Opinion

-Salida humillante para la delegada

.

GPS / Columna

martes, 28 septiembre 2021 | 05:00

-En lo oscurito, contrataron hasta swaps

-Les aplaudió intenso a los aspiracionistas

-Renovación del IEE en recta final

No ha dejado de renegar por todas partes la delegada regional del Bienestar en Delicias, Leticia Loredo. Considera una salida humillante la propinada por el superdelegado federal, Juan Carlos Loera. La semana pasada fue despedida del cargo, aunque todavía no se oficializa su relevo.

Mientras se queja en cuanto foro encuentra, en un grupo de WhatsApp de los empleados federales en la región anunció Loredo Arvizu, hace cosa de dos días, los “despidos injustificados” que prepara Loera de la Rosa con su regreso al frente de los programas sociales en Chihuahua.

“Con lo que respecta a mi igual, el delegado (Loera) me dio las gracias aunque no lo ha hecho de manera oficial también estoy en la misma” (sic), escribió en el chat. “A mi me pueden todos uds porque han redoblado el trabajo y la gente del partido quiere llegar con todo hecho”.

Las imágenes de la conversación son reveladoras. Pueden verse en versión digital de GPS.

En otras conversaciones con gente de Morena en Delicias, la todavía delegada achaca la decisión de su jefe a que no le ayudó lo suficiente para ganar la elección en la región sur del estado. Dice que ese es el fondo del asunto, la cuestión electoral.

Hasta presume haber sacado adelante algunas candidaturas morenistas, pese a la presión de la anterior superdelegada, Bertha Alcalde Luján, para no inmiscuirse en la contienda, que tuvo uno de sus grandes hoyos negros en el problema del agua que nació y creció en la región sur del estado.

No le cabe en la cabeza a Loredo Arvizu que si la corren puede ser como parte de una reestructura para hacer más eficientes los programas federales; o para corregir fallos, deficiencias y errores de una burocracia que se siente tocada por los dioses.

No, ella limita su humillante salida a lo facilón, el resultado electoral en el que no solo Loera de la Rosa quedó mal, sino toda la estructura de Morena.

***

Hay en las actualizaciones del reporte de alertas de disciplina financiera con que cuenta la Secretaría de Hacienda federal, información acerca de que la administración estatal anterior tenía muy guardadita la contratación de los temibles y a la vez admirados swaps de tasas de interés.

Esos contratos son derivados financieros íntimamente ligados con la especulación financiera, que aún despiertan recelo por la volatilidad e inestabilidad de los mercados, pero se han constituido en un instrumento financiero utilizado por el sector privado, pero muy lejanamente por los gobiernos.

Por esos derivados erogó la administración estatal 128 millones de julio a septiembre del 2020 y 176 millones de octubre a diciembre del mismo año.

Para este año que transcurre, pagó mil 183 millones los primeros tres meses, a la contraparte que tiene en su poder las 21 cartas confirmación de swaps.

Tendrá que escarbarse y mirarse con lupa para conocer los beneficios alcanzados por este tipo de operación financiera, o en su caso, el punto oscuro. En particular cuál es su estatus y si ya fueron liquidados en su totalidad.

Obviamente, el asunto pasó de noche, a escondidas de los legisladores que mínimo debieron pegar el brinco por la atrevida jugada financiera.

Por un asunto similar se armó una escandalera en Coahuila con los Moreira, pero en ese caso se trató de deuda contratada simulando autorizaciones del Legislativo.

No queremos pensar en algo similar, pero esos swaps levantan todo tipo de pasiones en los conocedores del tema.

Los contratos son P08-0919040_ID, P08-0819031_ID, P08-0819027_ID, P08-0819027_ID_02, P08-0819026_ID, P08-0819028_ID, P08-0819029_ID, P08-0819029_ID_02, P08-0819030_ID_02, P08-0919042_ID, P08-0919040_ID_02, P08-0919037_ID, P08-0919039_ID, P08-0919038_ID, P08-0819030_ID, P08-1219063_ID, P08-1219064_ID, P08-1219063_ID_02, P08-1219065_ID, P08-1219066_ID, P08-1219067_ID.

Aún y cuando son instrumentos contratados con bancos no dejan de tener un componente de riesgo, insistimos, por los inconvenientes y consecuencias que han ocasionado en quienes participan en tan inestable mercado.

***

Demoledores los datos ofrecidos por el Fideicomiso de Seguridad Ciudadana, Ficosec, en su último reporte. No podía ser de otra manera ante la abulia del quinquenio fenecido.

Es la administración de Javier Corral un cementerio, o más bien dicho, varios cementerios juntos, al llegar a la cifra de 11 mil 700 homicidios, la mayoría de ellos, de naturaleza dolosa…y en solo cinco años.

Duarte terminó en 13 mil homicidios en seis años…de acuerdo con la tendencia, Corral lo hubiera superado con creces.

La diferencia es que Duarte enfrentó el coletazo de estadísticas criminales insufribles, incluso con promedios de escándalo mensuales, diarios y por tasa por cada cien mil habitantes.

Corral encontró niveles bajísimos. En 2016 fueron mil 500 muertos en todo el año. A la fecha, con el último reporte del Secretariado Ejecutivo, en el 2021 ya fueron rebasados al mes de agosto, con casi mil 700.

Pero no solo es el homicidio doloso, que tuvo un incremento en relación con Duarte de un 10 por ciento en el promedio mensual, sino en otros delitos también sensibles, como el robo a negocio con violencia y sin violencia.

De ese tamaño el reto de la Fiscalía y la aún existente Secretaría Estatal de Seguridad Pública, cuyos procedimientos deben modificarse para impactar positivamente en el grave problema de seguridad que hoy enfrentan.

***

Se le vio muy aplaudidor al delegado de programas federales, Juan Carlos Loera, durante el informe presentado por Fechac.

Esos aplausos le hicieron falta hace unos meses en su estrategia electoral para tratar de remontar la ventaja que le sacaron sus adversarios.

La senaduría parece lejana, pero está a la vuelta de la esquina. Debe esforzarse por aparecer con los sectores de la sociedad, y comprometerse con ellos…aún y con el inconveniente de políticas públicas federales que poco le ayudan en sus pretensiones políticas.

“Reconozco el esfuerzo y el gran trabajo social de la Fundación del Empresariado Chihuahuense A.C. (Fechac), a 25 años de aportación invaluable a nuestra sociedad”, publicó en sus redes sociales.

Les aplaudió machín a los neoliberales y aspiracionistas, que desde hace 25 años decidieron por sus pistolas crear un impuesto estatal, el Impuesto sobre Nómina, para realizar acciones con sentido social.

Esos aspiracionistas son ejemplo nacional, que inclusive, analizan un incremento momentáneo a dicho impuesto para solidarizarse con las condiciones económicas actuales del Estado, pese a un pésimo 2020 y un incierto aún 2021.

***

Lejos de dormirse en sus laureles por lo bien que salió el proceso electoral 2021, y antes incluso de clausurarlo, Claudia “Kata” Espino, agarró el lápiz y el pizarrón para llevar a los representantes de sectores los números finos, el diagnóstico de lo que ocurrió y lo que viene.

Así tiene ya varias semanas, reuniendo a representantes de los diversos sectores, para presentarles en filminas los casos de éxito, como la participación de candidatos indígenas y la confirmación, en lo sustantivo, de la gran mayoría de acuerdos, incluso en sede de Sala Superior del Tribunal Electoral Federal.

Lo interesante es lo que sigue.

Trabajar en la elección directa de regidores, en conjunto con el Instituto Nacional Electoral y atender a quienes deseen crear partidos políticos, ello en un contexto complicado, por la posible reforma federal en materia electoral.

Las tareas ya no le corresponderán a Kata ni a sus compañeros consejeros, Saúl Rodríguez y Gilberto Sánchez.

La pelotita cargada con adrenalina recaerá en dos mujeres y dos varones, que en noviembre serán designados por el Consejo General del INE, en dos procesos diferenciados.

La nueva presidenta saldrá de la lista integrada por Ruth Arreguín, Yanko Durán, Nancy Flores, Mariselva Orozco, Helvia Pérez, Angela Pérez, María del Carmen Ramírez y Stephanie Santa Cruz. Todas ellas idóneas en la penúltima prueba que es el ensayo.