Opinion

-Presentó “documentos” al Vial y siguió su camino

.

GPS / Columna

miércoles, 30 septiembre 2020 | 05:00

-Mueven las camas Covid a placer

-No le interesa AMLO a Corral y le da lo mismo...

-Hasta FRENAA quiso manipular a indígenas

Un paisano que circulaba sobre vialidad Los Nogales en sentido sur norte fue alcanzado por una unidad de vialidad estatal. (Imagen en la versión digital de GPS).

Bastaron unos minutos, tras una breve discusión, para que intercambiaran documentos. El oficial sobre el pavimento, y el paisano desde la ventanilla de su pickup.

Luego simplemente pudo seguir su camino en su trocona con placas norteamericanas.

Podrá decirse que se trata de una verificación de rutina para comprobar el permiso provisional para circular, o cualquier otro pretexto.

Pero la verdad es que los oficiales han tomado esa vialidad como sitio preferido de caza de paisanos y no paisanos.

En este caso era un vehículo de reciente modelo, muy llamativo y con una traila, pretexto formidable para detenerlo. La imagen en nuestra edición digital.

Responsables van y vienen en Vialidad y no hay control suficiente que evite los actos que a todas luces huelen a corrupción.

***

Se presentó una lámina con la ocupación de camas Covid al 100 por ciento en el Hospital Central, pero luego se aclaró que está al 86 y esa fue la diapositiva enviada a medios.

La doctora Leticia Ruiz trató de justificar y minimizar el asunto como un imperdonable gazapo, que había corregido desde la noche anterior. Bonita coordinación tienen.

Muy difícil que pueda quedar sólo en lo episódico, como un error de quienes manejan el power point.

Más bien es el uso discrecional del pincelín con el cual se colorean a placer los rojos, naranjas o amarillos.

La realidad es que todo el Estado debería estar color piolín desde hace varias semanas junto con Juárez. Decíamos que en lo sustantivo no mejora la situación.

Los datos precisos con sus indicadores y comparaciones ya no son presentados públicamente, en la opacidad cómplice.

Sabemos que en el Hospital Central se mueven a placer las camas Covid. Si se agotan se colocan más en cualquier espacio.

Así siempre habrá ocupación libre con porcentajes muy por debajo de la realidad, aunque tengan que colocar respiradores mecánicos portátiles, de los cuales han recibido algunas donaciones en lo que va del año, con todo y el riesgo que ello significa.

Tenemos las dos imágenes del power point en nuestra edición digital.

***

Es muy difícil creer que en la particular del gobierno estatal están esperando llamada de Presidencia de la República para la gira que realizará Andrés Manuel López Obrador pasado mañana.

Los adjetivos de Corral en su conferencia de prensa ayer más bien dicen que no le interesa y le da lo mismo. Prefiere abonar a la confrontación.

Lo cortés no quita lo valiente, dijo el institucional mandatario estatal en relación a la gira presidencial, pero...

Resulta que el gobierno federal sigue desinformando, faltando a la verdad, no nos vamos a someter, no nos vamos a agachar, no se va a trastocar la dignidad del pueblo de Chihuahua, no pedimos limosna...

A Chihuahua nadie le enseña austeridad, Chihuahua es ejemplo de ello, incluso le da ejemplo a otras entidades y al gobierno federal... ese cuento de la conspiración en mesa de seguridad... espero que rectifiquen... han perdido toda calidad moral.

Esas fueron en síntesis las expresiones, palabras más, palabras menos, rescatadas de una comparecencia ante medios, que por cierto fue editada en su versión digital.

Muy lejos de constituir su narrativa una invitación a Chihuahua, ni cortés ni institucional. Lo mismo los boletines oficiales derivados, buscamos diálogo dice el primero, pero los restantes para el olvido: espera Estado que gobierno federal rectifique, olvido de Conagua en 2015 provocó desorden, Chihuahua no pide limosna. Íntegros deben estar en el escritorio principal de Olga Sánchez Cordero en Bucareli.

Pero además, por si hiciera falta algo, la sombra de Carlos Cuevas persigue al mandatario estatal de manera persistente, por más que quiera minimizar el asunto.

El empresario fue placeado por doquier en los distintos niveles de gobierno y beneficiado -en las que dicen ya no son sus empresas sino de su hermano- mediante contratos y adjudicaciones a modo.

La foto que se ha hecho famosa es la de la inauguración de una planta en Delicias, pero hay más de ello que habla de inconfesables relaciones.

Aquel mes de enero del año pasado, Cuevas fue presentado como un empresario muy activo. Fue acomodado en primera fila en la reunión junto a Valenciano.

No es chisme. Lo reveló el mismo Loera en su red social. Los datos deben estar por supuesto en un amplio dossier no sólo con la Secretaria de Gobernación, sino en la mismita oficina de Presidencia de la República.

Así ni como tener cara para aprontarse y sin invitación en dos días.

***

Como un botín político fue tratada la pasada “Marcha por el Trabajo” que de forma por demás precaria organizaron líderes indígenas de la región serrana. 

Pasados unos días de lo ocurrido y tras endebles acuerdos con autoridades federales, ahora ha quedado en evidencia como todos trataron de manipular el movimiento a su antojo y conveniencia.

Para empezar se sabe que hubo varios intentos por detener el avance de la marcha rarámuri para impedir que llegara a la capital. A la vez no faltaron los que estuvieron dispuestos a “apoyar” a los tarahumaras, de ahí que aparecieran supuestos líderes de todos los colores.

El propio coordinador de la marcha, Luis Carlos González, estuvo a punto de ser secuestrado por desconocidos a bordo de vehículos, quienes, al ver que les tomaban fotos, se alejaron rápidamente de los inconformes. Eso en el segundo día del recorrido desde Bocoyna hasta Chihuahua.

Luego, entre quienes les ofrecieron “apoyo” estuvieron los del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA) que los querían llevar con ellos a la Ciudad de México, con todos los gastos pagados. 

Pero los tarahumaras encabezados por González se negaron y les dijeron que su marcha era legítima y que no querían ningún movimiento ajeno a ellos.

Por otra parte también se les arrimó el morenista Aldo Loya, acompañado de sus ya desgastadas denuncias por nepotismo con las que hace campaña por una diputación. De ahí que ahora quiera colgarse luchas sociales a las que nunca se ha sumado.

Además la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas hizo lo suyo por instrucciones de su titular, María Teresa “Pety” Guerrero. Alentó lo que pudo la marcha al fin echándole toda la bronca a la federación.

En fin, por ahora líderes y gobernadores indígenas planean un congreso en la Sierra Tarahumara con funcionarios de Bienestar para comprometer los acuerdos firmados, que en caso de ser incumplidos nuevamente, llevarían sus protestas hasta Palacio Nacional.