.

Al final fue una llamada anónima la que permitió encontrar el cadáver.

¿Dónde quedó la investigación científica por parte de agentes policiacos y ministerios públicos? No existe en realidad, más que en el discurso, que hoy se solidariza por la muerte, pero que fue ocioso, moroso y burocrático.

Para Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, el caso apenas existió, y para Corral, el gobernador de Chihuahua, apenas mereció una escasa atención de último minuto.

Hoy se ofrece apoyo para el traslado del cuerpo cuando lo que se requería era presionar directamente al gobierno de la Ciudad de México para encontrarlo con vida, pero nada de eso ocurrió.


***


La carretera corta a Parral volvió a enlutarse con un terrible accidente, que hasta el momento ha provocado tres decesos.

Es dicho tramo carretero una auténtica trampa moral, en perpetua reparación inútil, porque no resuelve de fondo su peligrosidad.

Las adecuaciones han permitido construir un acotamiento adecuado en muchos de los tramos, donde se ha reducido considerablemente el número de accidentes.

Pero hay trechos, como el ubicado en el lugar del incidente mortal de antier, donde la autoridad federal y estatal han sido omisas.

La primera porque es su responsabilidad directa, por ser un tramo carretero federal, y la segunda por la desidia de no atender el problema que significa grave riesgo para los chihuahuenses.

Apenas hay un acotamiento de unos cuantos centímetros, resultado de una defectuosa regulación en los reglamentos respectivos.

Unos cuantos centímetros de acotamiento son simulación, porque sobre el mismo no es posible la circulación lenta por descompostura, o que se abra espacio para un rebase con seguridad.

Fue precisamente ese rebasar imprudente el que provocó el mortal encontronazo de frente entre dos autos, en el que pereció la familia completa.

La autoridad deberá deslindar responsabilidad del conductor que rebasaba, pero, ¿dónde queda la cuestión de la carretera construida sin cumplir con condiciones de seguridad?


 ***


La reunión de gabinete estatal sólo sirve para la foto y para lamentarse, porque los recursos federales están detenidos y las finanzas estatales colapsadas, particularmente por el manejo torpe de la deuda.

Fue incapaz la administración de sacar adelante la reestructuración de la millonaria deuda, porque existía trampa oculta en la misma.

Había una decisión de patear el bote con más años de endeudamiento, y eso significa pesos y centavos más, con el único afán de obtener manejo financiero en lo inmediato.

No existía en el plan de financiamiento más que la decisión de endilgar a las administraciones futuras hasta dentro de 30 años, el pago de la deuda y sus arrimadijos.

Se quería obtener un centavo ahorita, a costa de pagar los pesos más adelante.

En el fondo eso motivó la controversia constitucional que hoy tiene detenida la negociación de reestructura con bancos privados que se frotan las manos en espera de que se libere el negocio.

Por ello, nos hicieron llegar el tuit que el gobernador emitió para quejarse de la insolvencia de recursos con motivo de la mencionada controversia legal.

Iluso pensó el gobernador que la oposición lo dejaría hacer chilar y huerto con esos miles de millones de pesos en reestructura de deuda, más aún cuando el intento del año pasado resultó en todo un fiasco.

En un muro de lamentos se convirtió Palacio de Gobierno el sábado, donde en lugar de buscar opciones, se limita a echar culpas en los boletines oficiales.


***


Dos estrategias asumió la Universidad Autónoma de Chihuahua en vísperas de cerrar semestre y en preparación para agosto próximo, con la implementación del plan piloto de la renovación universitaria.

Por un lado, continuar con las reuniones de socialización en unidades donde brincó resistencia inicial, como Filosofía y Letras.

Y por el otro, cursos de inducción, análisis y aportación en las materias universitarias llamadas comodines, que se impartirán en primer semestre.

La instrucción de Rectoría fue mejorar las materias, haciendo los ajustes que fueran necesarios -mediante la participación de una centena de maestros- y en su caso, generación y propuesta de nuevas materias, todo ello con un criterio flexible y abierto.

Terminada esta fase a finales de junio, seguirá el trabajo paulatino con el resto de los maestros con la finalidad de focalizar los programas de estudio en las competencias nuevas.

El caballito de batalla en la difusión y socialización del nuevo modelo, es un micro sitio de internet cuyo acceso se ha ido ampliando conforme avanzan el proceso de socialización.


***


Los niveles de inseguridad en la capital han metido presión al jefe de la Policía Municipal, Gilberto Loya, para hacer cambios en la estructura de mando.

Desde la salida del subdirector José Roberto “El Cholo” Leyva, hace un mes, el problema de la seguridad si bien no se ha desbordado como en el pasado, sí muestra señales de falta de control, de ahí la necesidad de apretar las tuercas.

Al frente de la Subdirección Operativa de la Dirección de Seguridad Pública Municipal se quedó Luis Ramón Corral Torresdey, policía de carrera con buena marca, pero con la desventaja de que no está fijo en el mando, sino provisional.

Pero aparte hay varias áreas que Loya Chávez mantiene muy flojas, lo que se refleja en las quejas que se reciben por falta de atención a las llamadas de auxilio y en problemas enfrentados de la peor forma por los agentes de la corporación.

Ahí están los casos del exministerial asesinado en una detención, homicidio por el que los agentes municipales que participaron siguen libres; o las ejecuciones que se dispararon el fin de semana, sin contar el policía desarmado en un pleito de vecinos, hecho ante el cual no supo actuar el elemento.

Loya debe saber que va su cabeza de por medio, así que le urge reforzar la estrategia y mostrar otros resultados.


***


La subdelegada regional de Bienestar en Uruachi, Flor Ayala, en lugar de ponerse a trabajar en la entrega de los apoyos federales, se dedica a lanzar amenazas a quienes se atreven a criticar su labor, como a la lideresa rarámuri Flor Bejarano Cruz.

La funcionaria federal fue denunciada porque ha amedrentado a la mujer con la idea que tiene el poder para meterla a la cárcel, si continúa denunciando irregularidades en la entrega de apoyos en la sierra.

La señora Ayala arrastra acusaciones de favorecer panistas con los recursos federales de la Secretaría de Bienestar. Vaya, hasta la señalan por haber metido a un excandidato nada necesitado, Jaime Banda Zamarrón, como beneficiario de las becas para personas con discapacidad.

Y como los cacicazgos son la marca de la cuarta transformación en la sierra de Chihuahua, otra sobre las que no cesan las denuncias es la subdelegada en Guachochi, Francisca Ivonne Contreras.

De aquel municipio turístico llega el reclamo sobre la cerrazón a la hora de censar a las personas, pues si no muestran documentos que acrediten una discapacidad, por más evidente que sea, se les niega el apoyo.

En ese lugar, donde además la encargada enfrenta acusaciones de nepotismo sin corregir, las listas de beneficiarios se manejan con tal reserva que hacen sospechar hasta a los más ingenuos.

Algo se esconde en este reparto de recursos federales, si no podría transparentarse absolutamente, como se niegan a hacerlo en esta región apartada del estado.