Opinion

-‘Quién sabe qué están haciendo con las donaciones’

.

GPS / Columna

sábado, 30 mayo 2020 | 05:00

-Corral mantiene beca a exgobernadores

-Chaparro aprovecha coyuntura

-Derrocha Espino, se nota en su Facebook

Enfermeros y médicos de hospitales estatales siguen armando sendas protestas hasta en grupos de whatsapp por la actitud caciquil del gobierno estatal al momento de repartir insumos como cubrebocas.

“Dijo el director que para qué queríamos si todos nos íbamos a infectar...”, comentan en uno de los grupos.

Aseguran que acceder a los materiales se vuelve casi un viacrucis aun y cuando un gran porcentaje son producto de donaciones de la sociedad civil.

Fuentes al interior de hospitales tanto de Juárez como de Chihuahua han dado a conocer que los departamentos administrativos embodegan los apoyos recibidos, ya sea cubrebocas, guantes, cofias y caretas, aplicando una austeridad mentirosa que ha intentado permear la presente administración.

Nada más esta semana asociaciones de Clubes de Leones entregaron paquetes de insumos con valor de 10 mil dólares al Hospital General de Chihuahua; también han llegado al Hospital Central cajas con insumos de ciudadanos,  pero la queja sigue siendo la misma: no sueltan.

Frente a lo anterior, el personal ha tenido que desembolsar dinero de su quincena para protegerse y no exponer a su familia al terminar su turno.

Adentro de los hospitales todos están expuestos y merecen idénticos apoyos.

***

Ya salió el trasfondo de la buena relación que ha surgido entre los exgobernadores priistas y Javier Corral, que ha servido para enojar a los panistas de cepa. Viene a confirmar que las intenciones colaborativas de “echar pa´ delante  el estado” son sólo una moneda de cambio.

Resulta que Patricio Martínez y José Reyes Baeza, quienes han aparecido en las videoconferencias en las charlas para “salvar” el Estado, tienen su razón de ser en el hecho de que la administración azul no ha quitado los privilegios que tienen los priístas en cuanto a su resguardo personal y el de sus familias.

Ambos tienen comisionados cuatro escoltas armados divididos en dos turnos de doce 12, con vehículos, combustible y viáticos con cargo al erario, un gasto innecesario si se toma en cuenta que ambos tienen capital suficiente para cubrir de su cartera dicho rubro.

La escolta al servicio de los exmandatarios viene a ser un privilegio de millones de pesos al año, gasto oprobioso al ciudadano común sobre todo cuando se observan las facturas pagadas en vuelos, hospedajes y demás servicios que tuvo que cubrir el Estado en el ir y venir de los oficiales de la Ciudad de México cuando Reyes Baeza era empleado de Peña Nieto.

El decreto que da resguardo a los exgobernadores está por ley, lo sacó Martínez meses antes de dejar la gubernatura que hoy por hoy está desactualizado para las condiciones económicas presentes.

No podemos dejar de mencionar que esos agentes hacen falta en la calle para las labores diarias de patrullaje en colonias, más que en su condición de sirvientes o para mandaderos.

***

Con la violencia que se ha desatado en estos días en el estado, el aparato gubernamental ya no sabe qué era mejor, si mantener a Óscar Aparicio o dejarlo en el cargo con todo y los puntos negativos que venía arrastrando. Su salida con el incremento a la criminalidad levanta sospechosismo.

Lo que sí, es que la tropa está segura que el descabezar a la Comisión Estatal de Seguridad es algo positivo sobre todo para dejar atrás la inercia de degenere que se vivía, pero también deja la enseñanza que traer mandos de fuera del estado, que fue la panacea en esta administración, es una utopía para tener buenos resultados.

La salida de Aparicio ha venido a oxigenar la dependencia y deja más libertad de actuación tanto para Emilio García como para el fiscal César Peniche Espejel. No es mentira mencionar que la falta de empatía generada por Aparicio era evidente. Se subió al ladrillo del ego y nadie lo pudo bajar.

Por cierto, uno de los primeros cambios a la salida del chiapaneco en la ya centralizada Secreraría de Seguridad fue quitarle el poder de la comunicación social a Óscar Márquez, chaperoncito de Aparicio y conocido por pelearse con los reporteros. “Igor” del Castillo colocó en su lugar a Alejandrina Saucedo, una comunicadora con gran experiencia.  

***

Desde el cuartel general de Morena, nos reportan que el equipo cercano de Martín Chaparro, actual líder estatal, ya lo convenció de lanzarse a la gubernatura, por lo que inició a mover piezas.

También en sus redes sociales se nota un cambio de mensaje, más político y no tanto de confrontación que había venido demostrando.

En días pasados se ha notado más activismo, incluso posteó un mensaje exhortando a que se dé solución al tema de corrupción que involucra a la jefa de Aduanas y llanteros en Juárez. También se aventó un mensaje contra la corrupción en tránsito.

En una publicación sobre la Aduana se lee: “Ante las constantes denuncias que han realizado importadores de llantas usadas contra los abusos y extorsiones presuntamente ordenados por la Administradora de la Aduana Fronteriza de Ciudad Juárez, Norma Deirdre Bazán Mayagoitia, exhortamos a la Administración General de Aduanas e instancias competentes, para que se investigue e inicie un procedimiento dilucidatorio respecto de los hechos denunciados sobre la aduana de Ciudad Juárez”. Esto ha causado escozor entre los defensores a ultranza de la 4T.

¿Será que el profe quiere aparecer neutral para ganarse a pros y contras?

Sin duda Chaparro buscará colarse entre los mencionados, le sirve ahora en el momento clave, donde aunque Cruz Pérez Cuéllar aparece como puntero en encuestas, tiene en su contra el método de elección de candidatos.

No está de más mencionar que en las menciones del espectro político no ha despegado ni Víctor Quintana o Rafa Espino, éste último a pesar de toda la lana que está metiéndole a su imagen y promoción, que incluye un segmento “Personalidad Es”, en su Facebook donde aparecerá contando historias de miembros destacados de la comunidad. Ya se confesó “tímido” por allá en tiempos de estudiante del Montessori.