Opinion

-Va de mal en peor con sus tiempos...

-

GPS / Columna
lunes, 07 octubre 2019 | 05:00

-Sufren horrores pensionados de Fiscalía

-Mugrosean a artistas en Festival Chihuahua

-“La Coneja” y Fermín analizan vía independiente
 
 No llegó el gobernador siquiera a la meta de participantes ni mucho menos a su mejor tiempo en la carrera de la “Liberación” hoy denominada “Unidos con valor”.

Apenas superó los 56 minutos con evidente desgaste. Está muy lejos de aquellos 52 en 2016 o los 53 minutos del 2017.

Ha ido de mal en peor en su desempeño personal. Poco le ayuda contar con un entrenador personal que seguramente es con cargo al erario público.

Hizo casi el doble de tiempo que los ganadores, quienes dieron todo de sí, para obtener apenas un chequecito como estímulo económico.

Repartió la organización de la carrera apenas dos mil, mil quinientos y mil pesos a los ganadores de acuerdo al lugar en que quedaron.

Los premios tan furris y las cuentas alegres de las finanzas del evento generan muchísimas interrogantes.

Se habla de 200 mil pesos en premios, 18 mil míseros pesos para los ganadores y tres motos rifadas entre todos los participantes.

También las sumas de inscritos y sus pagos no son nada claros. Se obtuvieron, se supone, 446 mil 840 pesos, de 4 mil 933 corredores.

Pero no todos pagaron, hasta donde sabemos hubo muchos estudiantes y empleados de gobierno enviados para poder acercarse a la meta de los cinco mil corredores, que por supuesto no se logró.

Además se entregó un número con chip, una playera y una medalla conmemorativa de la carrera, que generaron costo-negocio de alguien, que se supone fue cubierto por patrocinadores.

Lo más adecuado sería que se transparentara completamente el gasto realizado, en esta y en las anteriores ediciones, los patrocinadores con montos o aportación en especie, porque todo parece indicar que salió más caro el caldo que las albóndigas, todo con el único objeto de generar imagen ante una percepción desastrosa de la administración pública estatal.

¿Quiénes son esos patrocinadores y qué compromisos generaron con la administración?, porque seguramente son proveedores permanentes.

En la imagen inserta en nuestra edición digital, Javier Corral, sosteniendo con desdén uno de esos cheques plásticos con la pírrica cantidad, entregado a uno de los esforzados primeros lugares.

¡Ah!!! Inevitable la caravana con sombrero ajeno: el cheque al DIF va firmado por el gobernador, pese a que él sabe y lo dijo públicamente, es un donativo de todos los corredores inscritos.

Con otro detalle, también necesario de mencionar, la ausencia de un diagnóstico médico previo general para los corredores, aunque fuera elemental, y no sólo prever la presencia de Cruz Roja, por las consecuencias que pudiera existir en ellos, particularmente en los de la tercera edad.


 ***


 En la Fiscalía General del Estado hay mucha molestia entre los trabajadores que tratan de pensionarse o jubilarse, después de años de esfuerzo.

Hay un verdadero acoso hacia los mismos, con tácticas de intimidación operadas por mandos medios y toleradas desde la cabeza.

Es un viacrucis el que han tenido que sufrir por el reconocimiento de antigüedades y derechos, incluidos sus estudios, el tiempo cotizado a Pensiones Civiles y por supuesto, el recurso aportado también al fondo de Ichisal.

La situación es una bomba de tiempo, porque se agrega a los problemas que tiene Pensiones Civiles ante los adeudos de diversas dependencias de gobierno, empezando por la Secretaría de Hacienda, que tiene en la picota al sistema pensionario.

En la especificidad de la queja, hacen hincapié los quejosos de los cálculos para pagar a Pensiones por antigüedad no reconocida, que en algunos casos son decenas de miles de pesos un día y al otro se dobletean sin justificación alguna.

Son agentes de la Policía Estatal y ministerios públicos, secretarias y personal de todo tipo, el que enfrenta esta ingrata situación.

Pero si se resisten, son citados para ser presionados y obligados a firmar retiros anticipados, en condiciones verdaderamente abusivas.


 ***


Mientras los altos funcionarios de la Secretaría de Cultura se dan la gran vida en sus viajes nacionales e internacionales, a los artistas contratados para presentarse en el Festival Internacional Chihuahua, los colocan en grave riesgo en su integridad física, sin atención ninguna de carácter médico ni la cortesía mínima de tomar llamadas.

Es dramática la historia que nos cuenta Yesenia en su reciente periplo por los pueblos olvidados de la sierra de Chihuahua, a donde fueron enviados en vehículos totalmente inadecuados. Del instrumento musical pasaron a empujar los vehículos en condiciones de grave riesgo.

Fueron expuestos por decenas de kilómetros en condiciones infrahumanas, a las cuales no están acostumbrados. Los zancudos hicieron su agosto lastimándolos terriblemente. Yesenia incluso tuvo que usar muletas durante varios días en virtud de la infección que le provocaron.

Todo esto sin la mínima cortesía ni atención por parte de la Secretaria de Cultura. Los organizadores inmediatos, Mariana Chico, Leonardo Miranda y Andrea Montes, escondieron la cabeza en la tierra como avestruces y sus jefes también -Concepción Landa, la Secretaría de Cultura, ni por enterada se dio- en la más completa omisión.

Los mugrosearon a tal nivel que tuvieron ellos que pagar los gastos médicos originados por los incidentes que enfrentaron. Todavía hoy ni una disculpa.

Lo grave es que si lo hicieron con ellos, al enviarlos a una presentación en condiciones deplorables, lo están haciendo con el resto de los artistas que participan en el Festival Internacional Chihuahua. 

Por ello el reclamo final de Yesenia en su muro de Face, que nosotros transcribimos textual, a ver si así se conduelen:
 “EXIJO RESPETO a los artistas, a su trabajo, pero principalmente a su vida. No esperemos a que fallezca alguien para tomarlo en serio, somos una comunidad desde hoy, busquemos que no lucren con nuestro trabajo y aparte nos menosprecien”.

En la edición digital, la imagen de las picaduras y la travesía accidentada.


 ***


Hace unos días hizo ruido la reunión nada casual del exsecretario general del PRI Nacional, Alejandro Gutiérrez “La Coneja” y el exdirigente del PRI Municipal de la capital, Fermín Ordóñez.

Se dio días después de que Ordóñez Arana aventara el arpa tricolor, sin salirse del partido, sólo de la presidencia del Comité Directivo Municipal.

El encuentro fue organizado por el también empresario coahuilense, quien prácticamente se naturalizó chihuahuense luego de pasar nueve meses como huésped distinguido del Cereso de Aquiles Serdán, acusado de peculado por millones de pesos.

Ahora se sabe que “La Coneja” buscó a Fermín para algo más que tomarse unas cervezas heladas delante de varios testigos que no se reservaron el dato de la reunión...y ahora también sueltan el contenido de la plática.

Gutiérrez se ofreció como intermediario de Ordóñez para que su situación la conociera el dirigente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas.

En primer lugar -también priista el exrecluso- se quiso asegurar de que no dejara su militancia por las pugnas internas existentes, pues lo considera un buen activo.

A Fermín lo ve como uno de los pocos aguerridos del PRI que se han atrevido a enfrentar políticamente al nuevo amanecer, pese a haber sido parte del gobierno de César Duarte.

Pero más que nada le pidió estudiar la vía independiente como posibilidad para una candidatura. Sabe que Fermín de por sí es risueño. Pero además de Coahuila no sólo trae parque para ir a la guerra, sino que ya tiene intereses importantes en Chihuahua, por algo ya tiene residencia de planta en la capital.

Así que no será sorpresa si comienzan a surgir en estos días grupitos pro independientes entre los amigos de uno y otro.