Opinion

-Va Maru contra copias fotostáticas

.

GPS / Columna

miércoles, 03 febrero 2021 | 05:00

-Miden nombres en encuesta morena

-Manchas que no se borran con informes

-Ojo con la ocupación de hospitales

El dato relevante de la audiencia judicial celebrada en el asunto de la alcaldesa con licencia Maru Campos, no es la existencia de un amparo, y con motivo de la suspensión ordenada, la incertidumbre de fecha para la realización de la denominada audiencia inicial o de imputación.

No. Ese dato simplemente es consecuencia del desorden y manipulación del expediente por parte de la Fiscalía, que se engolosinó con las carpetas de investigación, y sin sistematización alguna, aventó los montones de hojas en cajas y más cajas, haciendo de la mescolanza una ventaja indebida, sin ética alguna, violando cualquier aspecto del debido proceso.

Lo trascendente es que no hay originales de los supuestos recibos de recepción de dinero por parte de 150 personajes del mundo político, social y empresarial chihuahuense, entregados por el archienemigo César Duarte.

Son copias fotostáticas y en algunos casos, supuestas copias certificadas por notario público, envueltas en un halo de auténtica desconfianza. Terrible para quienes aceptaron devolver millones sólo con la amenaza del moderno Torquemada.

Al no existir esos documentos originales, está colgado el asunto menos que de alfileres, con testigos protegidos que han recibido prebendas de toda naturaleza, coaccionados para rendir declaración.

Por supuesto, el asunto en manos de Paco Molina, quien encabeza la defensa de Maru, exprocurador de justicia estatal y ex responsable del Instituto Nacional de Combate a las Drogas, va tomando forma en una defensa que empieza a encontrar la luz, revelándose como fondo el interés político. Miente, miente, que algo queda.

***

La violencia es una mancha negra sobre la administración corralista, por muchos informes que se rindan, con casi 10 mil 500 muertos en cuatro años, entre ellos, reconocidos derechohumanistas defensores de los que menos tienen, menos saben y menos pueden. Encima, es la insensibilidad marca de la casa.

El 31 de enero de 2017, apenas iniciado el gobierno de Corral, Juan Ontiveros Ramos fue asesinado por dos hombres armados, que lo secuestraron cuando regresaba de una reunión en la que peleaba los derechos de la comunidad, donde estuvieron representantes de autoridades federales y estatales, entre ellos de la Fiscalía General del Estado.

Ontiveros, de origen rarámuri, originario de Choreachi, tenía más de siete años en la pelea por la dignidad de su pueblo, frente a los taladores de bosques. Su historia es la misma de otros líderes sociales masacrados en la actual administración. Promesas hubo mil hacia ellos, todas incumplidas.

Se cumplió el cuarto aniversario y no hubo homenaje, ni mención alguna siquiera. Corren ríos de tinta en impresos del cuarto informe de Corral, spots, boletines, pero del líder social, y sus familiares cercanos, quienes también han sufrido persecución, escarnio y muerte, no se dijo ninguna palabra.

El gobernador anda muy ocupado en cómo sacar raja política de cualquier suceso, vender espejitos ante la sociedad entera, pero de los acontecimientos significativos ni quien se acuerde. Ese sello de indiferencia hace mas negra aún la mancha de los homicidios cometidos en su quinquenio.

***

Hay un juego perversillo en la que se supone ya es expresidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Rocío Reza, en relación con la hoy candidata electa al gobierno del Estado, Maru Campos.

Consiste dicha jugarreta en hacerle las contras, pero sin entrar a una confrontación directa, siempre le rehúye, con milimétrica precisión. No hay borracho que coma lumbre.

Incluso, hasta la fecha, durante la tremenda zarandeada al corralismo, Reza aguantó estoica, en los eventos públicos de triunfo del equipo de Maru, tanto en la votación de candidato a gobernador como de alcalde por Chihuahua.

Pero no se olvida ese jueguillo, que la coloca en un círculo tercero o cuarto de confianza, pese al lugar pluri en que será colocada, cachetada con guante blanco.

Todavía están vivos en redes sociales algunos mensajes que abrieron la zanja de distancia entre ambas.

El asunto del plebiscito por el proyecto del alumbrado, donde de inmediato, conocido el desenlace negativo, la entonces presidenta del partido, llamó a aceptar los resultados, innecesariamente, porque el asunto corría estrictamente en la cancha de Maru. Rocío no movió un solo dedo en beneficio del proyecto promovido por el ayuntamiento. Más bien hubo labor de zapa en contra.

También, presta Rocío al proyecto enviado por el gobernador para entrometerse a la vida de los partidos en la selección de candidatos. Solícita y proclive, aun y cuando significaba dados cargados en perjuicio de Maru. No dijo nada para defender la autonomía de la militancia panista.

Por supuesto, era mucho pedir que se involucrara en defensa de la principal aspirante a la candidatura, por la persecución inmisericorde contra Maru, que aún hoy continúa.

Pesada la loza que carga Rocío, con escasa calidad moral, aun y con toda la mano izquierda con que Maru ha ejecutado la operación cicatriz.

***

Ojo en el asunto de la pandemia que causa la enfermedad de Covid-19. Son ya 63 los intubados. Hace unos días eran 40. El número de pacientes que reciben esta atención medica se ha incrementado de manera alarmante.

Los contagiados hospitalizados se mantienen en cerca de 300, sin problema aparente son atendidos, con la capacidad supuestamente aún sobrada, pero hay alerta que no puede ser desoída.

El dato es engañoso. Delicias está al cien por ciento de su capacidad, con un número importante de casos activos. Los principales hospitales andan en el cincuenta por ciento de la capacidad.

No hay reunión del Consejo Estatal de Salud ni vísperas de convocatoria al mismo. Las decisiones, como ha sido costumbre, siguen siendo concentradas en el Secretario de Salud que no es médico.

***

Ayer comenzó a realizarse la encuesta de Morena para elegir a los candidatos a diputados federales por los distritos electorales 06 y 08, con cabecera en la capital del estado.

El ejercicio de medición sobre los aspirantes durará varios días, según el segmento en el que se aplique, pues también habrán de subirse los nombres de probables candidatos, militantes morenistas o no, que busquen la alcaldía, sindicatura y distritos locales de la ciudad.

Las encuestas en general están fuera del alcance de la dirigencia estatal del partido, que encabeza Martín Chaparro Payán; al menos eso es lo que se dice entre la militancia, que esperará resultados de aquí a principios de marzo.

En el Distito 06 van por la candidatura Heidi Segovia, quien ha estado trabajando de cerca con Osmand González, que va por el registro en estos días a la diputación local por el Distrito 12 local; también la consejera Karen Mora y un desconocido Francisco Bouteille.

Por el Distrito 08 se la juegan el puntero Fernando Tiscareño, excandidato a alcalde, así como Elena Rojo, Hugo González y otro desconocido, Luis Rascón.

Tiscareño tiene sus orígenes en el tricolor igual que quien fuera su jefe, el exalcalde Marco Adán Quezada, que es la otra pieza externa con la que juegan los morenistas para lograr una dupla que levante la eventual campaña constitucional por la capital.