Opinion

-Revisan cobros de los vivos... por los muertos

.

GPS / Columna

jueves, 25 febrero 2021 | 01:03

-Desgarradora historia en Conagua

-Palmo de narices en caso Maru

-Molestias por insistencias en cobro de CFE

Los citatorios emitidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a familiares de personas fallecidas, lo que hace pensar que hacen transa hasta con los muertos, serán revisados caso por caso, pues hay reportes de que algunos vivos cobran la pensión correspondiente a los difuntos.

Según reportan del IMSS, se giran estos citatorios cuando se detecta que la pensión correspondiente a alguna persona muerta es cobrada días después. Lo correcto es que los familiares no cobren y acudan al organismo para hacer los trámites que correspondan si hay viudez u orfandad de por medio.

Lo que sigue dejando el IMSS en el aire es el citatorio tan amplio y genérico que cualquier abogado de medio pelo puede revertir, pues se gira el requerimiento a “familiares” de tal persona, lo que bien puede implicar a muchos o a nadie. Jurídicamente, pues, es indefendible tan arcaico procedimiento.

En el caso específico al que responde el organismo -un citatorio enviado a la familia de una mujer muerta, por el supuesto cobro de un mes de pensión tras el fallecimiento- aseguran que se pide la devolución pero hay excepciones, como por ejemplo cuando los familiares son de escasos recursos.

La restitución del monto al IMSS se realiza a través de una orden de ingreso a una cuenta bancaria autorizada de forma oficial, de la que el interesado recibe una copia; por lo que nadie de la institución recibe recursos devueltos en mano.

Además el instituto se encarga de garantizar el derecho a una pensión, apoyo para gastos funerarios, traslados y servicio de velatorio de ser necesario, por lo que lo conveniente es, pues, no retirar el dinero perteneciente al fallecido, sino notificar al deceso al IMSS y seguir los trámites correspondientes.

*** 

Algo está pasando con el conteo tétrico de los muertos con motivo del Covid, porque se ha perdido la completa noción, la capacidad de asombro, de lo que significan 5 mil muertos, con todas sus letras.

En dos días superamos en la entidad a la cantidad de cinco veces mil fallecidos por la pandemia. Los 75 muertos de ayer fueron el remache a la estadística cruel.

Teníamos varios meses sin esa cantidad de defunciones, lo cual resulta inexplicable, cuando tenemos los hospitales Covid prácticamente vacíos.

No debería existir justificación para tal cantidad de muertos con tanta cama disponible, igual que personal médico y de enfermería.

¿Dónde murieron esos pacientes?, es la pregunta obligada que no se ha contestado. La estadística no dice nada al respecto.

Indudablemente la sospecha es que perdieron la vida en sus casas, donde tuvieron que pagar oxígeno, cama especial, médico, enfermera y medicamento.

Hay una irresponsabilidad al respecto, porque se supone que hay seguimiento personal a cada paciente, con procedimientos ya depurados a estas alturas. Incluso hay protocolo oficial de atención.

Si se está agravando la salud de alguna persona, debe ser trasladado de inmediato a unos hospitales que lucen de brillosos porque están vacíos en el área Covid.

Paradójicamente, no es buen mensaje hablar de la posibilidad del semáforo amarillo o del verde, en estas condiciones, cuando se están muriendo los pocos pacientes que hay ante un aire de indolencia oficial.

En la superficialidad y banalidad, el zar del Covid, Arturo Valenzuela, felicitado por su cumpleaños en el programa oficial, mismo donde se dieron las faustas noticias. Sólo faltó el descaro de un pastel a mitad de la emisión.

*** 

Es verdaderamente conmovedor el audio, con cierta distorsión, de una de las trabajadoras de Conagua, el cual mostramos en nuestra edición digital. 

“Ya nos despidieron a todos, todos los de dirección local, todos los de los distritos de riego, dirección local Chihuahua... se despide a los mandos medios, nos vinieron a pedir la renuncia de México, que por que los malos manejos del agua del año pasado...”.

“...hubo amenazas, amenazaron que si no renunciábamos iban a levantar actas administrativas personales a las personas, a los que tienen antigüedad, más de 20 años, otros casi treinta, no les van a dar ni finiquito ni nada...”.

Con impotencia, los empleados locales de la Comisión Nacional del Agua revelan el amago de que fueron objeto. O renunciaban o serían sujetos de procesos penales y administrativos, para obligar su salida.

Prácticamente fueron desalojados por las malas de su lugar de trabajo, que quedó convertido en un cementerio, con escritorios y computadoras abandonadas, en el conocidísimo edificio Roma, sobre Universidad.

Cientos de trámites de diversa índole en materia del agua, que es federal, estarán las próximas semanas y meses abandonados, con todo lo que ello significa en pérdidas económicas, en una actividad que no puede detenerse.

Muchos de estos trabajadores, hasta con 20 ó 30 años de antigüedad, ni siquiera las gracias. Dejan su labor estigmatizados por corrupción... sin un proceso abierto.

Sin un solo peso de indemnización y con la amenaza de proceder en contra de ellos, entre otros, por la corrupción supuesta y por el asunto del incumplimiento del tratado internacional de aguas de Estados Unidos.

No hubo procedimientos previos, ni administrativos ni penales.

Es más, la Directora Nacional del agua estuvo aquí en Chihuahua hace dos años, para estas fechas, presidiendo una reunión de grandes presas, y jamás dijo nada.

*** 

Dicho y hecho. La audiencia inicial de la alcaldesa Maru Campos volvió a posponerse, para el coraje del Consejero Jurídico, Jorge Espinoza, que ya festinaba anticipadamente otro resultado, con aire de indudable suficiencia.

En un comunicado previo enviado por Comunicación Social, el funcionario estatal, había sostenido -en su papel de representante del Estado, tercero interesado- que no existía pretexto alguno para dilatar la audiencia.

Pues sí lo hubo. Ni la presión política desplegada, ni por la manifestación hábilmente realizada en patios del Poder Judicial.

El juez no tuvo de otra que conceder la petición de la defensa, con amparo de por medio. Los argumentos del ministerio público eran grotescos: pedían al juez de control, sobre sus huesos, violentar un amparo.

Ni loco el togado les iba a conceder la petición... y ahora hasta marzo, el primer día, cuando se resuelva la suspensión definitiva.

En ese contexto, la manifestación de Morena, con carteles de distintos colores, es campaña anticipada indudable. A quién le dan pan que llore.

 Se trata de sacar raja a un tema apetitoso que desde Palacio se les pone en charola de plata. Ni modo de no hacerlo.

 ***

Pues quién sabe qué está pasando en la Comisión Federal de Electricidad, porque pese a que los recibos están pagados, sigue llegando cobro mediante correo electrónico a los usuarios del servicio.

Le mostramos una de las imágenes enviadas. “Recordatorio de pago de tu recibo de luz”, dice el correo electrónico, y debajo, el logotipo que se hizo más que famoso con motivo del apagón reciente.

Obviamente el amable recordatorio, en alguien que ya realizó su respectivo pago es una molestia permanente, más cuando no es sólo un email, sino varios en unos cuantos días, que ninguna razón de ser tienen.