Opinion

-Quisieron arrojar el polvorín sobre UACH

.

GPS / Columna

miércoles, 13 enero 2021 | 05:00

-Aires de resignación en Cruz

-Sigue el pleito de familia Meraz vs IEE

-Se destapa exdirigente juvenil del PAN

 

Hay razón de más para que en Rectoría y desde los mismos sindicatos de trabajadores y personal académico de la Universidad Autónoma de Chihuahua, echen chispas en contra de “Tito” Herrera, el oscuro director de Pensiones Civiles del Estado, porque la pluma cuata en el rubro de diferencial de servicio médico está infame.

Una miradita a los cobros correspondientes al 2019 y 2020 carecen de cualquier razón lógica, por la enorme desproporción entre un mes y otro.

Si para octubre de 2019 fueron casi seis millones, para diciembre están al borde de los 23 millones de pesos, una diferencia abismal.

En 2020 los números no cambiaron en lo más mínimo, hasta abril fueron en promedio cinco millones mensuales, pero en mayo llegaron las cuentas por trece millones.

Hasta ahora hay una apertura para revisar, pero no ha sido gratuito, las patadas han estado de a mil por la cerrazón demostrada por el Director de Pensiones que no ha tenido el más pequeño cuidado, cuando está sentado en un auténtico polvorín, construido de puros números caprichosos.

***

Anda muy ligerito y casi ya ni dice nada el aún aspirante a la gubernatura por parte de Morena, Senador en funciones, Cruz Pérez Cuéllar.

Tienen sus comentarios a los medios un dejo de resignación a una decisión dilatada que ha venido avanzando a paso de tortuga en perjuicio de la candidatura de Morena.

Mientras Maru Campos y Gustavo Madero avanzan con mensajes en radio y televisión, Juan Carlos Loera luce más retraído y casi exclusivamente atendiendo asuntos internos. Como que el status sub júdice lo retiene.

Ya hasta piensan en el PAN en un debate interno, que en la práctica será un ejercicio de sombra interesante para quien lidera las encuestas, en este caso Maru.

Sin embargo, ni Cruz retira el recurso, ni el Tribunal resuelve. Hay una parálisis incómoda, porque el Tribunal se ha dedicado a patear el bote de los asuntos más delicados que le han caído.

Todo lo que tiene que ver con PAN y Morena se enlista para sesiones públicas y luego se retira para sesiones privadas.

Lo último fueron los asuntos marcados con el número 62 y 63 del 2020. El 60, que es el de Cruz, también ha sido aplazado.

El viernes de la semana pasada sesionó el pleno del Tribunal y volvió a aplazar, para estudiar más a fondo los asuntos. No tiene para cuándo.

***

No aguanta la propuesta de préstamo a largo plazo presentada por el gobernador Corral ni el más mínimo análisis, por más que se trate de justificar con promesas de toda índole, y se insista sin base alguna en un gran programa de obra de último momento.

Una simple mirada al sistema de alertas de la Secretaría de Hacienda Federal, debería al menos motivar una negativa inmediata, ya no sólo en comisión de presupuesto, sino en el pleno mismo.

Son más de diez mil millones los que han sido solicitados por el Estado en 31 créditos -dos de ellos de factoraje financiero- a través del mecanismo de cortos. De ellos se deben cerca de tres mil millones de pesos al último reporte presentado. La imagen en nuestra edición digital.

Las comisiones mínimo entre el 8 y el 12 por ciento, dan una cifra infame de pago de intereses y comisiones, que no pueden por ningún motivo justificarse ni pasarse por alto.

Es dinero que se ha solicitado a espaldas del Congreso, y ahora que ya tiene la soga al cuello, acude Corral a los legisladores para lavarse la cara y decir que fueron ellos quienes autorizaron el préstamo y no el gobernador.

Doble moral de un político convenenciero y vivo, que abusa con descaro de las instituciones sin remordimiento alguno.

Hipotecará a las próximas dos generaciones con un crédito que se le irá como agua entre los dedos, y que utilizará discrecionalmente como caja chica el último año, cuando ya debería estar recogiendo en una caja de cartón sus pocas pertenencias del despacho principal de palacio.

En lugar de ello, se propone gastarse ese dinero en obras, proveedores y manejo discrecional, con autorización y responsabilidad ajena.

Avienta sin delicadeza alguna a los congresistas los aires de su ausencia y abulia en el delicado ejercicio de gobernar.

Serán corresponsables en alto grado por sumisión rayando en abyección, los diputados Misael Yukon Máynez y Jesús Valenciano, alegres promotores de la propuesta.

 ***

Tiene señalada fecha para audiencia de admisión de demanda el recurso presentado por la familia de Arturo Meraz, en contra del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua y que será resuelto por los magistrados del Tribunal.

Será el próximo 25 de enero por la mañana cuando se llevé a cabo, para lo cual se han aportado diversas probanzas por una y otra parte.

En esencia es un procedimiento litigioso, pero en el fondo se entiende que hay una disposición política por allanar el camino a la familia del difunto expresidente del órgano electoral.

Sin embargo el asunto no deja de tener aristas delicadas que deben ser analizadas objetivamente.

Son cuando menos dos seguros bancarios y el seguro por fallecimiento de tipo laboral, que se entiende es nada menos que con Pensiones Civiles del Estado.

Por supuesto, el asunto tiene muchísimos elementos de discusión porque el expresidente apenas tenía un par de años cotizando en la institución pensionaria, cuando era una persona vulnerable y de riesgo, con algunos episodios que lo tuvieron al borde de la muerte. El asunto es de varios millones de pesos, y por tanto va a generar necesaria polémica.

***

El exdiputado Pedro Domínguez comenzó a reclamar inclusión dentro del proceso del PRI para elegir candidatos a las presidencias municipales de la entidad.

Poco antes del vencimiento de la dirigencia de Omar Bazán Flores y a días de la llegada de Alejandro Domínguez, el también dirigente de la Alianza de Apoyo a las Causas Populares A.C., empezó a virar su discurso social al terreno político en las reuniones que tarde tras tarde, de lunes a domingo, sostiene con liderazgos de colonias en toda la capital.

Domínguez Alarcón ha criticado la desorganización política del partido que podría dejar si se mantiene la política de exclusión. 

Desde esos encuentros vecinales, de los que desde luego llegan reportes diarios al PRI estatal, el precandidato ha reclamado la pasividad de la dirigencia e incluso del delegado nacional, Fernando Moreno Peña, que ni por asomo ha buscado a los liderazgos locales con trayectoria, buena fama y algo que aportar al tricolor.

Pero ni por eso se ha buscado desde el tricolor a los aspirantes, cuando se acercan las fechas para elegir a los candidatos; todavía es hora que nadie sabe cómo vienen los métodos de selección, pese a que hay una corriente fuerte que busca procesos abiertos, ya sea elección directa de la militancia o cuando menos por encuestas, obviamente sin cucharear.

Con el cambio en la dirigencia tricolor, que obedece al cien por ciento a la designación futura de Graciela Ortiz como candidata a la gubernatura, se verá cómo llegan los que vienen y si mantendrán la misma política de los que se van.

***

El exdirigente juvenil del PAN, Agustín Hernández, ya se destapó para ser considerado como precandidato a diputado local por el Distrito 15. Nada tonto, le apunta al que es uno de los distritos más rentables para el albiazul de todo el país.

Previamente el joven aspirante dejó sus cargos en Gobierno del Estado y el mismo partido, para estar en posibilidades de competir y no hubiera pretexto alguno para cerrarle las puertas.

Ahora que está en puerta la convocatoria panista para elegir candidatos, su nombre comenzó a figurar en las listas azules, en las que también aparecen como interesados por el mismo distrito el regidor Alfredo Chávez y el actual coordinador de la bancada panista, Fernando Álvarez Monje.

La ventaja de Hernández es que no tiene pleitos con los dos grupos que dominan el escenario y que mantienen dividido al PAN, el de la alcaldesa con licencia María Eugenia Campos y el del senador también licenciado, Gustavo Madero Muñoz.

Contrario a la dinámica de confrontación y divisionismo que priva en los equipos de los aspirantes, el también exfuncionario estatal y municipal promueve un discurso de diálogo. No habla de unidad nomás por lo trillado del término, pero al menos sí de acercamientos y de acuerdos políticos.

Además tiene experiencia en ganar elecciones internas, pues él fue el último de los dirigentes juveniles que llegó mediante proceso abierto para el periodo 2014-2017. Por eso podría beneficiarse al participar en una contienda hacia el interior del PAN.

El perfil, pues, abona a la necesidad de unidad que tiene el albiazul, en momentos en que parece perderse el partido en confrontaciones.