Opinion

-Ricos y pobres a la cárcel por cubrebocas

.

GPS / Columna

miércoles, 11 noviembre 2020 | 05:00

-Un avance en asesinato de periodista

-Fueron falsas promesas al personal de salud

-Destape en pleno Congreso 

A diferencia del lunes, la sesión ayer de la Comisión de Salud, tanto la de la mañana como la de la tarde, donde se discutió el uso del cubrebocas, fue tramposamente oculta y no transmitida de manera pública. Ninguna consulta por menor que fuera a la ciudadanía.

La razón es obvia: carecen los funcionarios estatales enlazados de razón de peso para justificar una irrisoria ley sobre el uso del cubrebocas.

Con la transmisión lo único que iba a ocurrir era exhibirlos en sus posiciones persecutorias y sancionatorias, que nada tienen que ver con prevención en materia de salud, sino que criminalizan a los que menos tienen, menos pueden y menos saben. Y toda la mano además contra comerciantes de todos los ramos. A ver si se mueven hoy los líderes de las cámaras empresariales porque va el mazo con todo.

Es además de inconstitucional en función del artículo 73 de la Constitución General de la República, un altar a la incompetencia legislativa en materia de técnica, necesaria e indispensable en estos temas.

Están en un auténtico aprieto los promoventes de la ley, porque sin las sanciones económicas en el bolsillo de los chihuahuenses y el arresto de 36 horas, queda la norma estrictamente sin materia.

Ayer por la tarde la negociación estaba en 12 horas de arresto y algo así como quinientos pesos de multa, pero no dejan de ser en términos lisos y llanos, arresto y multa, por más que se quiere matizar. Perejito: desde la colonias más periféricas hasta los medios y grandes empresarios.

No puede ser la norma medio inconstitucional, es inconstitucional y punto.

Está muy complicado que pase en la Comisión de Salud hoy que se vuelva a retomar pero el PAN ya se empecinó por orden del patrón Corral. 

Deberán incorporar a otra comisión para buscar los votos necesarios, darle vuelta a los inconformes diputados que han osado contradecir a Palacio, o ir a San Judas caminando desde Villa Juárez.

Si hubiera humildad sería enmendada la plana sin problema alguno, pero como no es así, deberá llegar la propuesta negada en comisión y probablemente resuelta en el pleno con una mayoría simple obtenida mediante arreglo, como ha sido la constante en la actual administración. Ahí tendrán el voto hasta del pastor centavero Misael Máynez (remember la Yukon).

Habría que apelar a la poca conciencia que pueda existir en los legisladores para que se elimine de la propuesta todo vestigio de sanción. 

Es obligado en los señores y señoras diputadas hagan conciencia de la grave situación económica en que se encuentran los chihuahuenses como para que todavía los lleven a la cárcel si no tienen para comprar un cubrebocas.

*** 

Es necesario reconocer el giro que dieron las investigaciones en el asesinato del colega Arturo Alba, conductor de noticias y jefe de prensa de una institución educativa en Ciudad Juárez.

El hecho de que sea atraída la indagación por la Fiscalía en Derechos Humanos es un avance porque se privilegia desahogar primero como línea de investigación su trabajo profesional como informador.

Hubo resistencia hacia el interior de la misma Fiscalía para que así ocurriera. Debió mediar una solicitud formal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos al respecto, para llamar la atención.

Ahora deberá esta área especializada agotar en la integración de la carpeta de investigación, todo lo que haga menester, las entrevistas que sean necesarias en función de la línea editorial del periodista para encontrar posibles móviles del homicidio.

Partirá para su trabajo la referida Fiscalía en los primeros indicios recabados por la Fiscalía Zona Norte. Deberá hacerlo con extremo cuidado, toda vez que fue en aquella área donde se empezó a desestimar la línea de investigación basada en libertad de expresión.

***

Al inicio del actual gobierno estatal se realizaron múltiples promesas a los sindicatos, tanto al de Servicios de Salud, como al del Instituto Chihuahuense de Salud. Habría un cambio sustantivo en relación con el anterior sexenio, se dijo.

Fue una luna de miel que prometía, hasta que se acabó.

Los múltiples ofrecimientos incumplidos, básicos y elementales, como por ejemplo los insumos como aspectos mínimos para atender a los pacientes en los hospitales, se convirtieron en una constante.

Tenía que trabajar el personal de salud con las uñas, en muchos casos adquiriéndolos con sus propios recursos o pidiéndoles a las familias que los llevaran. Aún es así.

A esa situación debe agregarse el despotismo y corrupción con el que son manejados los hospitales, como el General en la ciudad de Chihuahua. Inaguantable el director.

 Era una bomba de tiempo.

 Por ello, lo ocurrido con las manifestaciones de ambos sindicatos no es más que la consecuencia de la irresponsabilidad en el manejo de la salud, donde el Covid sólo vino a agudizar la molestia justificadísima en los trabajadores.

***

Parece un simple goteo, en términos de los volúmenes de agua en que se registra el manejo de las grandes presas a nivel nacional, pero no lo es.

El 19 de septiembre La Boquilla, una de las principales presas chihuahuenses y epicentro de la disputa con el gobierno federal por el cumplimiento del tratado de aguas de 1944, tenía 943 hectómetros de agua.

Para el día de ayer, el volumen se había reducido en 38 hectómetros. Una cantidad importante, tomando en cuenta que se supone que la extracción para efectos del cumplimiento del tratado se había terminado.

 Tendrán que verificar con lupa los agricultores el manejo de la presa, en una mesa técnica necesaria e indispensable, fuera de los reflectores del Estado que busca capitalizar aún este movimiento genuino de los agricultores chihuahuenses.

La imagen tomada del informe diario que presenta la Comisión Nacional del Agua, no deja lugar a dudas en relación a la extracción del vital líquido, que continúa, lenta, pero constante.

***

El asesor de Morena en el Legislativo, Osmand González, quien dio mucho de qué hablar cuando apuntó en su crítica al trabajo de los diputados panistas, léase Georgina Bujanda, tuvo una reunión ayer con su equipo de trabajo y militantes de Morena en pleno Congreso del Estado. 

El encuentro fue para destaparse como aspirante a la candidatura por el Distrito 12, al norte de la ciudad, proyecto que cuenta con la venia, luz verde y patrocinio del coordinador de los diputados morenistas, Miguel Ángel Colunga.   

El joven abogado que además es secretario del Trabajo del Comité Estatal de Morena ha estado trabajando en aquella zona y lo que hasta hace unas semanas sólo era parte de la rumorología, ahora se sabe que va en serio. El dato tiene relevancia porque es el distrito que el propio Colunga no pudo ganar en la capital del estado, por el cual tiene la espinita clavada desde hace mucho tiempo.

La zona es ampliamente competida, pues en 2016 la logró ganar Nadia Siqueiros para el PAN, pero el albiazul no le permitió reelegirse por una venganza bien ejecutada de las mujeres panistas y no panistas; ahora ella está del lado morenista en un proyecto por la gubernatura, mientras que por las siglas azules se perfila la actual diputada Georgina Bujanda, a quien en varias colonias le reclaman que jamás regresó después de ganar la elección de 2018. 

Eso hace interesante el escenario por la pelea que habrá del PAN y Morena en ese distrito, con Bujanda por un lado y González por el otro.

Tan interesante se va a poner que la gente de Bujanda no se quedará de brazos cruzados mientras un empleado del propio Legislativo hace campaña ahí mismo, a un lado suyo.