Opinion

-Salió muy lépero el funcionario neumólogo

.

GPS/Columna

jueves, 21 marzo 2019 | 21:37

-No hay misericordia para madre de familia

-Los oídos sordos del gobernador a Miroslava

-Atiende su agenda social y que el mundo ruede

Además de ser un apócrifo neumólogo, con una especialidad sin cédula profesional expedida por institución de educación superior, es un auténtico leperón.

Se trata del subdirector del Hospital Central, Alfonso Perea, de quien hablamos ayer, que armó un escándalo en un chat privado donde había mujeres y hombres de profesión médica.

Era un chat serio, pero que él toma a juego, de manera vulgar. Y aún se indigna por las llamadas de atención.

Por supuesto, las damas se dieron de baja del chat, luego de la difusión de un video porno enviado por él.

Es un video que inicia con una falda corta con un sugerente movimiento, que luego no deja nada a la imaginación. La indignación fue general e inmediata.

Hubo señalamientos de todo tipo. “Les recuerdo que hay Dras. en este chat…”, dijo alguien. Otro comentó “Muy ilustrativo para mostrárselo a tu hija…”.

Mal y de malas el supuesto especialista, que se quiso hacer el gracioso y terminó balconeado con justa razón por las irritadas doctoras. 

Es el tipo de personas que protege el Secretario de Salud Jesús Enrique Grajeda. Así andan las cosas en esta delicada área.

Sin oficio, por compadrazgos, los cargos son una simple beca, donde el ocio campea.

No queremos ni pensar la opinión que tendrán del galeno las señoras del Instituto Chihuahuense de las Mujeres y del DIF estatal. El enemigo está adentro de gobierno, no afuera.

***

Jessica es una joven madre de familia que la ha pasado muy mal. Lo último que le ocurrió es haber cometido el error de participar en un robo junto con dos “amigos” a una farmacia.

Contrario a lo que hicieron sus cómplices, ella se llevó pañales y leche en polvo. Pensó en su hijo antes que en otra cosa.

Es un robo que los abogados conocen como de famélico, es un robo por necesidad. La Real Academia Española dice que dicho apelativo corresponde a una persona con hambre.

Ella es una muestra de que los programas de apoyos sociales desde los tres niveles de gobierno han fracasado.

Pero, además, de la falta de una política auténtica de atención social a problemáticas de esta naturaleza.

Ella no ha sido atendida ni por el Instituto de la Mujer, ni por la Fiscalía de Atención a la Mujer, ni por nadie.

La fría celda es su compañía, por un grave error que está pagando con cárcel. Su carácter primo delincuente debería de inmediato colocarla en libertad, con las medidas necesarias, pero no ha sido así.

Hay una disposición del Ministerio Público de atender a raja tabla los asuntos que se le presenten, sin oír, sin ver, sin considerar su situación particular.

Los auténticos delincuentes, criminales integrantes de organizaciones, sicarios, secuestradores, libres, sin atención de la Fiscalía.

Ella tendrá todo el peso de la ley, ellos seguirán impunes.

***

Se cumplen dos años y la exigencia es de justicia, por el crimen de Miroslava Breach, que fue cometido ante la mirada omisa de la administración estatal.

Lo más grave del asunto es que Javier Corral presumía una amistad con la periodista, que murió sin ser atendida en su confesión de vulnerabilidad.

Su amigo prefirió la pose y el discurso fácil, antes que adoptar medidas auténticas de protección a la colega valiente.

Pero, además, a dos años del crimen, protege a personal en su administración, que se encuentra involucrado al menos con omisión en el crimen, donde participaron de la grabación de una conversación que la puso en suerte ante sus verdugos.

Rosy Breach, su hermana, en su red social, sin tapujo alguno, se refirió al tema con todas sus letras. “Hoy quiero levantar la voz para marcar con mi desprecio, con mi más grande repulsión, a quienes orquestaron tu muerte, a quien abusando de tu confianza y llamándose amigo desoyó tu demanda de protección…”. Al buen entendedor pocas palabras.

Miroslava, lamentablemente, sólo es un ejemplo claro y terrible de la situación en que se ejerce el periodismo en nuestro país, y en particular en Chihuahua.

***

En Arizona, mientras tanto, la Secretaria de Innovación y Desarrollo Económico, Alejandra de la Vega, con un extraordinario inglés, apantalló a todo mundo.

Hasta se dio el lujo de traer de damo de compañía al mismo gobernador, que lució un protocolo socialité de gran escuela.

Recibió su camiseta de los Cardenales y se retrató con su homólogo de aquella entidad norteamericana.

Fue un viaje de entresemana, previo a las vacaciones de semana santa, muy bien aprovechado para el recreo pueril.

No hubo más. No hay logros de la visita, anuncios, acciones concretas, más que el sano esparcimiento de un mandatario a la mitad de su administración y más perdido que nunca.

Los homicidios al alza, los crímenes en plena luz del día, afuera de los hospitales, la crisis económica y financiera como nunca. Él sonriente ajeno de la situación real que sobreviven los chihuahuenses.

La recomendación del presidente López Obrador, de que sesione muy temprano todos los días para atender el tema de la seguridad, le pasa de noche.

Atiende el timing de su agenda social y que el mundo ruede.

***

El súper delegado Juan Carlos Loera aumenta su nómina inmediata. Tendrá cuatro nuevos subcoordinadores, supuestamente asignados por gabinete, una invención de último momento de la cuarta transformación.

Además, habrá personal administrativo y necesariamente operativo con cargo al presupuesto federal. Con ello habrá una extensa red burocrática que se agrega al personal que ya atiende cada una de las delegaciones federales.

El tramo de mando se hace cada día más largo con cargo a los impuestos de los chihuahuenses, sin resultado alguno.