Opinion

-Vendedores de burritos en mira de inspectores

.

GPS / Columna

miércoles, 11 mayo 2022 | 05:00

-Lleva jiribilla “El Pichú” en transparencia

-Son simples espectadores en la inseguridad

-De nuevo brinca la idea sobre médicos cubanos

Son cientos los chihuahuenses que han montado una hielera en plena calle para vender burritos, como única vía de manutención de sus familias.

Los vemos por todos lados, inclusive en el primer cuadro de la ciudad, donde son famosos los vendidos en la tercera y Ojinaga.

Muchos de ellos llegan de manera subrepticia, están apenas unos minutos, donde atienden filas de decenas, muchos funcionarios de distintos niveles de gobierno.

Por lo regular los inspectores ni pelan a quienes se dedican a estos negocios de sobrevivencia, todos ellos basados en la buena fe y en una buena preparación de guisos.

Nos mandaron foto de quienes aparentemente son inspectores municipales, sobre la Industrias y Dostoyevski, de una visita sorpresa a una doña que tiene años vendiendo burritos con el infaltable serrano estilo “amor”, (amordidas).

Esa presencia debería entenderse normal y ordinaria, si no es que nos dicen que ha sido demasiado insistente en las últimas semanas.

Lo irónico es que sobre esa misma vialidad se pone en diversos días el tianguis, con cientos de vendedores de chácharas, ropa y alimentos, sin que nadie, nadie les diga nada.

Es una romería de miles de personas, bajo la mirada impune de los mismos inspectores que han de pasar con lentes oscuros, porque a su vista no aparece nada.

Como que no es pareja la intervención de los celosos inspectores. Es evidente la intención  de “tumbar” hasta a los burreros con alguna “módica” cuota.

***

Sabe muy bien Gustavo de la Rosa Hickerson, “El Pichú”, que el retraso en el desahogo de los recursos de revisión dentro del Instituto Chihuahuense para la Transparencia corresponde en su gran mayoría ni más ni menos que al comisionado Rodolfo Leyva.

El informe público 2021 tiene una tabla que presenta la atención y desatención de los mencionados recursos a cargo de la ponencia de Leyva, Alejandro de la Rocha y Amelia Martínez.

Ese dato ya lo conocía de la Rosa cuando presentó el punto de acuerdo autorizado por el pleno LXVII/URGEN/0239/2022 II P.O., y notificado vía oficio No. 395/2022 II P.O. ALJ-PLeg el pasado dos de mayo al Ichitaip.

Se trata entonces de una dedicatoria muy clara del legislador morenista, quien sabe con qué intención, molestar, incomodar o maltratar al comisionado, para cobrar alguna vendetta añeja en favor del exgobernador Corral, con quien sostuvo Leyva un enfrentamiento por la imposición del esposo de la entonces Secretaria de la Función Pública, Stefany Olmos.

Al 2020, el comisionado Leyva tenía 442 recursos de revisión pendientes. No sabemos a la fecha cómo estará, pero del 17 al 21 apenas resolvió 56.

Los recursos de revisión son aquellos mecanismos que tienen los ciudadanos para inconformarse ante las resoluciones de no entregar información por parte de los sujetos obligados. Trae mucha jiribilla entonces el oficio enviado por “El Pichu” de la Rosa.

***

En algún momento perdió el Congreso del Estado por la vía de hecho, obviamente no de manera legal, la facultad constitucional que le otorga realizar o ratificar los nombramientos de los directores de seguridad pública municipal.

Como es optativo de los ayuntamientos solicitarlos, es más que obvio que en la mayoría de los casos, sino es que, de manera total, han optado por no enviar el asunto a los legisladores, quienes se mantienen simplemente ajenos, cuando debieran llevar responsabilidad compartida.

Esa facultad era importante para romper con la fragilidad del nombramiento realizado a nivel municipal, por compadrazgos e incluso, familiaridades.

Es importante de manera general, pero en particular en aquellos municipios en que resulta apremiante la intervención, por las acusaciones de complicidad con el crimen organizado.

Por ejemplo, está Nuevo Casas Grandes convertido en un auténtico polvorín por el nombramiento de Ricardo González Toala como responsable de Seguridad Pública.

El anterior jefe de la policía municipal en aquel municipio se retiró del cargo al resultar lesionado en una emboscada donde murieron varios de sus escoltas.

El tema lo traen los LeBaron y las redes sociales en aquel municipio, donde no sueltan la debilidad de la policía y sus presuntos vínculos criminales.

Precisamente hace algunos años se estableció la facultad de intervenir al Congreso en la designación de los jefes policiacos, pero de manera imperfecta, haciéndolos simples observadores de la grave crisis de seguridad.

***

Durante la pasada administración estatal se especuló acerca de la contratación de médicos cubanos asignados a distintas unidades hospitalarias y de primer nivel en el Estado de Chihuahua.

Jamás hubo información clara al respecto, cero transparencia ni rendición de cuentas, de un programa impulsado a nivel federal, y acogido con gran gusto en el ámbito estatal.

A unos años de esos rumores, de nuevo brinca el tema por el anuncio presidencial de la contratación de médicos de la isla cubana, 500 a nivel nacional.

Hay gran descontento de los colegios de profesionistas de la salud por el anuncio, que ya se pronunciaron con desplegado en redes, porque hay muchísimos médicos mexicanos mal pagados y sin prestaciones, y en lugar de ellos serán contratados médicos extranjeros.

Es más, son enviados los médicos recién egresados a cumplir con jornadas en condiciones de riesgo, recibiendo una beca pequeñísima.

Son aspectos que deberían ser revisados tanto por la Secretaría de Salud federal, que es quien absorbería a dichos médicos, y en algunos casos, la secretaria estatal, como ocurrió, según se ha especulado, en la anterior administración, sólo por quedar bien con el gobierno central.