Opinion

-Provocan psicosis viales acusados de violación

.

GPS / Columna

sábado, 23 abril 2022 | 05:00

-Protegido en Morena director teatral 

-Entregará Lilia acompañada de notario 

-Plan muy corto para apoyar a periodistas

Por si faltaba algo a la denostada imagen de la Policía Vial, resulta que ahora agentes de la corporación están acusados de violación en contra de una joven automovilista; no es la primera vez que ocurre, hay otros antecedentes igual de graves contra estos agentes estatales.

La corporación -que cambia de mandos constantemente, pero en la práctica sigue operando con la corrupción endémica que la caracteriza- está envuelta en este nuevo escándalo, que se da en un contexto nacional de temor y enorme malestar por la tragedia de la joven Debanhi, en Nuevo León.

En este marco de violencia feminicida, los policías viales de Chihuahua vuelven a aparecer para generar una psicosis en redes sociales que se ha extendido los últimos días. 

En redes comenzaron a circular diversos mensajes que alertan a las mujeres automovilistas, sobre estos hechos y recomiendan que no viajen solas y que, en caso de que un agente vial las detenga, no bajen por completo la ventanilla y mucho menos desciendan del vehículo.

La alerta es tal que incluso recomiendan huir del lugar y buscar una zona más iluminada, como puede ser una gasolinera.

Un caso igual se presentó en febrero de 2020, cuando los agentes Carlos Andrés M. N., y Jesús Ignacio L. F de esta corporación fueron detenidos, acusados de violación. 

Ya no es suficiente para el automovilista cuidarse de los agentes viales que piden mordida, ahora, se tienen que proteger de este tipo de ilícitos que denigran a la mujer y que cometen bajo la protección de la placa que portan.

Dentro de lo más sorprendente, los hechos denunciados habrían ocurrido en pleno Periférico de la Juventud, la vialidad más transitada y más importante de la capital del estado, y por ende la más vigilada. 

Ayer apenas se oficializó, pero las versiones de ataques perpetrados por los propios elementos de seguridad ya tenían varios días pasando de boca en boca, en grupos de Facebook y WhatsApp, como advertencias para las mujeres.

Vaya problema que tienen entre sus manos el encargado de la Policía Vial, César Komaba y su jefe el secretario de Seguridad Pública Estatal, Gilberto Loya, quien ni tardo ni perezoso salió a decir que no habrá impunidad.

El tiempo permitirá conocer si en verdad se actuó contra los responsables o se trató de la típica muletilla que utilizan los funcionarios cada vez que algo sucede. 

El caso no es menor, es una situación muy delicada y que pone en entredicho a toda una corporación sumando una raya más al tigre. La actuación de la autoridad debe ser inmediata.

***

Quien trae ya una negra fama en el mundo del teatro es el director del grupo de teatro Tlatoani, Víctor Ele Ruiz, que ha sido expuesto por colectivos feministas en marchas y protestas. 

Pese a los antecedentes, muy documentados, ahora confirman los morenistas que en efecto es de los nuevos protegidos del dirigente estatal del partido, Martín Chaparro Payán, a quien poco le ha importado que sobre el sujeto pesen diversas acusaciones muy graves.

El dirigente de Morena, aseguran, sabe que Víctor ha sido señalado constantemente por mujeres y jóvenes por diversos abusos, dado que primero les promete convertirlos en estrellas de teatro y luego termina acosándolos en más de un sentido.

Por esto se ha ganado varias quejas formalizadas por acoso y maltrato laboral; no obstante, sigue empeñado en conseguir apoyos del erario, gestionados a través de Morena, para reiniciar su compañía teatral.

Además de eso, ha tenido incluso apoyos directos del partido para viajes a otros países, lo que ha despertado la molestia sobre todo de las mujeres morenistas, que luchan por causas e ideales a las que el director teatral es ajeno.

En versión digital aparecen las fotos donde conviven bastante alegres Chaparro y su protegido del teatro. Sólo ellos saben qué tipo de acuerdo tienen como para mostrar esa incongruencia en el partido que defiende las causas de izquierda y el feminismo.

***

Tras la salida de Lilia Merodio de la Secretaría de Desarrollo Rural, se han realizado una serie de comentarios por parte de diversos actores políticos, con acusaciones de corrupción y de falta de entrega de apoyos que ya estaban etiquetados. Todo lo ha negado la hoy exfuncionaria. 

La todavía priista que ahora coquetea con Morena y que estuvo al frente de esta dependencia desde el inició de la actual administración, acudirá acompañada de un notario público a entregar la oficina formalmente en próximos días.

Eso es lo que circula entre los funcionarios y empleados de Desarrollo Rural, que Merodio Reza no pretende dejar pasar el momento para defenderse. 

Cabe señalar que la secretaría de Desarrollo Rural ha dado más de qué hablar por este tipo de hechos que por el trabajo que debería realizar. No de ahora, sino los últimos años han sido más los escándalos en la dependencia que sus aciertos.

Antes eran los barzonistas los que le ponían el ingrediente de la ineficiencia y los intereses personales; ahora son los grupos que pretenden el control de los presupuestos para el campo, con los que nunca hizo click la exsenadora juarense.

El desorden en la dependencia es mal visto desde Palacio de Gobierno. Por la vocación agropecuaria de la entidad, no se puede dejar al garete el área. Así que una vez definido el próximo titular por la gobernadora Maru Campos, vendrán unos apretones de tuerca al sector.

***

Desde una curul se pretende legislar lanzando como hueso un proyecto de construcción de viviendas para periodistas, que ayer encendió los ánimos en el Congreso del Estado.

La propuesta fue del coordinador parlamentario de Morena, Cuauhtémoc Estrada, para exhortar al gobierno estatal a conformar un fondo de 50 millones de pesos para tal efecto.

Es una cantidad insignificante. Han de ser menos que pies de casa los que se proponen los morenistas darle a quienes ejercen el periodismo como dádiva.

La propuesta debe ir más allá. Esa es una voluntad legislativa de muy corto alcance, por no decir mediocre.

Es una buena idea instalar mesas de discusión para construir un proyecto integral, que no sólo considere acciones de asistencialismo, sino que incorpore capacitación y protección.

Está muy equivocado Gustavo de la Rosa, cuando critica a quienes se rasgan las vestiduras por las muertes. Esos homicidios son reales.

Ya con Andrés Manuel se han superado las cifras de asesinatos de otros sexenios, con el agregado de violencia verbal desde las mañaneras muy cercana a lo que pudiera ser discurso de odio contra periodistas y comunicadores.

No son como dice Oscar Castrejón miles de millones de pesos en apoyos sociales a periodistas los que está destinando el gobierno federal. Esos son puros anuncios.

El pleito en el Congreso debe servir para iniciar un trabajo serio y profundo y no para lucirse como se trató de hacer a costillas de los periodistas.