Opinion

-Rayadas quemadas, partido quemado

.

GPS / Columna

lunes, 13 enero 2020 | 05:00

-Violenta protegida de la Judicatura


-Las cifras siguen nada halagüeñas


-Golpea a Cuauhtémoc hasta en espectaculares




Se le quemó el pan al gobernador Corral en el desayuno realizado en su ampliada casa de Juárez, en donde tuvo como invitado al presidente López Obrador. Quiso pasarse de listo como siempre, mostrando una receta de pan casero que terminó en tonalidades pasadas de tueste. Rayadas se llama la repostería.
Ríen ambos comensales ante lo sucedido. Pero el hecho tiene singular proyección en lo que está ocurriendo con el partido de Corral.
Está también pasado de tueste el PAN. La encuesta de Massive Caller además pregonada por Miguel Ángel Colunga en sus redes sociales es muy clara: Morena como marca se encuentra a la cabeza rumbo a la gubernatura. 29.3 sobre 19.8 la intención del voto en una encuesta telefónica estatal donde se realizaron mil entrevistas. Y eso que el corralismo le paga millonadas a Massive.
Pero no es todo. Cuando se pregunta específicamente por candidato, es más que obvio que Corral debe estar sumamente preocupado.
Es por Morena el candidato más votado el senador Cruz Pérez Cuellar y por el PAN, María Eugenia Campos Galván. Ambos están muy lejos de cualquier consideración afectiva real del gobernador.
Uno por ser su acérrimo enemigo y ella porque le ha mostrado pulso al interior de la gobernanza del PAN en la entidad.
El símil del pan quemado por Corral tiene entonces aplicación en su partido. Se ha dedicado a hacerle al ecuménico con otras corrientes y personajes ajenos, que descuidó su casa, a grado tal de llevarla a un nivel de preferencia electoral por los suelos. Quiere salvar su pellejo a toda costa, aun a costa de entregar la administración a un signo político distinto.


*


La jueza Aurelia Alejandra Martínez Rosales, titular del Juzgado Décimo Civil, sorprendió en el arranque de año en los tribunales estatales.
Es conocida su ineficiencia y afinidad con la exconsejera de la Judicatura, Luz Estela “Lucha” Castro, por lo que gozaba de protección total desde el ahora reducido órgano auxiliar administrativo del Poder Judicial del Estado.
Pero resulta que ya con doña “Lucha” fuera del Consejo de la Judicatura, Martínez Rosales metió a trabajar a su sobrina con ella en el mismo juzgado, en una plaza que recién se desocupó gracias a los malos tratos y al acoso del que culpan a la jueza.
Es que la funcionaria es conocida por un trato violento a sus subordinados. Paradójicamente también es señalada de violencia hacia las mujeres. Y eso que en el Tribunal Superior de Justicia se promueven todos los días campañas para que los hombres aprendan a comportarse con el debido respeto hacia el personal femenino. Tal vez también hacen falta que enseñen a las mujeres con poder la forma en que deben conducirse con sus compañeras de niveles inferiores en la estructura jerárquica
Por ese comportamiento de la jueza es que salen huyendo del Juzgado Décimo. En uno de esos movimientos aprovechó para meter a laborar a su familiar, sin siquiera disimularlo, como si aún gozara de las prebendas que le garantizaba Castro como mandamás del Poder Judicial.
Otro caso similar ocurrió con una mujer más bajo su mando, que hace unos meses se cambió de juzgado luego de solicitar apoyo en la Unidad de Violencia Laboral del mismo Tribunal.
¿En manos de quién está la justicia?, es la pregunta que surge ante casos así, cuando los propios jueces que deberían ser ejemplo de pulcritud y actuar impecable, se convierten en lo opuesto.


*


Las cifras mostradas por Presidencia de la República en la mañanera del pasado viernes son todo menos halagüeñas sobre el estado de cosas en la inseguridad rampante.
Está Chihuahua en los primeros lugares de homicidios dolosos a nivel nacional, con una tendencia que no se reduce. A lo más está apenas contenida estadísticamente con altibajos terribles.
El comparativo mostrado en números absolutos y la tasa por cada 100 mil habitantes no deja lugar a interpretación alguna.
En 2018 tuvimos meses con tasas apenas por encima de los tres homicidios, como febrero, marzo, abril, octubre, pero en 2019 el mes más bajo es enero con 4.6 y de ahí para adelante arriba de los cinco homicidios, hasta llegar a noviembre con seis.
Por ello la línea media indica un ascenso en la violencia de enero de 2018 con 161 homicidios a noviembre de 2019, con 227.
En noviembre de 2018 se presentaron 175 homicidios, pero en noviembre de 2019 ocurrieron 50 más!. La imagen con la lámina presentada en power point es mostrada en nuestra edición digital.
El dato se vuelve aún más delicado cuando se entra al análisis de otros rubros delincuenciales, en los cuales existe una indudable cifra negra, que el Inegi coloca muy por encima de los números alegres.
Son delitos no denunciados que por supuesto colocan el foco rojo y desmienten cualquier cifra optimista que pretenda matizar el desastre existente en materia de inseguridad.


*


Las diferencias entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Cuauhtémoc han llegado a niveles apenas soportables. Rota la institucionalidad en todos los ámbitos, bajo una aparente civilidad, subyacen roces constantes y motivos de confrontación.
Se encuentran actualmente en calma chicha las relaciones entre ambos niveles de autoridad, motivada particularmente por la situación de salud del alcalde de Cuauhtémoc, que aún continúa sedado en espera de que se reduzca la inflamación por el golpe recibido.
Pero el dolor de cabeza del alcalde no es nuevo. Ha sido constante por el abuso de poder desplegado desde la administración estatal no sólo en temas de seguridad, donde se llegó al caso de la detención del cuerpo completo de Policía, sino por temas presupuestales e incluso por difusión de la obra pública.
El nuevo amanecer va y coloca los espectaculares de obra en tonalidades azules, incluido el logotipo de la administración municipal. La imagen que le mostramos está ahí a todo color en nuestra edición digital. Ha tenido el Ayuntamiento que defenderse con uñas y dientes.
Sobre el logotipo del Gobierno del Estado fue colocado una cartulina impresa a color por el Ayuntamiento, pegada con cinta canela, donde va el logotipo municipal, el nombre del alcalde y su celular para mensajes de whatsapp.
La maltratada en carteles y obra pública al municipio cuauhtemense, donde el monto de inversión anunciado en el afamado Plan 2019-2021, es evidencia más que clara.


*


Mal terminan de tapar un bache cuando se abre otro hoyanco en las calles de la ciudad de Chihuahua. Por ello, es prioridad del Ayuntamiento terminar de recarpetear y tapar los baches de calles y avenidas de la ciudad.
Para ello ha desplegado maquinaria y personal con que cuenta, con rutas de trabajo que atienden un horario intensivo de labor.
La imagen que le mostramos es de un equipo de trabajo en la zona industrial al norte, sobre la avenida Dovstoyevski.
Es maquinaria que tiene años trabajando, no las Jetpacher presumidas por la administración estatal, que le han sido virtualmente negadas a la capital del Estado.
La lógica indica que debiera darse prioridad con ellas a las ciudades con mayor problemática, máxime las capacidades que son presumidas.
Se dice que dicho equipo tiene una capacidad de colocar mezcla asfáltica superior a los cien kilómetros por hora, razón de más para destinar algunas de ellas en apoyo a las grandes extensiones de pavimento que hay en las ciudades grandes.