Opinion

-Sufrió Corral remache camposantero

.

GPS / Columna

viernes, 26 junio 2020 | 05:00

-Los “nuevos rostros” hacia el 2021

-Maru retoma la calle con chicote en mano

-Bofetada para el sector turístico

 

El desaseo vulgar fue el remache camposantero de la reforma electoral tramposa e injerencista que pretendió Corral imponer al Legislativo, incluidos sus propios diputados, con quienes jamás tuvo un gesto de comunicación y consulta genuina. Los quiso tratar como simples mandaderos.

Tenían 120 días en comisiones las iniciativas en materia de elección directa de regidores y reducción en el número de magistrados, que nunca fueron dictaminadas hasta que llegó la iniciativa mañosa, convertida en trampa leonera, en la cual sólo cayeron por gusto 11 legisladores sumisos y comprometidos hasta la ignominia. 

El chile con queso corralista incluía elecciones primarias para tratar de influir en la selección de candidatos, cuestiones de género, reducción de magistrados y de regidores, y un largo etcétera. Ninguna pulcritud legislativa, un batuque ad hoc para pescar en río revuelto. Sus años de legislador lo hicieron mañoso.

Gustavo de la Rosa prefirió darle la espalda a una instrucción de su dirigencia nacional -de ese tamaño es su traición a Morena-, para cumplir con su compromiso frente al que manda solo en el despacho principal de Palacio. Se hizo el ingenuo, retrasó la votación, inyectó incertidumbre en colusión directa con Fernando Álvarez Monge -y su ilusión de crearle señuelos a la Corte- y luego se precipitó en comparsa vil. Debería conocer la Comisión de Honor y Justicia de su comportamiento.

La sesión fue un desorden completo, con asistencia en capítulos y jugadas mil, evidentes en las pantallas de Zoom sin cámara y micrófonos cerrados. Misael Máynez como nunca en su papel de asociado a los destinos del corralismo y Jesús Velázquez con esperada cerviz baja y genuflexión. Su antigua corrupción lo mantiene acorralado.

Lo de Jorge Soto fue sólo una banderilla que contó por cinco. De alto nivel su discurso, que recordó las luminarias del panismo defensor a ultranza de la democracia auténticamente ciudadana, rubricada por Bujanda, Jurado, Terrazas y González, que se fajaron. Le dijeron No al desviado gobernador de su mismo partido.

Miguel La Torre de plano se hundió en el pantano, reciclando los adjetivos en contra de los partidos, incluyendo el suyo, y embadurnándose de esos lodos, de los cuales sería entonces culpable él mismo por su antecedente como dirigente. Si los partidos son clubes privados él fue gerente durante mucho tiempo.

Ahora traicionó a la militancia panista a quien le quería arrebatar la posibilidad de designar candidatos.

La imagen del registro de votación en nuestra edición digital.

 *** 

El aferramiento corralista en sacar adelante a como diera lugar las elecciones primarias, priorizando su interés particular, clarificó, puso en blanco y negro y le dio rostro a las posiciones políticas con destino al 2021.

Indudable el liderazgo moral que la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, ejerció y refrendó, defendiendo un antecedente de crecimiento político que la ubica en las mejores condiciones para defender la candidatura panista a gobernador en elecciones generales.

No le debe quedar la más mínima duda a la chiquillada política ese liderazgo asumido en quien gobierna a un tercio de la población de la entidad desde hace casi cinco años, con una reelección intermedia.

El golpe fue contundente, conexo, a Alfredo Lozoya, que de refilón entró en esos terrenos, entregando sus votos por una quimera que no tenía oportunidad, despropósito, incluso, contra los candidatos independientes.

Al interior del PAN, indudable, el mensaje es fuerte, de levantarse y estar al frente por parte de Maru, pese a la feroz ofensiva iniciada desde muy al principio, incluso en la primera constitucional, luego el famoso plebiscito y las zancadillas permanentes desde Palacio, para plegarse a designios unipersonales alejados del espíritu panista, que ayer relumbró.

Omar Bazán, el joven dirigente del PRI en la entidad, ofreció una lección de doctorado a sus correlegionarios exgobernadores, que cayeron en el engaño de que al caldo corralista le quedaba todavía pieza. A ver qué opinan los que siguen en tres y dos en el expartidazo.

 

 *** 

Una bofetada en la cara es para el sector turístico de Chihuahua que el Gobierno del Estado haya enviado un comunicado de prensa con cabezal: “Reactiva Estado el Turismo con 9 Acciones Estratégicas”.

Es difícil adivinar qué es lo que pasa por la cabeza de los funcionarios  con este tipo declaraciones, del comunicador que redacta el boletín, del coordinador que revisa, autoriza el envío y gestiona su publicación.

¿No habrá alguien que les recuerde que de acuerdo a sus propias estadísticas el turismo se colapsó a niveles históricos?, con ocupación de marzo a abril del 22 por ciento. Sólo en la capital 14 hoteles cerraron sus puertas definitivamente, con una sierra de Chihuahua completamente desolada. Tienen los datos, ahí frente a ellos está el diagnostico terrible y salen con sus políticas públicas sin sustancia ni impacto real. Son apoyos insuficientes y marginales.

Las apologías de escritorio, capacitaciones virtuales, consejos para empresas promotoras y ciertos esfuerzos de difusión caen en lo ridículo, igual que los apoyos insuficientes, cuando las pérdidas son millonarias y la industria se encuentra destrozada.

 *** 

Si en lo político, la desaparición del expresidente Municipal, Pepe Vázquez, causa conmoción en Madera y pone los pelos de punta por la inacción oficial, pese a que se trata de un funcionario estatal, la ausencia de la señora Alicia Rivas, es el colmo de la impunidad con que actúan los grupos delictivos.

La señora Rivas es una devota católica, muy reconocida por su activismo y desprendimiento. Socialmente querida y cercana en Madera y puntos cercanos.

Se le conoce como La Joyera, porque se dedica a la venta de joyería al menudeo, con su mochilita en la cual cargaba un modesto stock de oro y plata, que fueron localizados junto con su vehículo.

Su desaparición es fuerte golpe a la comunidad de aquella región, que realiza cadenas de oración por su pronto regreso.

 *** 

No se han hecho públicos todos, pero la alcaldesa María Eugenia Campos lleva algunos recorridos de inspección por obras que se realizan en la ciudad. 

Luego de algunas semanas de despachar los asuntos vía electrónica, desde su casa o de su oficina en el primer piso de la Presidencia Municipal, la panista decidió retomar la actividad en la calle, no sólo para hacer presencia.

El último de los recorridos que se conoció fue el de la prolongación de la avenida Los Nogales hacia el norponiente de la ciudad. Acudió a supervisar la obra que parte del Circuito Universitario hasta llegar a la glorieta Abolición de la Esclavitud.

Campos Galván fue con chicote en mano a constatar los reportes que presentan la obra con un 88 por ciento de avance, no vaya a ser que haya funcionarios dormidos en sus laureles con el pretexto de la pandemia.

Pero antes y sin operativo de por medio, según reporta la gente de su equipo, también anduvo viendo otras obras que se realizan en la ciudad, por el periférico De la Juventud. Seguramente sabe que sin la presión del jefe a veces las cosas no caminan y que no faltan quienes entregan cuentas alegres nomás en el papel.

Finalmente es su imagen la que proyectan los funcionarios a cargo de la talacha en la ciudad, así que no hace mal en cuidar de manera personal que se realicen los trabajos básicos de la administración.

Conforme avance el semáforo epidemiológico seguramente Campos Galván intensificará su actividad pública, más ahora que acaba de librar otro escollo en su proyecto político, el que le pusieron del Palacio de Gobierno con la fracasada reforma electoral.