Opinion

-Si va para Juárez, tome sus precauciones

.

GPS / Columna

viernes, 26 marzo 2021 | 05:00

-Reúne Salcido a camioneros con Bonilla

-Lío en Bachilleres...entre líderes sindicales

-Hasta testigos muertos vs Maru

-Georgina Morett, ¿fuera de El Heraldo?

Si ya de por sí son de terror las llegadas a Juárez, por parte de los chihuahuenses, debido a los agentes viales apostados apenas cruzando el puente localizado a la entrada, justo en el monumento al Benemérito de las Américas, no es nada comparado con lo que ahora están sufriendo.

Recorrer la ciudad se ha convertido en una pesadilla por los destrozos provocados con motivo de las obras del denominado BravoBus que, irónicamente, será arrancado con camiones viejos usados por el ViveBus de Duarte acá en Chihuahua.

Es auténtica zona de guerra, destrozos aquí y allá en arterias principales, torales para la comunicación vial, con graves perjuicios que han alterado la existencia de los fronterizos, pero no sólo la de ellos.

Son miles de chihuahuenses y paseantes de todo el país y el extranjero, diariamente, que sin tener conocimiento se ven severamente afectados en sus visitas a la antigua Paso del Norte. 

Es ausente cualquier información a los desafortunados visitantes, quienes de pronto se ven inmersos en interminables congestionamientos viales, con grave riesgo por falta de señalética.

Nada hay que les alerte ni antes ni despúes de su arribo.

Muy bien pudieran entregar volantes en las casetas de peaje o tener carteleras, acerca de Juárez destrozado e imposible para transitar, con la marca y sello indeleble de la administración estatal.

Lo peor es que se trata de un capricho de último momento, obras que no fueron consensuadas con nadie, impuestas desde el Estado.

Ni al cabildo ni a los sectores organizados, para nada se les tomó en cuenta, como si no existieran o estuvieran simplemente pintados.

Si no se toma en cuenta a esa representación, ni a los ciudadanos, mucho menos a la gente de fuera.

Si va para allá, tome sus precauciones. Sobre advertencia no hay engaño.

***

El dirigente del Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos del Colegio de Bachilleres, Manuel Bernardo Hernández, cumplió la amenaza de un paro general en la institución desde ayer y hasta hoy viernes, último día de actividades antes de las vacaciones.

Según la circular que fue enviada a la base trabajadora, de la cual puede verse una copia en la versión digital de GPS, la protesta se tomó por acuerdo del pleno de secretarios delegacionales del sindicato, al que presumiblemente dejó plantado la directora del Cobach, Teresa Ortuño Gurza.

Pero la acción no para ahí, sino que Hernández Torres advierte que el día 12 de abril, cuando regrese la actividad a la institución, el paro de labores podría extenderse si no se realiza la firma del pliego petitorio de la revisión salarial que se realiza cada año.

“Ante este nuevo atropello de la parte patronal, les pedimos su solidaridad, apoyo y compromiso para con la organización sindical, reiterándoles que la lucha por mejorar nuestras condiciones laborales sigue vigente”, remata la circular del dirigente.

La causa pareciera justa, pero el líder sindical omitió decir que desde el año pasado hay un acuerdo que garantiza las condiciones laborales, sin necesidad de revisión anual, con vigencia hasta el 31 de enero de 2022. 

Está pendiente, eso sí, el pago de un retroactivo salarial, que se finiquita en el transcurso de cada año.

Tampoco dijo que ni él ni el sindicato invitó a la titular del Cobach a alguna reunión con los secretarios delegacionales o con cualquier integrante sindical, de ahí que no puede considerarse que hubo plantón de parte de Ortuño.

Lo que parece haber de fondo en el paro que afectó al Cobach es un desacuerdo interno del sindicato, porque la funcionaria estaba dispuesta a acudir a cualquier encuentro, pero tan sencillo como que nadie la convocó.

El tema parece descubierto entre parte de los sindicalizados. No es la primera vez que atrapan a Hernández Torres con los dedos en la puerta, promoviendo acciones de protesta sin la suficiente motivación... o con motivaciones políticas ajenas a los intereses de los trabajadores.

***

Luego de mostrar su apoyo a la candidata panista Maru Campos hace unos días, el excetemista Pancho Salcido también le dio su respaldo al abanderado azul por la Presidencia Municipal, Marco Bonilla.

Ayer retumbó en los cuarteles priistas el ruido que salió de un encuentro, con compromisos de por medio, del candidato del PAN con la Cooperativa de Camiones Urbanos, en la que el exdiputado Salcido tiene una de sus mayores fortalezas.

Para colmo la reunión fue en los patios de maniobras de los camioneros ubicados en la Rosales y Pacheco, a un lado de lo que fue la sede del PRI Estatal, ahí pegadito a la vieja casona que antes era prácticamente el mismo inmueble de priistas, cetemistas, concesionarios y demás.

Los detalles del acuerdo saldrán en estos días, pero es obvio que Salcido también le reportará a Bonilla Mendoza parte de lo que queda del viejo corporativismo tricolor.

***

Los archiveros y cajones de escritorios del Tribunal Estatal Electoral han sido, casi literal, insuficientes para guardar los voluminosos expedientes que se acumulan en sus instalaciones.

Han crecido como pan caliente con exceso de levadura el número de recursos presentados desde el 2013 a la fecha.

Si en aquel lejano año apenas se llevaron 23 asuntos, para el 2016 se elevaron a 266 y para 2018 llegaron a ser 368 expedientes.

La carga de trabajo se ha incrementado sustancialmente por una sencilla razón...los ciudadanos y militantes políticos ya no aceptan tan fácil las resoluciones que les perjudican.

Salieron respondones a los partidos y a los mismos organismos electorales administrativos, el IEE y el INE.

Hace siete años, en las elecciones intermedias donde se eligieron diputados, síndicos y ayuntamientos, apenas se presentaron 55 de los denominados JDC, que no son otra cosa que juicios de protección de los derechos político electorales de los ciudadanos.

El dato es que subieron casi al triple para 2018, al computarse 148 recursos, carga adicional que debieron enfrentar magistrados y personal jurídico a su cargo.

Representan casi la mitad del trabajo jurisdiccional del Tribunal.

Incluyendo estos JDC así como el resto de las impugnaciones presentadas, los partidos políticos que más fueron señalados como responsables de actos que violan la ley electoral, lo son el PAN, PRI y Morena, en ese orden.

Este proceso electoral pinta igualito. Por las vísperas veremos casi un reflejo de lo que se vivió en las pasadas elecciones.

***

Es una auténtica trampa leonera la construcción de la acusación contra Maru Campos, Rodrigo de la Rosa y María Ávila, por parte de la Fiscalía General del Estado.

Los nombres de las personas que depondrán en contra de ellos, en la mayoría de los casos, corresponden a testigos protegidos y actuales funcionarios de la misma administración.

Los testigos, como se sabe, tienen la espada de Damocles encima, colgando de un hilo delgadísimo sobre sus cabezas; o cooperan o cuello. No pueden hacer otra cosa más que cumplir el capricho de la autoridad ministerial.

Los funcionarios de gobierno son empleados, subordinados a la instrucción puntual del gobernador, tampoco tienen posibilidad alguna de decir otra cosa que los dictados puntuales de la parte acusadora.

En esos términos carece de cualquier credibilidad la acusación, no sólo contra ellos, sino contra cualquier persona inculpada.

Es evidente el pecado oficial gravísimo resultante de esta conducta, carece de cualquier objetividad y razonable sustento.

Hasta hay una persona fallecida. Hay que avisarle al MP que Arturo Meraz González murió el año pasado.

Es burdo el asunto, sin duda, intento político evidente por descarrilar a la principal opción del PAN para obtener la gubernatura.

***

Anoche se supo extraoficialmente que fue destituida de su cargo como directora general de El Heraldo de Chihuahua Georgina Morett Cuevas. Crecieron los rumores que pronto será cerrado el periódico por sus grandes compromisos con Javier Corral Jurado.