Opinion

-Sin complicidad no habría carreras

.

GPS / Columna

martes, 26 abril 2022 | 05:00

-Empañan homicidios múltiples estadística positiva

-Sumó Marco hasta a los alcaldes morenos

-Le gana el protagonismo a Juan Carlos

Hay mucho de fondo en la refriega a balazos ocurrida en El Sauz, durante una carrera clandestina de caballos, como esas que abundan no sólo en este seccional rural, sino en muchos otros lugares rancherones de nuestra región.

El dato preliminar fue de cuando menos siete muertos, la mitad en el lugar mismo y el resto en el camino a recibir atención o en hospitales. Es gravísimo mensaje.

Esas carreras se realizan a la luz del día y con promoción abierta en las comunidades, por lo que cientos acuden a ellas, incluso con familias.

Corre el alcohol y la cerveza, así como las apuestas fuertes, sin que se aprecie orden alguno, debido al inevitable tufo de complicidad ahí debajo, en los niveles operativos.

Indudable no pensar en que algo está pasando allá entre la infantería de policía e inspectores, inclusive de las autoridades seccionales.

Todos ellos se hacen de la vista gorda frente a esos eventos masivos de potencial peligro para los adultos y menores que acuden pensando en divertirse.

Ni modo que no vean la aglomeración de personas y vehículos, las charolas de cerveza y demás; lo que pasa es que cierran los ojos, con ganancias indudables, en estos eventos masivos que de clandestinos nada más tienen el nombre y que constituyen un potencial peligro para los civiles.

***

Este incidente en El Sauz ocurre unos días después de los terribles hechos ocurridos en Janos y Juárez, cuyas imágenes aún circulan profusamente en redes sociales, con baja de civiles y oficiales, incluyendo un alto funcionario de Migración.

Para atender con contundencia los hechos, la Gobernadora citó a reunión en aquella frontera, a todos los integrantes del gabinete, con la instrucción especial de seguir manteniendo presencia para atender y escuchar las necesidades de los juarenses.

A su vez en Querétaro, el alcalde Marco Bonilla, presentó el modelo de seguridad de #ChihuahuaCapital para reducir la incidencia delictiva, mostrando cifras y acciones.

Los resultados de dichas acciones fueron reconocidos por la misma Secretaría de Seguridad Federal, Rosa Icela Rodríguez, en la conferencia mañanera en días pasados, donde destaca que Chihuahua salió de los primeros lugares en homicidios a nivel nacional.

Hay disminución de homicidios en general y en particular de homicidios dolosos, llevando las cifras a niveles que no se veían desde el 2018.

Desde septiembre se ha notado la disminución, con especial descenso a partir de enero. La estadística federal está ahí.

De enero a marzo, que son los números con que contamos de acuerdo al último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, han ocurrido 424 homicidios, cuando el año pasado, a las mismas fechas, casi eran 600 y el antepasado casi 700.

Lo mismo con los homicidios dolosos acumulados en ese periodo este año que son 334, llegando a niveles del 2018, cuando se presentaron 346.

Hay entonces reducción indudable, que se ve empañada por estos hechos de los últimos días, homicidios de alto impacto por el número de víctimas, que encienden focos rojos y merecen especial atención.

*** 

Sobre el mismo renglón delicado, aunque el exhorto que hizo el alcalde Marco Bonilla para que la Guardia Nacional cumpla con su objetivo de combatir el crimen organizado en todo el país, causó comezón a los alcaldes y alcaldesas de Morena que asistieron a la reunión de la Asociación de Ciudades Capitales de México realizada en Querétaro, no dudaron en sumarse al llamado.

Es que, igual que Chihuahua capital, sus respectivos municipios están siendo azotados por el crimen organizado y por parte de la federación no se ve una estrategia clara para hacerle frente.

Y es que Bonilla no pidió algo que no le correspondiera a la Federación hacer ya que la Guardia Nacional tiene el armamento y las áreas de inteligencia para combatir al crimen en coordinación con las policías municipales, a quieres les correspondería la prevención de los delitos del fuero común.

Además, los 21 alcaldes que asistieron a la reunión coincidieron en reunirse con la Federación, en específico con quienes llevan las riendas de la seguridad del país, para en conjunto hacer una estrategia de combate a la delincuencia que ha rebasado a las policías municipales desde hace mucho tiempo. 

Aunado al problema que generan los criminales, la alcaldesa de Mexicali, Norma Bustamante, emanada de Morena, le agregó la problemática de inseguridad que está generando la migración en las ciudades fronterizas con Estados Unidos y en su caso expuso que ante la falta de auxilio, el Municipio tuvo que entrar al quite para abrir albergues para los más de 20 mil haitianos que de la noche a la mañana llegaron a su ciudad.  

Cada ciudad capital tiene sus problemática, sin embargo todos coincidieron que lejos de ideologías y partidos políticos, está primero el bienestar de sus ciudadanos y reuniones como la realizada en Querétaro, ayudan a los ediles a tomar ideas y estrategias para mejorar la seguridad.

***

Imprudente es lo menos que se puede señalar al delegado de programas federales, Juan Carlos Loera, por el accidente carretero sufrido en el camino a Morelos y la actitud posterior asumida.

Los daños de la camioneta cuatro puertas de modelo reciente son totales. Está destrozada literal del frente, lo que retrata el tamaño del impacto y la sacudida a la que fueron sometidos los viajeros.

La decisión nada prudente inició desde la salida pasadas las cuatro de la mañana, partiendo al parecer de esta capital y seguirse de largo hacia su destino final.

Son muchas horas de manejo, con carreteras que sabemos no se encuentran en óptimas condiciones, por más que las conozca cualquier chofer.

Poquito antes de las diez de la mañana mandó tuit comunicando el delegado que había sufrido un accidente, y que quien viajaba con él se encontraba también bien. Hasta un audio subió a las redes.

“Continúo la gira prevista para este día”, manifestó en su lacónico mensaje.

Nos dicen médicos que un accidente vehicular, cualquiera que sea, amerita necesariamente revisión médica preventiva, cuando menos algún estudio para descartar cualquier lesión, por ejemplo, en vértebras.

Contrario a ello, Juan Carlos y quien lo acompañaba, decidieron seguir. Las fotos de su reunión en Morelos lo presentaban en buen estado de salud.

“Llegamos a #Morelos, una región que históricamente ha sido marginada por gobiernos anteriores por su lejanía. Estamos supervisando el predio donde se instalará el @bbienestarmx”.

Se le ve seriesón, un analgésico al menos hubiera sido bueno. Trae muchos kilómetros recorridos en vehículo, no ha parado, una revisada a la agenda, costo beneficio, por el desgaste que significa, no le vendría mal.

El protagonismo exacerbado es mal consejero, peor aún cuando le agrega fotos en Face al estilo Duarte después de aquel helicopterazo. Juan Carlos en revisión médica por militares en un consultorio castrense cuyas condiciones no son para presumirse.

***

Llegan reclamos de la Secretaría del Bienestar porque la semana pasado fueron invitados no muy amablemente varios empleados para que acudieran a la presentación de un libro en la Plaza de Armas.

A los servidores de la nación de la oficina local que dirige Marcelino Gómez Brenes los convocaron de forma obligatoria a conocer de primera mano la obra maestra de un diputado morenista, David Óscar Castrejón, mejor conocido como “La Foca”.

El libro fue “AMLO: su pensamiento filosófico, político y económico”, título que a duras penas jalará lectores más allá de los allegados al legislador, pero era su capricho hacerlo, presentarlo y que luciera entre propios y extraños.

Poco éxito tuvo. Al contrario, la orden de que fueran los empleados de la dependencia en la capital provocó el efecto opuesto. Las fotos en versión digital de GPS dan cuenta de los pocos asistentes que acudieron convencidos.

Para los morenistas que ponen la queja de la táctica poco efectiva de convocar gente, lo del libro es la prueba clara de que no se hace uno bueno de los dos grandes estrategas capitalinos, Gómez Brenes y Castrejón Rivas.

Ni el delegado federal ni el diputado, que hasta pidió 10 días de licencia para participar en la organización del proceso de revocación de mandato, lograron una buena convocatoria a las urnas el domingo 10 de abril.

Claro, si no pueden con la presentación de un libro, difícilmente podrían movilizar la estructura morenista para la causa. Los resultados de una y otra tarea fueron muy evidentes.