Opinion

-Regresa de retozar sólo para pedir prestado

.

GPS / Columna

martes, 05 enero 2021 | 05:00

-Plan perversillo en Pensiones

-El zoom tronado y el quiúbole bato

-Abandonan a las Estancias Infantiles

Únicamente regresó Javier Corral de pasar un inmerecido periodo vacacional para levantar la mano y pedir más dinero, como si no fueran suficientes los compromisos financieros que tiene encima el estado.

En la imagen, sentado en el mullido sillón del despacho principal de Palacio, se frota las manos.

A los mil 600 millones de pesos que solicitó al Congreso y que pretende se le autoricen para que sean pagaderos a 20 años, ahora le pide al gobierno federal un adelanto de participaciones por mil 200 millones.

Tras el relax –que amenazó con ampliar otros días- de pronto se dio cuenta que necesita esos millones adicionales, fruto de un estilo de gobierno abúlico si no es que francamente irresponsable que llega al final en unos meses.

Sabe que la entidad se encuentra en un foco amarillo de acuerdo al Sistema de Alertas de la Secretaria de Hacienda Federal, casi con 60 mil millones de deuda a largo plazo y más de tres mil millones en empréstitos de corto plazo que deben ser pagados al término del primer semestre.

Tiene a una entidad en franca insolvencia para hacer frente a los compromisos adquiridos con proveedores y con empleados, al grado de que aún se adeudan prestaciones como aguinaldo.

Hay mucha chamba por delante para la transexenal Auditoría Superior del Estado, porque muchas de las obras fueron licitadas y adjudicadas sin el necesario e indispensable requisito de la solvencia presupuestal real, y no un simple escrito elaborado apuradamente.

Para eso quiere gran parte de la nueva deuda a largo plazo que le está pidiendo a los diputados y diputadas, a sabiendas de que en nada ayudará al presupuesto deficitario de cerca de cinco mil millones de pesos que fue autorizado para este año.

Es, indudablemente esta historia, una crónica de una administración fracasada, que aún en el pataleo pide prestado de manera desesperada como única forma de llegar al fin del periodo gubernamental.

*** 

Hay un trasfondo perversillo en los transitorios de la ley de ingresos y el presupuesto de egresos estatal, que contemplan la obligación de dependencias centrales y descentralizadas, de hacer pagos convenidos con la tronada Pensiones Civiles del Estado en los primeros meses del año.

La mala fe se encuentra en que no fueron de modo alguno consensuados con los mismos titulares de los órganos de gobierno, quienes saben mejor que nadie la ausencia de posibilidades reales de pago por una sencilla razón, las cuentas productivas son manipuladas a placer desde la Secretaría del ramo.

No son entonces ni autónomos ni libres para disponer de recursos para hacer frente a la deuda con Pensiones Civiles porque los ingresos, federales y estatales, son sudados a más no poder sin que ellos puedan hacer algo al respecto.

Las claves de las cuentas productivas están ahí en el séptimo piso del edificio Héroes de Reforma, mejor conocido como Silla de King Kong.

Al contrario, reciben mes a mes migajas de presupuesto, en violación flagrante a toda norma que obliga al Estado a respetarlos. Duarte-Jaime Herrera eran bebés de pecho frente al dúo Corral-Fuentes Vélez.

 *** 

Si no pudo organizar una conferencia de prensa exitosa para los candidatos a la gubernatura, menos podrá con el proceso interno, garantizando piso parejo.

Esa fue la crítica más recurrente a Rocío Reza, con motivo de los graves y continuos problemas técnicos que se tuvieron ayer en la primera aparición pública formal con motivo de los comicios próximos.

Se está quedando corta la líder estatal en su capacidad de dirección al frente del Partido Acción Nacional; si se le salió de las manos una simple conferencia vía zoom, que fue la comidilla para propios y extraños, ¿qué va a ocurrir con la instalación de mesas receptoras y el proceso de emisión y cómputo del voto panista el próximo 24 de enero?

En la imagen a oscuras y sin apreciarse con claridad -la raya blanca es un foco en el techo-, quien se observa es la presidenta del partido político que en los hechos es la oposición más vigorosa frente a Morena.

Por supuesto son los técnicos los responsables de apoyar el ejercicio de comunicación, pero a leguas se ve que no hubo supervisión ni cercana ni lejana. No dudamos que el encargado de esa operación haya sido Alfredo Piñera, el vocero involucrado en el asesinato de la periodista Miroslava Breach.

Franco ridículo ante el delegado nacional Luis Serrato Castell, cuya intervención apenas se escuchó con dificultad igual que la de Maru Campos y Gustavo Madero, quienes sufrieron las de Caín con la conexión controlada por Comunicación Social del CDE panista.

Madero salvó el momento con su peculiar estilo de charla y Maru con el “quiúbole bato” que le dirigió a su contrincante.

Quien resulte triunfador tendrá sin duda que evaluar el mejor escenario de dirección del partido frente a una elección que será altamente competitiva, y no un simple paseo de fin de semana, como desliza la líder estatal con sus comentarios hacia Juan Carlos Loera, el aspirante morenista.

En la elección constitucional no se trata de recibir el voto de ocho mil personas, sino de cuidar el sufragio de más de un millón de chihuahuenses, en miles de casillas distribuidas por todo lo ancho del territorio estatal.

***

Hay un retraso inexplicable en el pago mensual a que se comprometió la Secretaría de Desarrollo Estatal con las estancias infantiles.

Sabemos que son cuando menos cuatro meses los que se adeudan, dinero importante porque significa la única posibilidad real de que puedan seguir operando, ante la suspensión de cualquier apoyo federal.

Nada más en esta ciudad funcionan casi 100 instalaciones de esta naturaleza que reciben a cientos de niños para que sus madres y padres puedan laborar.

 

 ***

En un primer borrador de la coalición formada por Morena, Nueva Alianza y Partido del Trabajo, seis de los 22 distritos electorales locales ya fueron repartidos. Obviamente predomina la fuerza del primero por haber arrasado en las elecciones de 2018.

La alianza acordada a nivel nacional y ratificada a nivel local el pasado 20 de diciembre -con las firmas del delegado morenista José Ramón Enríquez, el dirigente del Panal, Eduardo Rodríguez y la petista América Aguilar- tiene asignados ya cuatro distritos para Morena, otro al PT y uno más al magisterial Nueva Alianza.

Los distritos locales 12, 15 y 16 de la capital, así como el 13 de Guerrero, serían para morenistas, mientras que el 17 y el 18, también de la ciudad de Chihuahua, serían para los perfiles que designen los otros coaligados.

En el Distrito 12 la propuesta de Morena parece favorecer a Osmand González, asesor del Congreso; el 15 a Ximena Reyes, de la sección femenil del partido, y el 16 a Zianya Sandoval o bien al excandidato a la Presidencia Municipal y abogado David Óscar Castrejón.

En el caso del Distrito 13 con cabecera en Guerrero el favorecido sería el actual coordinador de los diputados morenistas, Miguel Ángel Colunga, quien actualmente ocupa la curul como mejor perdedor en el Distrito 12 de las elecciones pasadas.

Otros aspirantes morenistas que querían algún distrito por la capital habrán de quedar fuera por los términos de la alianza. Así, lo más probable es que vayan a la batalla interna por uno de los dos distritos federales que también estarán en juego.