Opinion

-Sale por piernas y agrede a los Diarios

.

GPS / Columna

viernes, 03 septiembre 2021 | 05:00

-Jugada radical por posiciones desde Barcelona

-Las estrellitas de Manque en informe

-Será “La Foca” el mayor agitador

Ni una sola explicación a las graves acusaciones que le hizo César Duarte tuvo para los chihuahuenses el gobernador Javier Corral. La estrategia cómoda y a la vez desesperada fue deslegitimar al mensajero y al firmante de la explosiva misiva.

Es el refugio de quien fue llamado narco, mentiroso, estéril, traidor y corrupto, esconder la cabeza como la avestruz.

Las acusaciones son gravísimas porque esconden desvío de recursos del erario público, mínimo por incapacidad el derroche de millones ya etiquetados para dar continuidad a obras que perversamente fueron dejadas en el abandono.

El tema de inseguridad está a la vista. Los homicidios al doble de los que ocurrían en 2016 son ejemplo claro de que algo muy turbio existió durante la administración corralista, que provocó un desorden de tal magnitud que tiene a doce mil hogares con luto. Raya en genocidio.

Poco tiene qué decir el gobernante en turno cuando la cabeza de la Agencia Estatal de Investigaciones anda a salto de mata. Estuvo protegido cinco años con manga ancha.

Se limitó Corral a echarle la culpa de nuevo a los Diarios, cuando esta casa editora se ha limitado a dar a conocer la información con base en la libertad de expresión y de imprenta, que él ha pretendido limitar y coaccionar de manera directa e indirecta, burda. ¿Por qué no dice que paseó en el helicóptero de gobierno a la directora de El Heraldo mientras dicho periódico difundía todos sus golpes contra la hoy gobernadora electa? Aquí fueron publicadas las pruebas, no chismes.

En lugar de someterse al juicio de la opinión pública, continúa con su campaña de calumnia y agresión contra quienes hacemos posible la edición cotidiana de este esfuerzo informativo. 

De nuevo ataca a nuestros reporteros y directivos de manera verbal, agresión que es muestra de la fragilidad de su estado emocional, característica de su caprichosa personalidad banal y superficial.

En Delicias ni se acordó de los agricultores y su lucha. Deambuló en su gira con la sombra del constructor privilegiado por su gobierno y acusado de narco, Carlos Cuevas, y acompañado de José “El Siniestro” Luévano, su funcionario protegido, quien está involucrado en el homicidio de nuestra colega Miroslava Breach. Poca estatura moral tiene.

En el fondo de esa falsa seguridad hay fragilidad. No tendrá servidumbre en la figura de los “escoltas” que pretendía. La atropellada conferencia de prensa, es epílogo de lo mal que termina.

Está a punto de hacer precisamente todo lo contrario que anuncia. Vendrán ahora sus amparos, pero desde el exterior.

Eso de que “no me faltarán amigos y apoyos para cuidarme” es una mentirilla piadosa que avienta pretendiendo victimizarse.

No se quedará a pagar protección, gasolinas, cafés de Starbucks y blindadas de su pecunio. Buscará algún chalet en el extranjero, en la paranoia que ya empieza a consumir su cerebro, su estómago...su cuerpo que ya no dio para los 10 kilómetros de la “liberación”, apenas 50 y aventando el bofe.

Saldrá por la puerta de la cocina el próximo martes durante la tarde, antes de que expire el exiguo poder formal que aún detenta.

Antes que termine el día ocho ya no será más gobernador.

***

La rayoneada a las instalaciones de rectoría no es un hecho aislado a la grilla interna que se ha desatado por la renuncia de Lucía Chavira a la defensoría en derechos humanos.

Va más allá. Sería ingenuo pensar en que se constriñe estrictamente al ámbito universitario, como pretende hacerlo ver Lucha Castro en su más reciente tuit.

Se están peleando posiciones en el ámbito estatal y municipal, quienes aliadas con la actual administración detentaron nómina y recursos en materia de derechos de la mujer.

Les preocupa perder las posiciones y por ello subirán el volumen de sus manifestaciones y acciones, como lo hicieron en la Universidad, pretendiendo asumir un derecho patrimonial sobre oficinas.

Son cientos de millones, sin contar la pretensión de erigir en organismos descentralizados ciertas áreas, para dotarlos de presupuesto intocable.

Lo que no hicieron en cinco años quieren que se les obsequie por derecho ganado. Es prueba de fuego, paradójicamente, con la primera mujer gobernadora en el Estado.

***

El informe rendido por María de los Ángeles Granados Trespalacios es ejemplo democrático y de rendición de cuentas.

Estuvo la alcaldesa escuchando y tomando nota de los comentarios positivos recibidos, pero también de los señalamientos y cuestionamientos duros efectuados en particular por Morena.

Hay área de oportunidad en varias zonas de la ciudad. El sur, por supuesto, pero también el centro de la ciudad. Las banquetas destrozadas son ejemplo de lo que hay que atender.

Los grandes proyectos poco pudieron avanzar, con retazos de algunas administraciones, pero sigue siendo necesariamente un pendiente.

Difícilmente podrían los regidores, aún los de oposición, cuestionar los avances en seguridad con Escudo Chihuahua, que es de las grandes estrellitas colgados a Manque.

Ninguno regateó en reconocimientos a la alcaldesa, en el exitoso relevo de la hoy gobernadora electa, a quien por cierto ha acompañado los últimos días.

Una tacha al enviado del gobierno del Estado. Un funcionario de tercer nivel de la Secretaria General, poco cortés resulta, cuando Manque ha sido en extremo prudente, cuidadosa y respetuosa no sólo del Ejecutivo Estatal, sino de todas las facciones políticas. Una dama en su trato en toda la extensión de la palabra.

***

Tendrá que hacer uso Mario Vázquez, como líder moral de toda la bancada panista, de toda su capacidad y experiencia para sacar adelante los compromisos con la gobernadora Maru Campos. La aritmética le presenta el reto del consenso en el seno de la Junta de Coordinación Política.

Son seis los integrantes con derecho a voz y voto en dicho cuerpo colegiado, dotados ante la falta de consenso de voto ponderado, que le otorga al PAN, PRI y PRD posibilidad de sacar adelante los acuerdos de manera mayoritaria.

Pero los acuerdos de fondo requieren de votaciones en el pleno de mayoría calificada, la cual aún está lejos de salir de acuerdo a la conformación del Congreso.

En eso tendrá trabajo también la coordinadora Marisela Terrazas y el subcoordinador Saúl Mireles, ambos cercanos a la gobernadora electa.

La cesión de la presidencia de la Junta de Coordinación, en el legislador morenista Cuauhtémoc Estrada, es una señal de mano izquierda, en busca de ese consenso. La postura pragmática de Francisco “Pancho” Sánchez y su mensaje a la gobernadora electa es anticipo nada halagüeño.

***

Más que el abogado laboralista Cuauhtémoc Estrada, coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, es David Óscar Castrejón -mejor conocido como “La Foca” en las filas de la izquierda- el considerado como mayor agitador del grupo opositor recién conformado.

Tanto el juarense Estrada como el capitalino Castrejón son considerados viejos lobos izquierdistas, fundadores morenistas, gente del excandidato a gobernador Juan Carlos Loera y litigantes aguerridos que no conocen el miedo.

Pero la formación laboralista del coordinador, también expresidente de la Junta de Conciliación de Juárez, y la penalista de Castrejón, exsubprocurador de Justicia de la zona centro, los hacen diferentes. Y es donde toma ventaja el capitalino.

Haber ganado en tribunales su diputación plurinominal, además, le dio un empuje fuerte Castrejón Rivas, quien, según lo que se empieza a decir en el Legislativo, tendrá marcaje personal por parte de los diputados del PAN que coordina Mario Vázquez.

Porque en eso de que “La Foca” será el más rijoso y el rival más duro coinciden dentro y fuera de Morena. Ya lo conocen.

No es gratis. El moreno fue de los principales instigadores de las causas penales contra la gobernadora electa, además de que tiene sus propios expedientes con los que seguramente va a insistir toda la primera mitad del sexenio.

Además tiene incentivo electoral y objetivo político: no le desagradaría ser candidato a la Presidencia Municipal de la capital. Ese parece ser de sus mayores sueños. Así, serán de los perfiles que más sobresalgan entre los 33 que componen el Congreso.