Opinion

-Policías “al tiro” por agresión contra viales

.

GPS Columna

sábado, 19 noviembre 2022 | 05:00

-Debe Stefany comparecer en caso Pinedo-Paulina

-A la caza del oficio No. 660/2022 

Tras la agresión que sufrieron elementos de la Policía Vial en la capital el pasado jueves, fue reactivada la alerta para que los elementos de los cuerpos de seguridad anden “al tiro” ante cualquier posible ataque. 

Fue durante una persecución que inició en el cruce de la avenida Pacheco y Bulevar Juan Pablo II, cuando los agentes viales fueron agredidos a balazos. Los agresores terminaron por chocar en la vialidad Ch-P y Fuentes Mares, lo que permitió la captura de uno de ellos, además de asegurar dos armas cortas. 

La instrucción girada a los policías es tomar todas las precauciones; ninguno puede andar solo ni siquiera para morder y siempre deben portar su chaleco antibalas y su arma larga, además de traer consigo el radio cargado en caso de cualquier emergencia. 

De paso también hubo recordatorio a todo el personal que, ante cualquier atentado en contra de cualquier corporación, habrá atención de apoyo de inmediato y sin excepción alguna pues hay que evitar que más policías pierdan la vida en la entidad pues, en lo que va del año, al menos 14 agentes han sido asesinados. 

***

Con la locura de compras navideñas, la Secretaría de Salud deberá mantener un estricto monitoreo de las enfermedades respiratorias, especialmente el Covid-19 que, si bien ya ha dejado de ser motivo de alarma, aún es un padecimiento que está al acecho. 

La relajación de las medidas preventivas, incluida la eliminación obligatoria del cubrebocas para el grueso de la población, son factores que podrían repercutir en los indicadores epidemiológicos.

Esta semana ya registró un aumento de contagios en la capital, si tomamos en cuenta que el 8 de noviembre hubo 53 casos nuevos reportados y para el 17 la cifra era de 111. Son pocos si los comparamos con los picos de principios de año, cuando la variante Ómicron hizo sus estragos. 

La población debería apelar a la prudencia y mantener ciertas medidas, incluso la utilización de los cubrebocas en lugares muy concurridos, pues no sólo es el Covid el que puede evitarse, sino la influenza y otras enfermedades virales que no requieren de otra cosa que el contacto cercano para propagarse.

***

Pareciera que la imputada, Araly Cristina Paulina del R. A., operó sola la autorización para celebrar un contrato de adjudicación directa, en favor de Xtreme Sports, una de las empresas señaladas en la carpeta de investigación por la cual está procesada, pero no fue así.

Con independencia de la intervención de Antonio Pinedo, el entonces titular de Comunicación Social, ella estuvo acompañada en la decisión por el Comité de Adquisiciones de la Secretaría de Hacienda, mismos integrantes que participaron con su firma en la celebración de dos de los actos jurídicos que la tienen ahorita sujeta a proceso penal.

Aparecen en la autorización de excepción de adjudicación directa y en el contrato respectivo, por 4 millones 175 mil pesos y otro procedimiento posterior por 800 mil pesos, las firmas de Carolina Córdova Rascón y Sofía Alejandra Ramos González, presidenta del Comité y representante de la dirección de programación, control de pagos y seguimiento financiero de la Secretaría de Hacienda, respectivamente.

No está por ningún lado la firma ni la participación de algún representante de la Secretaría de la Función Pública, que de acuerdo a sus funciones debería haber asistido como testigo. El espacio está en blanco.

Tenemos los procedimientos SH/ADE/006/H/2018 y SH/ADE/001/H/2018, de los cuales surgen esas intervenciones y ausencias, con detalles adicionales en los cuales debieron reparar los integrantes del Comité, más allá del conflicto de interés de Paulina con su novio Efraín Maldonado y su hermana, Susana.

El acuerdo de excepción y el contrato relativos al procedimiento SH/ADE/001/H/2018 son de la misma fecha, del 16 de enero de 2018, y tienen que ver con producción, postproducción, y edición del video del primer informe del gobernador Corral, realizado el 1 de febrero, es decir, a menos de dos semanas de distancia. Hay alusión de un anexo técnico correspondiente que explica esas tareas a realizar, pero no aparece en el portal de contrataciones de Gobierno del Estado.

El otro contrato, SH/ADE/006/H/2018, por 4.1 millones de pesos, es para la producción de 21 videos, algunos de un minuto, otros de menos. Las tareas a realizar son coberturas de audiencias “y otros eventos donde participe el gobernador”. Pese a esa indeterminación, fue autorizado por el Comité. Tendría que haber un anexo técnico, pero tampoco aparece publicado en el portal.

Quienes participaron en el Comité y la misma exsecretaria de la Función Pública, Stefany Olmos, deberían comparecer para explicar esto.

***

La pasada sesión del Senado de la República efectuada apenas el martes 15 de noviembre, tuvo como objeto la discusión de nada menos que seis minutas, una comunicación, 91 iniciativas, 18 dictámenes para aprobación, 43 proposiciones, tres temas de agenda política y cinco efemérides. En total, 167 asuntos, un mundo, en una sola reunión.

En esa sesión queremos pensar que debió darse cuenta en el apartado de comunicaciones y correspondencia, del decreto autorizado por el Congreso de Chihuahua, solicitando -mediante oficio No. 660/2022 I P.O. ALJ-PLeg- la modificación en el huso horario de los municipios cercanos a Juárez y Ojinaga, pero no lo encontramos por ningún lado.

Hay una sola comunicación, en este caso del Congreso del Estado de Guerrero, autorizando la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional, pero de la petición legislativa de los diputados chihuahuenses nada.

Podría haberse enviado de manera económica dicho decreto del Congreso de Chihuahua a la Secretaría de Gobernación, antes de darle trámite para su aprobación en comisiones o bien, por tratarse de asunto urgente, ser votado directamente en el Pleno. 

Pero entendemos que por normatividad interna primero debe dársele por recibida y luego turnada. Pareciera que el reglamento es muy claro al respecto.

El caso es que en ese mar de asuntos legislativos que debe desahogar el Senado, no quisiéramos ver una semana más o 15 días, o un mes perdido, para que el tema sea atendido, sólo por extraviarse en ese cúmulo de trabajo existente en la Cámara Alta.

Alguno de los senadores tendría que estarle marcando el paso y no dejar el tema en la burocracia legislativa, porque es uno de los 400 ó 500 asuntos mensuales que pasan por ese órgano.