Opinion

-También alberca queda en maratón de obras tiradas

.

GPS / Columna

sábado, 10 julio 2021 | 05:00

-La instrucción de Corral es de sabotear a Maru

-Madero sigue muy lejos de Chihuahua

-El H7, intento por olvidar a “El Jaguar”

La foto es de hace dos años y el meme de esta semana (ambos en la versión digital de GPS). Surgen a raíz del abandono del proyecto de la alberca de Santo Niño, que se quedó tirado y excluido del fantasioso maratón de obras con el que cierra festivamente Javier Corral su administración.

En una imagen se muestra a Juan Pedro Santa Rosa, director del Instituto Chihuahuense del Deporte, que en junio de 2019 presumía ante los medios que se invertirían millones en dicha alberca para corregir todas sus fallas.

Previamente todos los usuarios y entrenadores habían sido echados a patadas de las instalaciones, sin previo aviso del supuesto proyecto de rehabilitación del inmueble.

En el meme se retrata de cuerpo entero al mismo funcionario, a quien Corral consintió todo el quinquenio, sin pedirle cuentas de nada. Así como dejó tirado este proyecto sobraron transas en el beis, en el básquet, en los clubes de todo tipo que debió impulsar y no lucrar con ellos.

La gente del Instituto Chihuahuense del Deporte se avergüenza del modo en que habrá de terminar la administración con el tiradero no sólo de la Ciudad Deportiva, sino del inmueble emblemático para los amantes de la natación.

A los usuarios se les prometió la reapertura en unos meses, luego otros tantos, luego un año y otro. A la fecha sigue casi como al principio, con algunas remodelaciones seguramente a sobreprecio y sin poder abrirse al público.

No se explican cómo es posible que un cierre provisional de unos meses de la alberca, para un exagerado proyecto de remodelación de 10 millones de pesos, se ha llevado dos años y sigue sin terminarse. Vaya, ni la villa olímpica de México 68 se llevó tanto tiempo.

***

Corral tira la piedra y esconde la mano. Su insistencia en denostar a Maru Campos es el mensaje que permea entre sus cercanos colaboradores, que ralentiza el proceso de entrega recepción y que da credulidad a las versiones que corren en los pasillos de Palacio sobre la instrucción real, que es poner trabas.

Afirma estar en la mejor disposición para el desarrollo de la etapa de transición, pero aprovecha cualquier foro y pretexto para atacar, dando un ejemplo contrario.

Duarte y la incumplible promesa de traerlo ante la justicia chihuahuense se han esfumado de sus obsesivos pensamientos y se concentra en quien hoy por hoy considera su mayor enemigo: la gobernadora electa.

Dominado por su egolatría y sus rencores, Javier Corral ha fomentado que la animadversión entre el panismo crezca y la división entre la administración entrante y saliente se acentúe.

Guardó silencio tras los resultados del seis de junio y fue parco al reconocer públicamente el triunfo de Campos Galván. En lo privado, para qué abundar, ni una felicitación le mereció.

Su actitud ha desatado versiones en Palacio de Gobierno -ninguna documentada pero todas comentadas entre los círculos cercanos a los funcionarios- de que el deseo de Corral es obstaculizar el proceso de transición, colocando a los encargados entre la espada y la pared.

Queda claro que esa será la dinámica que habrá de seguir en los 58 días que restan de su gobierno.

Corral, apuestan, será el ausente en la ceremonia de toma de protesta de Maru Campos como gobernadora. Es más, el equipo que trabaja ya en la organización del evento ni siquiera su silla está contando.

Quedará para el recuerdo la fotografía de aquel 10 de septiembre del 2018, cuando ella tomó protesta como alcaldesa reelecta y él, a su lado, le reconoció por su empeño, buenas cuentas y por llevar al municipio por la senda del progreso.

Un camino por el que Corral, en cinco años, no logró llevar al estado.

***

Otro empeñado en demeritar el triunfo de Maru Campos, es el senador por Chihuahua, Gustavo Madero Muñoz, ausente durante toda la campaña e interesado hoy por buscar un espacio dentro del PAN nacional de cara al proceso de renovación de la dirigencia.

De dientes para afuera, Madero insiste en que es tiempo de olvidar agravios y divisiones para forjar unidad en torno  “al bien común”, la tan vapuleada frase a la que recurren los panistas cuando están a un paso de actuar en sentido contrario.

Sin embargo, hace apenas unos días, el fracasado aspirante a la candidatura del PAN al gobierno, compartió una imagen en la que se le ve posando al frente de dos camionetas con leyendas de repudio al presidente López Obrador y en defensa del agua de las presas del estado.

“El maltrato de Andrés Manuel López Obrador y Morena Sí con el tema del agua en Chihuahua dejó enconados a los productores agrícolas lo que nos ayudó al triunfo de Partido Acción Nacional en nuestro estado”, escribió.

La publicación fue considerada por muchos como un intento más de restar la capacidad de triunfo del proyecto de Campos Galván, a quien el senador jamás brindo siquiera una manifestación de apoyo.

Lejano a Chihuahua, a quien debe representar, Madero ha comenzado sus cabildeos con los aspirantes a la dirigencia nacional el PAN. Se reunió con Gerardo Priego, excandidato a la gubernatura de Tabasco y compartió en redes una encuesta consultando a seguidores sobre quién debe ser el siguiente presidente nacional.

Olfatea el sabueso en busca del hueso.

***

En dos minutos y 28 segundos el Fiscal César Peniche se vanaglorió de la captura de Juan Romero Manjarrez Alonso, alías “El H7”, en un intento de hacer olvidar el fracaso de su corporación durante el intento de captura de  Francisco Javier A.M. “El Jaguar” que se dio a conocer esta misma semana.

En esa ocasión, no hubo reflectores, Peniche, de no ser por la insistencia de la prensa, habría preferido permanecer oculto bajo su escritorio y no dar la cara para responder por el fallido operativo.

Pero esta vez vio la oportunidad de sacarse la espinita y la misma Fiscalía fue quien convocó a la prensa para difusión del mensaje sobre la captura de Manjarrez a quien atribuyen la emboscada donde murieron 4 agentes estatales, atacados con granadas en el municipio de Bocoyna hace casi ya dos años. Antes que Peniche, El Diario digital adelantó a sus lectores la exclusiva sobre la detención.

Hay que decirlo, no es una captura menor, pero ello no cubre las fallas, omisiones y resolución  de casos pendientes dentro de la Fiscalía.

En la capital, por ejemplo, la lucha intestina entre los grupos del narcotráfico se ha disparado, y los crímenes crecen al amparo de un Fiscal que no tiene mayores deseos que entregar “la rifa del tigre” a sus sucesores.

Homicidios como los sucedidos en menos de una semana a conductores de la plataforma DiDi son prueba fehaciente de que se ha bajado la guardia, pendiente sólo del descenso del cronómetro que marca el punto final.

***

Después de su estruendoso fracaso como candidato a la alcaldía de Chihuahua, de tomarse unas vacaciones y de regresar a la curul, el todavía diputado federal Miguel Riggs comienza a tocar puertas con el interés de permanecer dentro del círculo de la política estatal.

Con la derrota a cuestas, el junior no alcanza todavía a entender que en esa esfera no tiene ya cabida por su bajo perfil e indeseable desempeño tanto en lo local como en lo federal.

Riggs volvió a la Cámara el pasado 21 de junio para aprovechar los últimos pagos quincenales que le restan por cobrar antes de que finalice su función como representante del distrito VI. Retornó justo cuando la cámara está en Comisión Permanente, y como diputado de Movimiento Ciudadano.

Pero ni el MC lo ve ya con buenos ojos. A nivel estatal Riggs huele feo dentro de ese partido en el que se le mira como arribista y en PAN – partido al que renunció – su expediente es parte de los archivos de alta traición.

No hay buenos pronósticos para Riggs, a pesar de que desesperado buscan alianzas para encontrar un frente desde el cual erigirse como un opositor al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, porque si algo tiene claro es que no desea enfrentarse a la siguiente administración estatal pues acabaría muy mal parado.