Opinion

-Unos arrancaron; otros, ni cuenta

.

GPS / Columna

jueves, 29 abril 2021 | 05:00

-Quiere cobrar por renunciar... y en dólares 

-La última torpeza es heredar un elefante blanco

-Tiene más valor un cartoncito de tienda

Si algo de emoción le faltaba a las campañas electorales, en punto de las 00:01 horas de hoy salieron a la calle, con cubrebocas y gel, los candidatos a presidentes municipales y diputados locales.

Muy lejos de ser un secreto a voces que la contienda se da al ayuntamiento capitalino entre los dos Marcos, Bonilla y Quezada, el primero arrimándose al segundo.

En un tercer lugar muuuuy lejano, Sergio Carrillo del PRI, totalmente extraviado. Ayer tuvo una especie de resurrección, después de un tiempo desaparecido.

Los equipos de los punteros prepararon actos simbólicos de arranque, luego a dormir y muy temprano las primeras actividades públicas.

Hablando en plata, ninguno de los Marcos se detuvo ni un momento en las últimas semanas. Bonilla abriendo cancha y haciendo campaña sin candidata y en ocasiones enseguidita de ella.

Quezada de igual forma, pero atendiendo más bien grupos pequeños, de manera muy discreta.

No hay de otra, el mes de campaña es apenas un respiro, un abrir y cerrar de ojos, insuficiente para hacer algo trascendente.

Ese es el reto. Uno remontar, y el otro conservar la ventaja actual.

Los demás aspirantes, que alguien les avise que a partir de hoy pueden hacer campaña.

***

Como por cada presentación musical cobra arriba de los cinco mil dólares, el vocalista de Caballo Dorado, Eduardo “Lalo” Gameros, eso pide por dejar la candidatura del Partido Verde Ecologista a diputado local por el distrito 17.

Desde mediados de abril Gameros anunció su adhesión al proyecto de Maru Campos, Marco Bonilla y Carlos Olson, candidatos a la gubernatura, a la alcaldía y a diputado por ese distrito, todos del PAN. 

Sin duda una buena decisión en vista de cómo se encuentran las apuestas.

Sin embargo, no renunció a su candidatura en el minipartido verde. Así lo demuestra el registro oficial actualizado al día de ayer de la base de datos del Instituto Estatal Electoral (IEE). La imagen puede verse en la edición digital de GPS. 

Ello ha causado dudas, confusión y molestia en ambos bandos donde juega el famoso intérprete de “No rompas más...” y “Payaso de rodeo”, cuyos pegajosos jingles igual los adapta al corazón verde o al azul de sus fans.

Ha tenido presiones de los dos equipos para que deje formalmente la candidatura que le regaló el Verde. Unos porque no pueden designar a otro abanderado mientras no tengan la vacante formal registrada ante el IEE; otros por las confusiones que genera y porque su nombre irá en las boletas.

Pero por más presiones, Gameros le puso precio a quien le quiera pagar, ya sean los verdes o los azules, una cantidad similar a lo que cobra por presentación en Estados Unidos. Y tiene que ser en dólares, faltaba más.

No cabe duda que puede ser un activo valioso, pero no es lo mismo el capital político, sin precio, que el de la farándula. 

***

Es de su puño y letra la firma que al calce obra en las sendas iniciativas de reforma a la Ley de Presupuesto y creación de un excesivo nuevo organismo descentralizado bajo el pretexto de proteger de la violencia a las mujeres.

Pudo haberlo hecho el gobernador Javier Corral desde el cuatro de octubre de 2016 cuando tomó posesión del cargo, pero no lo hizo por comodidad y flojera.

Deambuló con el tema de las mujeres, utilizándolo políticamente, medrando con él, y evadiendo la alerta de género, ante la grave crisis de violencia y homicidio que enfrentan.

Era más cómodo pagar unos cuantos pesos por los programas de atención a la violencia de las mujeres que pensar en un órgano que se antoja excesivo en algunos rubros, como el de la alta nómina que considera, con una decena de direcciones, inmuebles y personal operativo. Más burocracia.

Es una inversión millonaria en un estado que él deja en bancarrota por su inadecuado manejo, al cual ahora le quiere cargar un organismo con funciones, muchas de ellas, ya consideradas en otras dependencias y órganos autónomos, como es el caso de la salud, DIF, Fiscalía, entre otras. Hasta consultorios médicos tendría.

Transcurrieron casi los cinco años, al borde de la conclusión de su mandato, y se le ocurre de pronto realizar reformas que son de calado e importancia por su repercusión presupuestal, y por ello deben ser revisadas por el gobernador o la gobernadora que llegue en octubre.

Eso es lo que se estila políticamente. Las únicas reformas legales que hay antes de la conclusión de un mandato de gobierno estatal son aquellas que los dos gobernadores, el entrante y el saliente acuerdan por consenso, para pavimentar su llegada, más aún en las condiciones actuales.

Cualquier otra modificación jurídica lleva trampa en el detalle.

La ley de presupuesto, por ejemplo, incluye una reforma a su artículo 40, para pasar por encima de la autonomía de determinación presupuestal del poder legislativo, imponiéndole un criterio de irreductibilidad en beneficio del nuevo organismo descentralizado propuesto.

No podrían los diputados tocar un peso del presupuesto que se autorice al descentralizado denominado Centro de Justicia para las Mujeres, es más, se reconocen derechos laborales adquiridos, un pasivo importante que se hereda de un plumazo y que significa millones de pesos a las alicaídas finanzas estatales.

Las iniciativas ya pueden consultarse en la página oficial del Congreso, serían para el anecdotario, si no fuera porque están por autorizarse en Comisión y posteriormente en el pleno. Un albazo legislativo de fin de quinquenio.

En el fondo, el brazo largo de Lucha Castro operando desde Barcelona, para conservar la nómina y algo más.

***

Guardando las proporciones, las declaraciones mañaneras del Presidente de la República en contra del INE y del Trife tienen un aroma a Donald Trump y sus palabras que llevaron a la toma del Capitolio.

Terminó la casa de los legisladores norteamericanos con severos daños, lesionados e incluso muertos, por una banda de ultraseguidores de Trump.

“...Yo quiero expresar que considero un exceso lo que aprobaron el día de ayer los magistrados del Tribunal Electoral. Es un golpe a la democracia, a la incipiente democracia mexicana...no es posible, no tiene justificación alguna... se me hace excesivo y además anti democrático”.

“Por eso -insistió el Presidente- hablo de que fue un golpe a la democracia, porque la democracia es el respetar la voluntad del pueblo. En la democracia es el pueblo el que decide, es el pueblo el que manda...”.

“La libertad no se implora, se conquista y se tiene que hacer valer la voluntad y los sentimientos del pueblo, en Guerrero y en Michoacán... no engancharse, no caer en la provocación, aceptar el resultado, sustituir candidatos y adelante, pero no caer en la provocación de la confrontación y de la violencia, seguir luchando de manera pacífica”.

“...guardadas las proporciones, algo parecido a lo que estamos viviendo. Siempre hablo de la transición, de que lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir. Entonces, estos organismos vienen del antiguo régimen, me refiero al INE y al tribunal”.

Son sus palabras con un toque final, el homicidio de Gustavo Madero...Ufff. Delicadas sin duda las declaraciones y con mil interpretaciones ante un cúmulo de seguidores, muchos radicales.

Eso y el ataúd afuera de las oficinas del INE, son un mensaje nada plausible ni democrático.

***

Las ironías del destino suelen ser bochornosas. Hace unas cuantas semanas; bueno, algo más, unos cuantos meses, si de algo sirve la franqueza, la directora general de El Heraldo volaba en la más lujosa aeronave del gobierno estatal, el Bell 429, a varios puntos de la sierra.

Lo hizo junto a Javier Corral. Casi al mismo tiempo publicó el Heraldo supuestas copias del expediente de la presumible nómina secreta para golpear sin misericordia a la entonces precandidata a la gubernatura, Maru Campos.

Eran días previos a la elección interna panista por esa candidatura. Corral aventó toda su apuesta por el malogrado delfín, Gustavo Madero. 

La gerencia de El Heraldo ordenó la impresión de varios miles de ejemplares con aquella nota. Maru arrasó al delfín y arrasó al impertérrito Palacio.

Ayer, la gerencia de El Heraldo, con mayor poder que la Dirección General, se plantó en una reunión de empresarios donde imploró una reunión con Maru, prometió oootro cambio en la línea editorial y pidió una reunión con la Dirección General para mañana viernes donde quieren a Maru.

La pregunta de los empresarios saltó espontánea: ¿envió al gerente de El Heraldo Javier Corral? ¿A quién pretenden verle la cara?