Opinion

-Tres millones y medio nomás para asesores

.

GPS / Columna

miércoles, 14 octubre 2020 | 05:00

-Mensaje a Corral desde el Foro

-Sólo quiere seguir peleando

-Hablan de cambios en la Policía Municipal

Hay en el programa de adquisiciones anuales del Instituto Estatal Electoral, aspectos que desde la letra chiquita llaman la atención.

Se fueron grandes con ciertos rubros que seguramente tienen explicación, sobre todo en plena época de pandemia por Covid y la austeridad obligada por la misma.

Deben seguramente haber sido ajustados. Mínimo eso creemos. 

Lo primero, el seguro de vida y el seguro de gastos médicos mayores. Entre ambos rubros se programaron dos millones de pesos.

El primero de esos seguros es de un millón y medio.

Dichos beneficios, obvio es, están dirigidos a funcionarios de primer y algunos de segundo nivel.

Son primas anuales de 30 a 60 mil pesos, adicionales al sueldo, que poca justificación pueden encontrar en estos momentos.

Para las reuniones de trabajo se consideraron casi 600 mil pesos en el rubro denominado productos alimenticios para personas, que no es otra cosa que alimentación. 

Otro rubro interesante, “reuniones oficiales”, más de un millón de pesos.

 Pero como necesitan ayuda para realizar sus tareas, decidieron contratar por honorarios consultoría administrativa en procesos por un millón y medio de pesos, más dos millones en servicios profesionales, “científicos” y técnicos. Tres millones y medio, en total, para una especie de asesores.

Le mostramos la imagen del programa de compras, con sus cuentas, descripción y montos.

***

Ha sido la administración estatal de piel ultradelgada a la más mínima crítica periodística. Ante ella reacciona de manera desproporcionada, con el uso y abuso de recursos públicos.

La intención ha sido, contrario al artículo sexto y séptimo constitucionales, y pasando por encima de convenciones internacionales en la materia, atropellar las libertades.

Esa garantía de buscar, recibir y difundir información es menos que letra muerta.

Por ello, la novedosa entrega del XXVI Premio Estatal de Periodismo, José Vasconcelos, es fuerte reclamo y oportuna llamada de atención, en defensa de la libre expresión de las ideas.

Cae como anillo al dedo a un mandatario que desde su toma de protesta prometió una libertad como no se había vivido antes, pero que en la realidad ha asumido una postura de franco ataque a los medios de comunicación que no le sirven de comparsa y tapadera.

Sin desperdicio los discursos de Ernesto Almanza, presidente del Foro de Periodistas de Chihuahua; y Rafael Cano, titular del Foro Nacional de Periodistas.

Un éxito el evento en su modalidad virtual.

 *** 

Con desesperación, esa es la palabra, sin duda alguna, deben ver los dueños del capital, los empresarios, el derrotero que toma el pleito entre el Gobernador de Chihuahua y el Presidente de la República.

También debe ser el mismo sentimiento de frustración de las familias de Jessica, asesinada el pasado ocho de septiembre, y la de los agricultores que permanecen detenidos injustamente por cargar latas de gas lacrimógeno vacías.

Están en frías celdas porque defendieron los derechos que tienen sobre el agua como principal insumo de sus cultivos.

Corral se tocó el pecho hace días, conmovido de los dientes para afuera, para hacer compromisos con ellos en su oficina de Palacio de Gobierno, como se muestra en la foto que publicamos en la edición digital de GPS, pero en el fondo espera el primer momento para acentuar la disputa de manera irresponsable. No es la prudencia su virtud.

También ayer fue día de mecha corta. Ambos, Presidente y Gobernador, hacen lo que critican del otro, uno en la mañana temprano y el otro cómodamente al mediodía. 

Corral armó una forzada conferencia de prensa desde México en lugar de volar de inmediato de Aguascalientes a Chihuahua en cuanto terminó la reunión federalista. Simplemente sigue de paseo.

Los adjetivos y revelación de información que ha permanecido oculta en el timing electoral de poco ayuda en el desenredo del nudo gordiano creado.

Hace unas semanas decíamos que debían darse los detalles de la investigación del crimen de Jessica. Se cumplió el mes y nada.

Ahora Corral granea los datos sólo para profundizar su pleito con la federación, pero no para aclarar la verdad histórica de lo ahí ocurrido, torpeza evidente si es que la investigación está bien hecha como se presume.

Ahora sabemos que la carpeta se entregó a la Fiscalía General de la República hasta el 28 de septiembre, cuando pudo hacerlo inmediatamente a las pocas horas del terrible homicidio. ¿Para qué tanta dilación?

La información era fundamental para la detención inmediata de los responsables, pero en lugar de ello se jugó políticamente durante cuatro largas semanas. De poco ayuda la copia del acuse de recibido de la investigación, por cierto de muy mala calidad, exhibida ayer.

En la cuestión económica por el bloqueo en las vías del ferrocarril en Estación Consuelo, por las mismas. Son cientos si no es que miles de millones de pesos los que se han perdido en la cadena de proveeduría para las empresas chihuahuenses.

Pero Corral en lugar de resolver mediante la negociación, garantías, etc., deja correr y en varias ocasiones, de madrugada ha intentado el desalojo de mentiritas. Sigue tratando de engañar a la federación y a los agricultores, cuando en el fondo es la ausencia de gobernabilidad su yerro, no sólo en este tema sino en muchos otros.

El mea culpa desde la inútil oficina de la representación chihuahuense en la Ciudad de México de poco contribuye a dar confianza en una solución próxima. Es sólo expresión de incapacidad, que aterroriza por las consecuencias que aún faltan por venir.

*** 

Esta semana comenzó con alboroto en las filas de la Policía Municipal, pues salieron versiones de un inminente cambio en la jefatura que encabeza Gilberto Loya Chávez.

El director de Seguridad Pública es de los gestores y creadores de la llamada Plataforma Escudo, que la alcaldesa María Eugenia Campos ha presumido en foros nacionales e internacionales. Por eso es que Loya no se caería hacia abajo, sino hacia arriba, dado que es considerado de los técnicos azulados más sólidos en el equipo municipal. 

El cuerpo de mando de la Policía en la ciudad de inmediato paró antenas ante la probabilidad de un cambio en el que Loya Chávez seguiría teniendo los hilos de la corporación, sin estar formalmente al frente, pues pasaría a formar parte, de tiempo completo, del equipo que proyecta a Maru para 2021.

Estaría el jefe policiaco fuera de la nómina oficial, pero dentro del proyecto que ya no sólo ve a la capital como su prioridad, sino al resto del estado que dicho sea de paso está en buena medida gobernado por la delincuencia y el crimen organizado.

Por eso empezaron a empujar a mandos que tienen años en la corporación, algunos incluso que estaban a punto de pasar al retiro. 

Pero también comenzaron a barajarse nombres de mujeres que tienen trayectoria en seguridad, en Chihuahua y otras latitudes, que podrían pasar a liderar la DSPM justo en la recta final del periodo de la alcaldesa.

Así que el movimiento en la Policía Municipal, de darse en los próximos días, será muy interesante por los ingredientes que mezcla de los renglones de seguridad y política local.